U.S. Markets close in 3 hrs 41 mins

El EMotion de Fisker se muestra en CES 2018 y deja muy buenas sensaciones

Daniel Matus

Subscribe on YouTube

Henrik Fisker es, por sobre todas las cosas, un tipo persistente. Después de dejar a su homónimo Fisker Automotive (que desde entonces ha sido resucitado como Karma Automotive), el diseñador de automóviles que creó modelos como el BMW Z8 y Aston Martin DB9, comenzó una segunda empresa con la intención de fabricar otro carro de lujo llamativo.

La nueva Fisker Inc. anunció sus planes para fabricar un vehículo eléctrico llamado EMotion el año pasado, y cada vez hemos ido conociendo más detalles. Fisker dijo anteriormente que el EMotion tendría un rango de 400 millas y una velocidad máxima de 161 mph. Después supimos que tendrá un costo de $129,000 dólares. Fisker dijo que este es el precio de los modelos con un “paquete de baterías ultra grande”, lo cual indica que, al igual que Tesla y Lucid Motors, ofrecerá múltiples tamaños de batería.

Habíamos visto ya varias imágenes de él, pero finalmente pudimos tenerlo ante nuestros ojos. El modelo de producción que se muestra en el CES 2018 se atenúa un poco desde el prototipo original. Pero su variedad de formas en lugar de una parrilla tradicional, sus faros de aspecto inusual y detalles como sus puertas tipo mariposa, hacen que el EMotion siga siendo un modelo de diseño salvaje. Su silueta —acentuada por llantas de 24 pulgadas con bordes de fibra de carbono— nos recuerda el Karma original.

Sabemos que el EMotion es completamente eléctrico, pero los detalles técnicos completos siguen siendo un poco vagos. Se nos dice que sus motores eléctricos “múltiples” generan 780 caballos de fuerza, suficientes para hacer pasar este sedán con tracción total de cero a 60 mph en menos de tres segundos. El EMotion se lanzará con una batería de iones de litio lo suficientemente grande como para ofrecer 400 millas de alcance, más que el Model S. de Tesla. Sin embargo, olvídate de las baterías de grafeno, al menos, de momento. El vehículo ofrecerá al menos 500 millas de alcance cuando pueda hacer uso de la tecnología de baterías en estado sólido, las cuales Fisker espera llevar al mercado durante la próxima década.

Fisker diseñó su EMotion teniendo en cuenta la auto-conducción desde el principio. Múltiples sensores LiDAR, sensores ultrasónicos y cámaras lo ayudan a manejarse por sí mismo en distintas situaciones, que van desde el tráfico intermitente hasta tramos en las autopistas. Por supuesto, el volante se mantiene en su sitio, todo para que el usuario pueda tomarlo cuando la ocasión lo requiera.

Con su largo alcance y su elevado precio, el EMotion parece apuntar directamente al Model S. Fisker igualmente tomará prestadas un par de cosas del catálogo de jugadas de Elon Musk, incluyendo un sistema de carga rápida, análogo a los Supercargadores de Tesla. Llamado “UltraCharger”, Fisker asegura que agregará 100 millas de alcance en nueve minutos. Sin embargo, y al igual que con otros sistemas de carga rápida, el tiempo para una carga completa podría ser significativamente más prolongado.

Fisker también adoptará el modelo de Tesla para la venta de sus automóviles: directamente a los clientes a través de su sitio web, o a través de tiendas de propiedad de la empresa. Tesla se ha enfrentado a la oposición significativa de los concesionarios de automóviles por su modelo de ventas directas, cosa que ven —evidentemente— como una amenaza para su negocio. En muchos Estados también tienen leyes de franquicia que impiden a los fabricantes de automóviles vender sus creaciones directamente a los clientes.

El Fisker EMotion entrará en fase de producción en el 2019, pero Fisker ya ha comenzado a recibir pedidos desde junio pasado. Mientras tanto, Karma Automotive, la ex Fisker Automotive, está construyendo de nuevo el Fisker Karma, rebautizado como Revero. Eso sí, Karma ya comenzó a enviar los primeros carros a sus clientes el mes pasado.