U.S. markets closed
  • F S&P 500

    4,135.75
    -12.00 (-0.29%)
     
  • F Dow Jones

    33,886.00
    -76.00 (-0.22%)
     
  • F Nasdaq

    12,582.50
    -41.50 (-0.33%)
     
  • RTY=F

    1,986.70
    -6.80 (-0.34%)
     
  • Petróleo

    73.48
    +0.09 (+0.12%)
     
  • Oro

    1,879.10
    +2.50 (+0.13%)
     
  • Plata

    22.30
    -0.11 (-0.47%)
     
  • dólar/euro

    1.0791
    -0.0006 (-0.05%)
     
  • Bono a 10 años

    3.5320
    +0.1360 (+4.00%)
     
  • Volatilidad

    18.33
    -0.40 (-2.14%)
     
  • dólar/libra

    1.2039
    -0.0017 (-0.14%)
     
  • yen/dólar

    132.2930
    +1.1430 (+0.87%)
     
  • BTC-USD

    23,059.23
    -224.42 (-0.96%)
     
  • CMC Crypto 200

    529.23
    -7.62 (-1.42%)
     
  • FTSE 100

    7,901.80
    +81.64 (+1.04%)
     
  • Nikkei 225

    27,696.96
    +187.50 (+0.68%)
     

Empresas familiares: ¿cómo dar paso a las nuevas generaciones?

La forma en que en las empresas familiares dan paso a las nuevas generaciones es siempre un desafío sobre el que es necesario reflexionar.

Muchas veces existe la idea de que estos procesos son un reemplazo de "jóvenes por viejos" y es allí donde suelen suceder las tensiones, pero en realidad de lo que hablamos es de procesos que es necesario transitar y que implican convivencia, conversaciones, acuerdos y también tensiones.

Más allá de las características particulares que cada caso pueda evidenciar, hay algunos aspectos que, de acuerdo a nuestra experiencia, es necesario tener siempre en cuenta.

Transición generacional en empresas familiares

Debemos, en primera instancia, construir capacidad de delegación, siempre bajo la idea de que delegar no es soltar, no se trata de decir: "acá tenés la empresa, hacé lo que quieras" ni de enseñar a hacer las cosas de la misma forma que el dueño las hace; sino de un proceso que se tiene que dar desde los valores y aprendizajes con la experiencia de cada uno, pero también con la mente abierta a nuevas formas.

Los procesos de delegación implican transmisión de conocimiento, aprendizaje conjunto, comprehensión y adaptabilidad.

Las nuevas generaciones muestran muchas veces alta permeabilidad en la incorporación de conocimiento nuevo. Suelen ser abiertas, pero al mismo tiempo son frecuentemente muy impulsivas, las mismas ganas de hacer, crecer y tomar responsabilidades pueden jugar en contra del necesario espacio para la reflexión.

Distintas generaciones pueden convivir en una empresa sin que una reemplace a la otra
Distintas generaciones pueden convivir en una empresa sin que una reemplace a la otra

Distintas generaciones pueden convivir en una empresa sin que una reemplace a la otra

Muchas veces la generación mayor tiene miedo de no dar espacio o condicionar con miradas demasiado conservadoras, incluso muchas otras no tienen ese temor sino que ejercen inconscientemente esas trabas, y, por el otro lado, los más jóvenes pueden estar tan confiados en sus ganas e ideas que no terminan escuchando lo que el otro tiene para decires.

Por eso es muy saludable buscar siempre el equilibrio entre el hacer y la reflexión, entre la experiencia y las nuevas ideas.

Identificar y tratar puntos de tensión

En el marco de este proceso, identificar los focos de tensión y los puntos de apoyo entre las generaciones es un ejercicio clave para garantizar la continuidad, es la forma de encontrar aquellos aspectos que son la base para una construcción conjunta y también las tensiones que es necesario poner sobre la mesa para abrir conversaciones conducentes capaces de generar acuerdos que eviten que la tensión escale a un conflicto.

Construir canales de diálogo resulta fundamental. Puede pasar que el dueño administrador se quiera retirar de la conducción, sobre todo de los temas más operativos, es entonces necesario trabajar con él o los sucesores en un proceso de acomodamiento que sea hablado, que más que un shock sea armónico.

Cuando esas instancias de diálogo no se dan y los intereses no están del todo identificados y trabajados suele suceder que la primera generación se siente que está sola y la que entra que no le hacen el lugar. Allí comienzan a aparecer pequeñas tensiones entre las partes que será necesario trabajar en lo inmediato.

Cuando el dueño toma la decisión de retirarse para dar paso a una nueva generación es saludable planificar ese proceso, comenzar por una conducción compartida y avanzar en los procesos de delegación de decisiones y responsabilidades.

Cómo identificar y tratar puntos de tensión en las empresas familiares
Cómo identificar y tratar puntos de tensión en las empresas familiares

Cómo identificar y tratar puntos de tensión en las empresas familiares

Debemos desmitificar la idea de que el proceso de sucesión, implica siempre el retiro de una generación para dar lugar al ingreso de la siguiente, como si se tratara de un reemplazo y comenzar a hacernos a la idea de que existe un proceso de convivencia entre generaciones que en algunos casos puede ser solo una transición y en otros una etapa en si misma de la vida de las organizaciones, por eso hablamos de integración generacional.

Como decíamos al principio cada proceso de convivencia entre generaciones de una organización tiene sus particularidades, pero es importante tener en claro que la continuidad armónica de la familia empresaria tiene mucho que ver con la capacidad de abrir conversaciones, identificar puntos de apoyo, transitar las tensiones generando acuerdos y asumir los roles que se van configurando. Todo eso de modo armónico, planificado y buscando ayuda cuando sea necesario.

*Manuel Font es consultor de aqnitio