U.S. markets closed

El coronavirus podría acabar con hoteles, cafeterías y bares

Barman preparando un mojito. Foto: Getty

La industria hotelera de todo el mundo se enfrenta el desafío sin precedentes: mantenerse a flote en medio del brote de coronavirus.

A diferencia de la crisis crediticia de 2008, cuando las empresas y las personas redujeron sus gastos tras el colapso del sistema financiero, la pandemia de coronavirus del 2020 está obligando o animando a las personas a mantenerse alejadas de los espacios públicos con aglomeraciones y a adoptar medidas de distanciamiento social o autoaislamiento .

Más de 140.000 personas en todo el mundo han contraído el coronavirus y se han producido 5.443 muertes. Esas cifras incluyen los más de 22.000 casos de coronavirus confirmados en Europa. De esas personas contagiadas por el virus, más de 1.200 han muerto.

Por tanto, se trata de una situación problemática para los sectores que dependen de los encuentros sociales, como los bares, hoteles y restaurantes. Muchas de esas empresas, tanto grandes como pequeñas, no saben si existirán a finales del año. En Estados Unidos, el coronavirus amenaza los empleos de esos 15 millones de trabajadores, por no hablar de las cifras a nivel mundial.

La situación es tan preocupante que las compañías y los grupos de presión han emitido cartas y advertencias al gobierno sobre la supervivencia de grandes sectores de la industria.

Esta semana, Andrea Johnston, el director de operaciones de la compañía de reservas de restaurantes online OpenTable reveló una serie de datos que muestran las graves consecuencias que está sufriendo este sector debido al coronavirus.

Durante las últimas dos semanas, las reservas se han reducido rápidamente, lo que significa que cada vez menos personas salen a la calle y gastan dinero o pasan tiempo en los restaurantes.

Gráfico: OpenTable

“La pandemia de COVID-19 está haciendo que muchos nos quedemos en casa y nuestra comunidad de casi 60 000 restaurantes se enfrenta a una severa reducción del número de comensales”, apuntó Johnston.

“Las reservas se mantuvieron estables en febrero con un gran aumento el Día de San Valentín. Pero marzo trajo nuevas preocupaciones sobre la salud y seguridad en todo el mundo. Al observar los datos globales de los restaurantes en nuestra plataforma, a través de las reservas online, telefónicas y visitas directas, notamos que durante la última semana se ha producido una fuerte caída”.

El lobby UK Hospitality también advirtió que se perderá “un número significativo” de empleos para el mes de mayo, si las leyes no cambian para proteger a las empresas de las cadenas hoteleras, cafeterías y restaurantes en medio de la pandemia de coronavirus.

En una carta enviada al canciller del Reino Unido, Rishi Sunak, publicada por la BBC, la directora ejecutiva de UK Hospitality, Kate Nicholls, dijo que el impacto del coronavirus era una “amenaza existencial” para el sector y que deben promulgarse nuevas leyes para permitir el despido temporal del personal.

“Esto es crítico para el negocio: se trata de negocios que trabajan con efectivo, en otras palabras: si nadie entra por la puerta, se quedarán sin efectivo rápidamente”, señaló.

“Así que estamos hablando de que se necesita una intervención para la próxima semana para asegurarnos de que dentro de seis u ocho semanas estos negocios seguirán trabajando. Si no recibimos ese apoyo, en mayo nos enfrentaremos a quiebras comerciales y un número significativo de trabajos estarán en riesgo”.

El número de casos confirmados de coronavirus en el Reino Unido aumentó a 798 el 13 de marzo. Un total de 11 personas han muerto. Sin embargo, el gobierno estima que el verdadero número de casos oscila entre los 5 000 y 10 000.

Gráfico: Yahoo Finanzas

Cada gobierno está lidiando con la pandemia de manera diferente. Algunos países, como Estados Unidos, han establecido prohibiciones de viaje, mientras que otros, como Italia, han impuesto bloqueos en todo el país.

Si bien ciertos controles de viaje pueden estar justificados, “no se considera que las prohibiciones generales de viajes sean las medidas más efectivas”, según la Presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. En cambio, la Unión Europea ha instado a los estados miembros a centrarse en la implementación de exámenes de salud en las fronteras para seguir facilitando la libertad de movimiento.

Artículos relacionados:


Lianna Brinded