U.S. Markets closed

Elon Musk el empresario que quiso ser el héroe de Tailandia y terminó siendo acusado de narcisista

LA NACION

La figura de Elon Musk, el empresario tecnológico, que se ofreció a colaborar en la operación del rescate de los chicos atrapados en la cueva de Tailandia, se convirtió en un blanco de críticas a favor y en contra. Después de que el gobierno tailandés declinara amablemente su oferta de proveer un mini-submarino fabricado con piezas de cohetes, al considerarlo poco práctico para la misión, el ingeniero fue señalado como "narcisista" y "oportunista".

Dado que, a pesar de la buena intención, liderar las operaciones de rescate también habría sido una oportunidad de oro para Musk a la hora de promocionar las empresas con las que quiere materializar su afán por conquistar el espacio (SpaceX), la superficie terrestre (Tesla), e incluso el subsuelo (The Boring Company).

Sin embargo, el ingeniero se defendió en las redes sociales y aclaró que siempre estuvo en contacto con Richard Staton, uno de los dos buzos británicos que encontró a los chicos y a su entrenador mientras que estaban desaparecidos, quien le solicitó hasta el sábado pasado que continue trabajando en el submarino como una opción alternativa si comenzaban las fuertes lluvias. Musk compartió en un tuit la comunicación por mail y las replicas no tardaron en llegar.

La necesidad de Musk de salir a explicar vía Twitter pudo haberse debido a los dichos del gobernador Narongsak Osatanakorn, al considerar al minisubmarino como "sofisticado" y poco "práctico". Tal es así, que aclaró que el jefe de la operación de rescate no era Osatanakorn, sino Staton.

De todas formas, el ingeniero mediático también recibió el apoyo de diversas personas en las redes sociales, que destacaron su intento de colaboración, e inversión de tiempo y dinero. También fue respaldado por parte del primer ministro tailandés, Prayut Chan-o-cha, que dijo que estaba muy agradecido por sus esfuerzos.