U.S. markets close in 1 hour 32 minutes
  • S&P 500

    4,062.47
    -14.13 (-0.35%)
     
  • Dow Jones

    33,769.26
    -316.78 (-0.93%)
     
  • Nasdaq

    11,589.25
    +4.70 (+0.04%)
     
  • Russell 2000

    1,930.90
    -1.05 (-0.05%)
     
  • Petróleo

    76.69
    -2.18 (-2.76%)
     
  • Oro

    1,940.70
    -4.60 (-0.24%)
     
  • Plata

    23.59
    -0.24 (-1.01%)
     
  • dólar/euro

    1.0913
    +0.0047 (+0.44%)
     
  • Bono a 10 años

    3.4810
    -0.0480 (-1.36%)
     
  • dólar/libra

    1.2295
    -0.0022 (-0.17%)
     
  • yen/dólar

    129.5850
    -0.4830 (-0.37%)
     
  • BTC-USD

    23,050.82
    -70.01 (-0.30%)
     
  • CMC Crypto 200

    521.87
    +279.19 (+115.05%)
     
  • FTSE 100

    7,761.11
    -10.59 (-0.14%)
     
  • Nikkei 225

    27,346.88
    +19.77 (+0.07%)
     

Una empresa argentina creó las primeras lentes multifocales diseñadas por software sin intervención humana

La compañía argentina Opulens desarrolló una tecnología para crear, vía software y algoritmos generativos, lentes multifocales con menos imperfecciones ópticas que las normales
La compañía argentina Opulens desarrolló una tecnología para crear, vía software y algoritmos generativos, lentes multifocales con menos imperfecciones ópticas que las normales - Créditos: @Shutterstock

La presbicia es un error de refracción que le dificulta a las personas de mediana edad (sobre todo post 40 años) y a los adultos mayores ver cosas de cerca. Ocurre cuando el cristalino (la parte del ojo que ayuda a enfocar) deja de enfocar la luz correctamente en la retina. La solución son los lentes multifocales o progresivos. Sin embargo, hay un problema que matemáticamente no puede ser resuelto. Y son las zonas de aberraciones, una zona de la lente que tiene calidad óptica mala y que, aunque el cerebro se acostumbra a ignorarla, suele provocar molestias, como dolores de cabeza.

La empresa argentina Opulens, dedicada hace años al diseño de este tipo de lentes, está detrás de esta cuestión y cree que tiene una solución. Se trata del desarrollo de un algoritmo que genera un diseño de lente no supervisado, que devuelve a los laboratorios ópticos la posibilidad de una lente con menos zonas de imperfecciones que producen imágenes defectuosas. Es un desarrollo 100 por ciento nacional (con una inversión de 1,5 millones de dólares) que involucró a más de 6 profesionales, todos argentinos, del sector de la física, matemáticas, ingeniería informática, de sistemas, de la industria óptica y especialistas en computación científica, quienes dedicaron más de 4 años en crear esta tecnología.

“Es el santo grial de este negocio”, describe Gabriel Martin, físico y Director de Investigación y Desarrollo de la tecnología Novar, de la que es propietaria Opulens. “El objetivo de nuestro trabajo es desarrollar una lente progresiva lo más confortable posible. La lente ideal no existe, pero se puede seguir mejorando la calidad óptica de las mismas”, asegura. La empresa en la que trabaja Martin, Opulens, es la que provee el software de diseño para que el laboratorio óptico le entregue a la óptica el material al cliente. “Hacemos la geometría de diseño”, explica. A partir de un algoritmo genético evolutivo, y sin supervisión humana, el software logra optimizar el diseño del lente, para encontrar diseños que amplían los campos visuales del lente, reduciendo los astigmatismos periféricos.

La empresa se inició a principios de los años´90 cuando los hermanos Diego y Mauro Stabile, desde la habitación de su casa en Pilar, comenzaron a interesarse por el mundo de la visión y sus oportunidades. Con este desarrollo, bautizado AI-Lens, es la primera y única empresa en el mundo en aplicar inteligencia artificial para el diseño y producción de lentes multifocales. La inteligencia artificial es la rama de la ciencia de la computación que estudia el diseño de agentes inteligentes, softwares que perciben el entorno y realizan acciones adecuadas para alcanzar un objetivo o tarea. En este caso, lograr la lente multifocal lo más perfecta posible.

El desarrollo de Novar, esta nueva tecnología, comenzó en 2008; la compañía la usa para fabricar lentes en el país y también la exporta como servicio a otras naciones. Con este sistema se fabricaron más de 12 millones de lentes en todo el mundo, gracias al software que permite fabricar lentes con un diseño personalizado, y moldearlas a medida. Según explican en la compañía, “se realiza primero el diseño del lente vía software y luego se manda esa información a los equipos Freeform Technology para su fabricación. Desde los laboratorios se conectan a un servidor, que en 20 segundos, con la receta oftálmica, hace el cálculo y devuelve el diseño del lente para materializarla en la línea de producción.”

Según prometen, “de cara al consumidor final, los usuarios de lentes diseñados con esta tecnología tendrán una mejor calidad de visión, ya que todas las áreas de las lentes tendrán mejor definición y más amplitud de campos ópticos, lo que brinda una visión más natural y confortable”. Mundialmente, hay solo 9 empresas de diseño de lentes oftalmológicos y entre ellas se encuentra Opulens. Con su tecnología Novar está presente en más de 52 países del mundo, tales como Brasil, Perú, Ecuador, Colombia, México, Estados Unidos, Francia, Italia, Reino Unido, Argelia, Sudáfrica, Emiratos Árabes, Arabia Saudita, Pakistán, India, China, Bangladesh, Myanmar, entre otros, y que partir de ahora desarrollarán lentes con esta nueva tecnología. Son 100 empleados y este año prevén facturar 400 millones de pesos.