U.S. markets open in 3 hours 18 minutes
  • F S&P 500

    4,135.75
    +17.75 (+0.43%)
     
  • F Dow Jones

    33,770.00
    +146.00 (+0.43%)
     
  • F Nasdaq

    13,868.75
    +70.00 (+0.51%)
     
  • RTY=F

    2,266.00
    +21.00 (+0.94%)
     
  • Petróleo

    62.87
    -0.28 (-0.44%)
     
  • Oro

    1,747.70
    +11.40 (+0.66%)
     
  • Plata

    25.67
    +0.15 (+0.57%)
     
  • dólar/euro

    1.1977
    -0.0006 (-0.05%)
     
  • Bono a 10 años

    1.6380
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    16.88
    +0.23 (+1.38%)
     
  • dólar/libra

    1.3788
    +0.0008 (+0.06%)
     
  • yen/dólar

    108.7700
    -0.1570 (-0.14%)
     
  • BTC-USD

    62,820.94
    -1,367.59 (-2.13%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,373.47
    -2.30 (-0.17%)
     
  • FTSE 100

    6,956.73
    +17.15 (+0.25%)
     
  • Nikkei 225

    29,642.69
    +21.70 (+0.07%)
     

Equipo militar gana atención en EE.UU. antes de elecciones

Peter Robison, Rachel Adams-Heard y Erik Larson
·7  min de lectura

(Bloomberg) -- El conflicto está en las calles de Estados Unidos en 2020, y el “vestuario táctico” se ha convertido en una industria de estilo de vida al servicio de los agentes policiales militarizados y los hombres armados independientes que los emulan. Menos de dos semanas antes del día de las elecciones, los pedidos se están acumulando.

Desde el año pasado, las compras en línea se han multiplicado por 20 en las ventas de productos como la máscara de gas CM-6M de US$220, en Mira Safety de Austin, Texas.

“No importa quién sea elegido”, dice su fundador Roman Zrazhevskiy sobre sus nuevos clientes. “Creen que no importa quién gane, Biden o Trump, habrá gente que estará molesta por el resultado”.No hace mucho tiempo, quizás una generación, vestirse como si fuera a la guerra era para el veterano que nunca regresó de Vietnam o para los jóvenes enojados que se obsesionaron con las máscaras antigás y las botas de combate en la tienda de excedentes militares (cada pueblo estadounidense parecía tener una, y solo una).

Un cambio se hizo evidente con las protestas de Black Lives Matter de esta primavera y los confinamientos pandémicos resentidos amargamente. Ahora el equipo está en todas partes, desde partidarios de antifa vestidos de camuflaje hasta extremistas de derecha que aparecieron en la capital de Michigan, incluso después de los arrestos en un complot para secuestrar a la gobernadora, Gretchen Whitmer.

En algunos entornos suburbanos y rurales, se ha convertido en un uso diario. Una cadena minorista llamada 5.11 Tactical, que tiene sus raíces en un amigo de los hijos adultos del presidente Donald Trump, incluso está tratando de convertir el look de supervivencia en una marca nacional de moda. Está acumulando ventas anuales de casi US$400 millones con tiendas en lugares como Tulsa, Oklahoma y Fort Bliss en El Paso, Texas. En todo el país, las ventas de armas y municiones también han aumentado.

“Es evidencia de lo que muchas personas han señalado como una preocupación durante los últimos seis meses: el estrés asociado con la pandemia, la frustración o la ira por varios esfuerzos gubernamentales de mitigación y la creencia de que esos esfuerzos están infringiendo sus libertades individuales”, asegura Elizabeth Neumann, exsubsecretaria de prevención de amenazas en el Departamento de Seguridad Nacional.

El equipo táctico habla “de una forma de patriotismo militarista, una forma de que ellos encuentren sus identidades”, dice Neumann, quien renunció este año por lo que describió como la incapacidad de la Administración Trump para abordar las amenazas internas.

La mitad de los pedidos a Gladiator Solutions provienen de civiles, un gran cambio con respecto a los años en que las fuerzas del orden eran el principal cliente, dice Matt Materazo, fundador de la compañía de Danville, California.

“Hemos visto un gran repunte en Nueva York, Nueva Jersey, Illinois, no solo en los estados, sino en Chicago, Manhattan, Queens y San Francisco”, asegura. “Nunca habíamos hecho negocios con gente de San Francisco”.Su artículo mejor vendido es una placa de armadura de US$220 destinada a resistir balas disparadas desde un AK-47.

Antes de la pandemia, 5.11 Tactical, con sede en Irvine, California, estaba abriendo dos tiendas al mes, atrayendo clientes con eventos de “Siempre esté listo” similares a demostraciones de cocina. En medio de estantes de botas, pantalones y chalecos de estilo militar, las clases enseñaban defensa personal, atención de traumas y “transporte diario/oculto”.

Las ventas al consumidor inesperadamente altas mantuvieron el crecimiento durante los cierres, según Compass Diversified Holdings Inc., una empresa con sede en Westport, Connecticut que posee 5.11 Tactical entre una cartera que también incluye Ergobaby, de artículos para bebés.

Las ventas en las mismas tiendas, incluido el comercio electrónico, aumentaron 10,5% en el segundo trimestre, después de un crecimiento de 7,5% en el primer trimestre, dijo su director de operaciones, Pat Maciariello, a los analistas en una conferencia telefónica en julio.

‘Mentalidad de preparación’

La “mentalidad de mayor preparación” es una de las razones por las que 5.11 Tactical es potencialmente “transformador”, dice Maciariello.

Más evidencia de una industria en proceso de maduración: los compradores se conectan en foros en línea para discutir el mejor equipo, comparar precios y quejarse cuando las empresas los estafan. Megan Squire, profesora de la Universidad Elon de Carolina del Norte, ha monitoreado a miembros de grupos extremistas que colocan chalecos balísticos planos y publican fotos, como los llamados videos de unboxing populares en YouTube. En una publicación, dijo, un entusiasta se burló de otro usuario por comprar una armadura que no cubría adecuadamente sus órganos vitales.

U.S. Concealed Carry Association, con 500.000 miembros, que dice estar “dedicada a ayudar a los estadounidenses armados de manera responsable a prepararse para el antes, el durante y el después de un incidente de autodefensa”, ha visto explotar la membresía. El grupo está inscribiendo miembros cuatro veces más rápido que hace un año, asegura Tim Schmidt, su presidente. Por su parte, recomienda no comprar chalecos balísticos.

“Te estás preparando para una situación en la que no deberías estar”, dice Schmidt. “No hay razón para insertarse activamente en una situación violenta”.

Las empresas de equipos tácticos se están beneficiando de una avalancha de ciudadanos que se unen a grupos armados, algunos vinculados a facciones antigubernamentales o de supremacistas blancos.

“Hemos visto un gran aumento desde abril, solo se está haciendo más grande”, asegura Josh Ellis, propietario de MyMilitia.com, que permite a los usuarios encontrar grupos cerca de ellos. Angry Viking, de más rápido crecimiento en sus cuatro meses de existencia, ha inscrito a 1.500 miembros y tiene “miles” esperando para unirse según su líder, Dylan Stevens, un hombre de 41 años de Houston que fue entrenador personal hasta la llegada del covid-19.

En septiembre, cuando los manifestantes por la justicia social se reunieron en el Derby de Kentucky en Louisville, Stevens vestía un chaleco antibalas negro y un rifle semiautomático colgado sobre el pecho, y se unía a otros de su grupo. Asegura decir a los miembros que en las urnas el 3 de noviembre, deben usar ropa de civil y reportar cualquier actividad sospechosa a la policía, a menos que una persona inocente sea atacada; entonces se les permite “participar”.

MyMilitia.com está llena de publicaciones de recién llegados que buscan consejo, con foros extensos que analizan los pros y los contras del equipo táctico. “PREPÁRESE PARA LA GUERRA ESTE NOVIEMBRE”, dice una publicación vinculada a DamascusGear, que vende chalecos antibalas.

Vínculos con Trump

Donald Trump Jr., el hijo mayor del presidente, ha aparecido en la publicidad de varias marcas. Como entusiasta de las armas que ha creado lo que llama un “Ejército para Trump” para vigilar las urnas, Trump Jr. recibió críticas por aparecer en las promociones de julio para un fabricante de rifles de Utah propiedad de un miembro de The Order, una secta polígama considerada un grupo de odio por el Centro de Leyes de Pobreza del Sur. Trump Jr. dijo más tarde: “Apenas los conozco”.

Trump Jr. y su hermano, Eric, han cazado y pescado en la cabaña de Montana del antiguo propietario de 5.11 Tactical, Dan Costa. Costa, un empresario de Modesto, California, era dueño de la empresa cuando pasó de vender un solo pantalón que usaban los aprendices del FBI a convertirse en la primera marca nacional de “ropa táctica”. Costa vendió una participación mayoritaria en 2007.

Su nueva compañía, First Tactical, que se fusionó con un fabricante de chalecos antibalas de Florida, Point Blank Enterprises, espera ventas de más de US$20 millones este año, en comparación con los US$9 millones del año pasado.

“Es desgaste”, dice Costa. “La policía está ocupada en este momento”.

Nota Original:Americans Are Frantically Buying Military Gear Before Election

For more articles like this, please visit us at bloomberg.com

Subscribe now to stay ahead with the most trusted business news source.

©2020 Bloomberg L.P.