Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,304.72
    +36.88 (+0.70%)
     
  • Dow Jones

    39,069.59
    +4.33 (+0.01%)
     
  • Nasdaq

    16,920.79
    +184.76 (+1.10%)
     
  • Russell 2000

    2,069.67
    +21.26 (+1.04%)
     
  • Petróleo

    77.80
    +0.93 (+1.21%)
     
  • Oro

    2,335.20
    -2.00 (-0.09%)
     
  • Plata

    30.54
    +0.09 (+0.28%)
     
  • dólar/euro

    1.0850
    +0.0032 (+0.29%)
     
  • Bono a 10 años

    4.4670
    -0.0080 (-0.18%)
     
  • dólar/libra

    1.2739
    +0.0041 (+0.32%)
     
  • yen/dólar

    156.9430
    +0.0050 (+0.00%)
     
  • Bitcoin USD

    68,760.22
    +1,228.73 (+1.82%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,444.75
    -23.35 (-1.59%)
     
  • FTSE 100

    8,317.59
    -21.64 (-0.26%)
     
  • Nikkei 225

    38,646.11
    -457.11 (-1.17%)
     

El oscuro motivo por el que los televisores son cada vez más baratos

Hay una sencilla razón por la que tu nuevo televisor inteligente es tan asequible: está recopilando y vendiendo tus datos, y sirviéndote anuncios.

Una mano sostiene un mando ante una smart TV (Getty Creative)
Una mano sostiene un mando ante una smart TV (Getty Creative) (DmitriMaruta via Getty Images)

Tu televisor inteligente te vigila. Y también gana dinero contigo. Por eso los precios de los televisores han bajado tanto en los últimos cinco años. No lo decimos nosotros, lo reconoce un directivo de una de las marcas de TV's más económicas del mercado.

Gracias a empresas como Vizio y TCL, los televisores gigantes con marcos finísimos, una calidad de imagen brillante y servicios de streaming integrados son más asequibles que nunca.

Si quieres una smart TV 4K de 65 pulgadas con HDR, puedes comprarla por menos de US$500, un precio que puede parecer sorprendentemente bajo para una pieza de tecnología tan grande, pero que probablemente vivirá en tu casa durante años antes de que la actualices.

PUBLICIDAD

Pero ese bajo precio conlleva una advertencia que la mayoría de la gente probablemente desconoce: algunos fabricantes recopilan datos sobre los usuarios y los venden a terceros. Los datos pueden incluir los tipos de programas que ves, los anuncios que ves y tu ubicación aproximada.

La clave para la industria

En una entrevista realizada en enero en el podcast de The Verge al director de tecnología de Vizio, Bill Baxter, se explicaba muy bien cómo funciona este sector.

"Es un sector muy competitivo", dijo Baxter. "Es una industria con un margen del 6%. La estrategia principal es que no necesito ganar dinero con la televisión. Necesito cubrir mis costes".

Más concretamente, las empresas como Vizio no necesitan ganar dinero con cada televisor que venden.

Los televisores inteligentes pueden venderse al precio de coste o casi al precio de coste para los consumidores porque Vizio puede monetizar esos televisores mediante la recopilación de datos, la publicidad y la venta directa al consumidor de entretenimiento (películas, etc.).

O, como dice Baxter:

"No se trata sólo de recopilar datos. Se trata de la monetización posterior a la compra del televisor".

Y hay varias formas de monetizar esos televisores después de la compra inicial.

"Se venden algunas películas, se venden algunos programas de televisión, se venden algunos anuncios, ya sabes", dijo. "En realidad no es tan diferente de la página web de Verge". Son esas formas adicionales de ingresos las que ayudan a que los grandes y bonitos televisores inteligentes de empresas como Vizio y TCL sean tan asequibles.

También te puede interesar:

Una tienda de televisores en Corea del Sur. Foto: REUTERS/Kim Hong-Ji
Una tienda de televisores en Corea del Sur. Foto: REUTERS/Kim Hong-Ji (Kim Hong-Ji / reuters)

Los consumidores tendrían que pagar más sin esa fórmula

Incluso empresas como Sony, que fabrican televisores inteligentes de gama alta con precios igualmente elevados, están participando en estas formas adicionales de ingresos. Según informa Ars Technica, la última actualización de Android TV introdujo en la pantalla de inicio una fila entera de contenidos patrocinados, es decir, publicidad.

Según Baxter, sin esa fuente de ingresos, los consumidores pagarían más por adelantado. "Recaudaríamos un poco más de margen en la venta al por menor para compensarlo", dijo.

¿Por qué Baxter habla tan a las claras ahora de los datos que recopila su empresa, cuando fue multada hace tan solo 24 meses? Pues básicamente, porque Vizio ahora deja claro en los términos y condiciones de uso de sus televisores que recopila datos. Sí, exactamente igual que cualquier otro fabricante. Por eso tu tele recoge datos de uso, los empaqueta y los envía al fabricante, que luego hace con ellos lo que quiere.

Vizio fue sancionada por ello

En 2017, Vizio resolvió una denuncia ante la Comisión Federal de Comercio (FTC) en la que se alegaba que había recopilado datos de 10 millones de televisores sin el consentimiento del consumidor, incluidas direcciones IP.

La información se recopila través de una función llamada Smart Interactivity, que se promocionaba como capaz de ayudar al consumidor a encontrar contenido y personalizar la publicidad en función de los hábitos de visualización.

La denuncia, presentada por la FTC y la División de Asuntos del Consumidor de Nueva Jersey, se resolvió por 2,2 millones de dólares. Vizio no admitió ninguna infracción y afirmó que no se asociaron datos de visionado con información personal.

Otro servicio de recogida de datos, Samba TV, tiene relaciones con fabricantes como Sony, Sharp, TCL y Phillips. Se insta al consumidor a activar el software al conectar el televisor por primera vez para obtener recomendaciones de contenidos.

Si el usuario lo acepta, Samba TV rastrea prácticamente todo lo que aparece en pantalla, aprende qué programas están viendo los espectadores y colabora con los anunciantes para dirigir anuncios a otros dispositivos conectados a Internet en el hogar (una excepción notable es Netflix, que tiene acuerdos con los fabricantes que prohíben el seguimiento de terceros en su servicio). En 2018, Samba TV dijo que estaba recopilando información de 13,5 millones de televisores en Estados Unidos.

¿La moraleja? Si tienes un televisor inteligente, probablemente te convenga examinar la política de adquisición de datos y optar por no participar a través del sistema de menús. Si no, da por hecho que tu televisor ya no es una pantalla pasiva. Te está vigilando.

También te puede interesar | EN VIDEO: 5 aplicaciones para controlar mejor tu dinero