U.S. Markets closed

El subempleo para recién graduados es peor hoy que a principios de los 2000

La tasa de subempleo para recién graduados en la universidad es más alto hoy de lo que era a principios de los 2000. Cada vez más personas tienen trabajos para los que están sobrecualificadas solo para poder subsistir, aceptando trabajos que no requieren un grado universitario. Y eso a pesar de una década de bajo desempleo, crecimiento económico y un mercado de valores en máximos históricos.

Según datos de marzo, la tasa de subempleo para trabajadores de entre 22 y 27 años se sitúa en un 41,3 %, según el Banco de la Reserva Federal de Nueva York.

Un restaurante McDonald's en Atlantic Highlands, Nueva Jersey (AP Photo / Julio Cortez, archivo).

El hecho de que haya millones de recién graduados que optan por trabajos que no requieren título de grado a menudo se enmascara con unas cifras del mercado laboral optimistas; la tasa de desempleo cayó a 3,6 % en abril. A principios de los 2000 ‒en el apogeo de la burbuja de los puntocom y el consiguiente mercado a la baja‒, la tasa de subempleo entre recién graduados era del 38,5 % (en noviembre de 2002), mientras que la tasa de desempleo era de 5,9 % ese mismo mes.

Fuente: Banco de la Reserva Federal de Nueva York

Subempleo para recibir una mejor paga

Una de las principales razones por las que los recién graduados toman trabajos que no requieren un grado universitario es que están buscando un salario más alto. El economista en jefe de Glassdoor, Andrew Chamberlain, dice que las investigaciones han mostrado que estos recién graduados buscan trabajos en comercio especializado y comercio electrónico porque estos puestos están mejor pagados.

“Son trabajos en los que los empleadores tienen dificultades para encontrar gente y los salarios están aumentando rápido en muchos de estos trabajos de obrero de cuello azul”, dice.

Fuente: Banco de la Reserva Federal de Nueva York

Aumento de la competencia

Hay más gente entrando hoy al mercado laboral con un grado universitario de la que había en los años 90, lo que hace que sea más difícil para los trabajadores distinguirse a sí mismos por el solo hecho de tener un título.

“Está convirtiéndose en el estándar”, dice Chamberlain. “Es parte de la razón por la que estamos viendo una tasa más alta [de subempleo]”.

Las universidades también han tardado en brindar las habilidades que quieren los empleadores a medida que todos los campos se vuelven más técnicos, dice Chamberlain. Para superar el desafío de pasar de la universidad a un puesto de trabajo de cuello azul, los graduados jóvenes se ven obligados a comenzar con empleos por debajo de su cualificación.

“Así es como funciona a menudo con las carreras para la gente joven”, dice Chamberlain. “Simplemente haces cualquier cosa para entrar, y una vez que estás adentro, tienes la posibilidad de crear redes informales y encontrar tu trabajo verdadero dentro de la empresa”.

Para aquellos que optan por permanecer en la universidad para conseguir un título, Chamberlain recomienda hacer una pasantía todos los años que se esté en la universidad porque eso mejora las posibilidades de los graduados de encontrar un trabajo relacionado con su especialización.

Impacto sobre los préstamos estudiantiles

Con aproximadamente un millón de personas que cada año incumplen los préstamos estudiantiles por primera vez, estar subempleado conlleva riesgos reales para los trabajadores si no ganan lo suficiente como para asumir las cuotas mensuales. “Los incumplimientos de préstamos estudiantiles casi siempre son causados por gente… que no es capaz de conseguir trabajos pagados decentemente después de la universidad”, dice Chamberlain. “Estar subempleado sería una de esas razones”.

Afortunadamente, a medida que el mercado laboral sigue estrechándose, la tasa de subempleo se está reduciendo constantemente.

Sibile Marcellus