U.S. markets open in 8 hours 28 minutes
  • F S&P 500

    4,091.00
    +9.75 (+0.24%)
     
  • F Dow Jones

    34,616.00
    +17.00 (+0.05%)
     
  • F Nasdaq

    12,070.25
    +28.00 (+0.23%)
     
  • RTY=F

    1,898.70
    +11.20 (+0.59%)
     
  • Petróleo

    80.50
    -0.05 (-0.06%)
     
  • Oro

    1,794.30
    +34.40 (+1.95%)
     
  • Plata

    22.36
    +0.81 (+3.76%)
     
  • dólar/euro

    1.0447
    +0.0039 (+0.38%)
     
  • Bono a 10 años

    3.7030
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    20.58
    -1.31 (-5.98%)
     
  • dólar/libra

    1.2102
    +0.0040 (+0.33%)
     
  • yen/dólar

    136.3960
    -1.6840 (-1.22%)
     
  • BTC-USD

    17,108.36
    +223.46 (+1.32%)
     
  • CMC Crypto 200

    405.17
    +4.47 (+1.12%)
     
  • FTSE 100

    7,573.05
    +61.05 (+0.81%)
     
  • Nikkei 225

    28,259.94
    +290.95 (+1.04%)
     

Un equipo de científicos encontró los restos del barco que trató de advertir al Titanic sobre el iceberg

El SS Mesaba envió un mensaje al Titanic alertando la presencia de Icebergs en la zona
El SS Mesaba envió un mensaje al Titanic alertando la presencia de Icebergs en la zona

Los restos del barco que envió una advertencia de iceberg al Titanic antes de que el transatlántico se hundiera fueron encontrado en el Mar de Irlanda por un equipo de científicos. La embarcación se había hundido en el mar durante la Primera Guerra Mundial.

En 1912, el buque de vapor mercante SS Mesaba cruzaba el Atlántico cuando envió una advertencia por radio al Titanic que alertaba sobre la presencia de bloques de hielo. El mensaje fue recibido por la embarcación que se promocionaba como “insumergible”, pero nunca llegó al centro de control del navío. Más tarde, esa noche del 15 de abril, el gran crucero chocó contra un iceberg y se hundió en su viaje inaugural, cobrando 1500 vidas y convirtiéndose en el naufragio más infame del mundo.

El británico SS Mesaba continuó como barco mercante durante los siguientes seis años antes de ser torpedeado mientras estaba en un convoy en 1918.

Más de cien años después de ser enviado al fondo del mar, un equipo de investigadores de la Universidad de Bangor finalmente pudieron identificar positivamente los restos del naufragio y revelaron su posición por primera vez. El hallazgo fue posible gracias a un sonar multihaz de última generación.

Para el arqueólogo marino, el sonar multihaz tiene el potencial de ser tan impactante como lo fue el uso de la fotografía aérea para la arqueología del paisaje. El sonar multihaz -o ecosondas multihaz- permite el mapeo del lecho marino con tal detalle que los detalles de la superestructura pueden revelarse en las imágenes del sonar.

El SS Mesaba se trata de uno de los 273 naufragios que todavía yacen en un radio 7500 millas cuadradas del Mar de Irlanda, que fueron escaneados y cotejados con la base de datos de naufragios de la Oficina Hidrográfica del Reino Unido y otras fuentes.

Se pensaba que 101 naufragios no estaban identificados, pero el número de naufragios identificados recientemente era mucho mayor, ya que muchos, incluido el SS Mesaba, habían sido identificados erróneamente en el pasado.

Los detalles de todos los naufragios se publicaron en un nuevo libro, Echoes from the Deep, de la doctora Innes McCartney de la Universidad de Bangor, realizado mientras estaba en la Universidad de Bournemouth. “Los resultados del trabajo descrito en el libro han validado la técnica multidisciplinaria empleada y es un ‘cambio de juego’ para la arqueología marina”, dijo en un comunicado.

Con información de la agencia Europa Press