Anuncios
U.S. markets open in 7 hours 34 minutes
  • F S&P 500

    5,650.00
    +11.00 (+0.20%)
     
  • F Dow Jones

    41,562.00
    +65.00 (+0.16%)
     
  • F Nasdaq

    20,067.75
    +70.25 (+0.35%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    2,268.90
    +8.00 (+0.35%)
     
  • Petróleo

    83.45
    +0.60 (+0.72%)
     
  • Oro

    2,472.30
    +12.40 (+0.50%)
     
  • Plata

    30.66
    +0.28 (+0.93%)
     
  • dólar/euro

    1.0939
    -0.0002 (-0.02%)
     
  • Bono a 10 años

    4.1460
    -4.1670 (-50.13%)
     
  • Volatilidad

    14.48
    +1.29 (+9.78%)
     
  • dólar/libra

    1.3008
    -0.0002 (-0.01%)
     
  • yen/dólar

    156.1120
    -0.0650 (-0.04%)
     
  • Bitcoin USD

    64,791.15
    -946.48 (-1.44%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,340.15
    -2.17 (-0.16%)
     
  • FTSE 100

    8,187.46
    +22.56 (+0.28%)
     
  • Nikkei 225

    40,229.83
    -867.86 (-2.11%)
     

El 'error monumental' que ha puesto en crisis al futbol inglés

El gol anulado del Liverpool ha puesto al fútbol inglés en modo de crisis, suscitando inquietudes sobre el nivel del arbitraje en la Premier League

(CNN)  El éxito de cualquier relación se basa en la confianza. Es la fe en el otro lo que ayuda a negociar con éxito los retos, a reparar tras esos momentos de montaña rusa descendente. Pero cuando se cuestiona la integridad, cuando hay dudas, suele haber daños duraderos, a menos que se produzca un cambio.

El gol que fue, pero no, ha puesto al fútbol inglés en modo de crisis, suscitando inquietudes sobre el nivel del arbitraje en el país, poniendo en tela de juicio la credibilidad del sistema en la Premier League inglesa y colocando al tan denostado Video Assistant Referee (VAR) en un punto de inflexión.

En un duro comunicado el domingo, el Liverpool dijo que "la integridad deportiva ha sido socavada" después de que un gol fuera anulado erróneamente durante la derrota del equipo por 2-1 ante el Tottenham el fin de semana.

El cuerpo arbitral del fútbol inglés lo describió como un "error humano significativo", de los que ha habido muchos desde que el VAR se utilizó por primera vez en la Premier League, pero podría decirse que nunca ha habido un error tan grande como éste.

¿Qué ocurrió?

El sábado, en el partido más importante del fin de semana de la Premier League, el Tottenham se enfrentó al Liverpool. Dos equipos en plena forma, considerados potenciales aspirantes al trono del Manchester City, se enfrentaban en vivo por televisión.

PUBLICIDAD

Reducidos a 10 hombres y con el marcador 0-0 en un intenso encuentro, un pase en profundidad de Mohamed Salah encontró a Luis Díaz, que transformó para dar a los visitantes una improbable ventaja en la primera parte, o eso pensaron el Liverpool y todos los espectadores.

El gol fue anulado rápidamente por fuera de lugar, aunque las repeticiones de televisión mostraron que el colombiano estaba claramente por detrás de la última línea defensiva de los Spurs cuando Salah hizo su pase, lo que significaba que era un gol legítimo.

Pero en los segundos que siguieron al gol de Díaz, se produjo una confusión entre los árbitros, que puso de manifiesto una de las principales deficiencias del sistema VAR: la comunicación.

Darren England, el VAR del partido, siguió el proceso habitual de trazar líneas en la pantalla para determinar si el gol era fuera de lugar. No lo era y England lo sabía.

Pero un despiste de England le hizo creer que el árbitro Simon Hooper había concedido el gol cuando, en realidad, lo había anulado por fuera de lugar.

Pensando que estaba confirmando la decisión de Hooper de conceder el gol, la respuesta de England a Hooper fue "verificación completa", afirmando la decisión inicial del árbitro en lugar de intervenir y anularla.

Una vez reanudado el juego, ya era demasiado tarde para revisar el error. Según el reglamento, el árbitro solo puede 'revisar' un incidente una vez que el juego se ha reanudado en caso de "error de identidad o por una posible infracción de expulsión relacionada con conducta violenta, escupitajos, mordiscos o acción(es) extremadamente ofensiva(s), insultante(s) y/o abusiva(s)".

Y así continuó el partido a su ritmo frenético y alocado, con el Tottenham adelantándose poco después del gol anulado y el Liverpool empatando, antes de acabar el partido con nueve hombres y perder por un gol en propia meta en los últimos segundos del tiempo extra.

El uso del VAR, la actualidad del arbitraje y la polémica con Boca: el análisis de Castrilli

¿Quién dijo qué?

En un comunicado, el cuerpo arbitral del fútbol inglés, el Professional Game Match Officials Limited (PGMOL), describió el incidente como un "claro y obvio error de hecho" y dijo que "llevaría a cabo una revisión completa de las circunstancias que condujeron al error".

England y su ayudante, Dan Cook, fueron sustituidos para dos partidos de la Premier League: el Nottingham Forest contra el Brentford el domingo y el Fulham contra el Chelsea este lunes, pero los focos no se han apagado sobre su calamitoso error.

El domingo, el Liverpool respondió con un comunicado en el que afirmaba que era "inaceptable" que el error hubiera sido catalogado como un "error humano significativo", insistiendo en que "todas y cada una de las consecuencias deben establecerse únicamente mediante la revisión y con total transparencia".

Este lunes, se informó ampliamente que el club había solicitado formalmente el audio de la discusión de los oficiales en torno al incidente, con el Daily Telegraph informando este martes de que PGMOL entregó las grabaciones de audio al Liverpool.

Simon Hooper muestra a Curtis Jones, del Liverpool, una tarjeta amarilla por una falta, que fue elevada a roja. )Foto: Marc Atkins/Getty Images).
Simon Hooper muestra a Curtis Jones, del Liverpool, una tarjeta amarilla por una falta, que fue elevada a roja. (Foto: Marc Atkins/Getty Images).

En el fondo, se trata de un fallo de comunicación por parte de los árbitros y de no anteponer el pragmatismo al protocolo.

El VAR, que es esencialmente un oficial de partido en una sala de operaciones con acceso a las imágenes del partido y que tiene uno o más asistentes, se introdujo en la Premier League para la temporada 2019/20. Se supone que el VAR sigue el partido con intención, buscando posibles faltas que el árbitro en el campo podría pasar por alto.

Tienen reglas y protocolos que seguir. Por ejemplo, el VAR solo puede asistir al árbitro en caso de "error claro y evidente" o "falta grave" en relación con cuatro supuestos: gol o no gol, penalti o no penalti, tarjeta roja directa o confusión de identidad.

La tecnología no ha erradicado los errores de arbitraje. Es probable que siempre haya errores humanos cuando son humanos los que manejan un sistema.

Hay que aceptar que se cometerán errores, y ya ha habido muchos esta temporada en la Premier League. El entrenador del Liverpool, Jürgen Klopp, declaró a la BBC tras la derrota del sábado: "Sé que quien cometió el error no lo hizo a propósito".

Pero determinar si un jugador está en fuera de lugar o no es una de las pocas reglas del fútbol que pueden interpretarse con pocos debates. A veces, hay decisiones marginales, pero un jugador está en fuera de lugar o no, y en el caso de Díaz no lo estaba por unos metros.

El excapitán de la selección inglesa Alan Shearer, en declaraciones al programa de fútbol de la BBC "Match of the Day", dijo que la decisión fue un "error monumental" que pondría en duda decisiones pasadas y futuras sobre el fuera de lugar.

Esta situación también es insólita porque el VAR se habría dado cuenta, o debería haberse dado cuenta, de que se había cometido un grave error en cuanto Hooper anuló el gol, pero nadie hizo nada, quizá por los protocolos vigentes que se lo impedían. La gran pregunta sin respuesta es: ¿cuándo se dio cuenta el VAR de que se había cometido un error?

El árbitro Simon Hooper observa el monitor del VAR antes de expulsar a Curtis Jones. (Foto: Visionhaus/Getty Images Europe)
El árbitro Simon Hooper observa el monitor del VAR antes de expulsar a Curtis Jones. (Foto: Visionhaus/Getty Images Europe)

Neil Atkinson, presentador y director ejecutivo del podcast de aficionados del Liverpool, 'The Anfield Wrap', dijo a Don Riddell, de CNN Sport, que "todo el sistema ha fallado".

"Pone en duda la noción de lo que hacen o no dicen al árbitro, que es por lo que el Liverpool quiere el audio", dijo.

"Y la siguiente parte de esto es que seguramente, inmediatamente después de que no se diera el gol, deberían haberse dado cuenta. Aquí es donde entran en juego palabras como protocolos, y creo que el problema del Liverpool es que los árbitros están prefiriendo los protocolos a la integridad deportiva".

En última instancia, todo el mundo sabe en el momento, o al menos 10 segundos después, que el gol debería haber sido concedido, pero nadie hace nada al respecto, lo que arroja una enorme sombra sobre el proceso del VAR, una enorme sombra sobre la calidad del arbitraje, una enorme sombra sobre la comunicación".

"Me importa el proceso, y poder creer en el proceso y tener fe en el proceso".

De cara al futuro

La publicación del audio de las conversaciones entre los árbitros influirá probablemente en lo que haga el Liverpool a continuación.

El club dijo en su comunicado que "explorará el abanico de opciones disponibles, dada la clara necesidad de escalada y resolución", sin entrar en detalles de cuáles podrían ser.

Muchos se preguntan si el partido podría repetirse, pero sería un desenlace sorprendente dado que no hay precedentes de ello en el fútbol inglés.

Klopp vio cómo su equipo perdía por 2-1 gracias a un gol en propia puerta de Joel Matip en los últimos minutos. (Foto: Justin Setterfield/Getty Images).
Klopp vio cómo su equipo perdía por 2-1 gracias a un gol en propia puerta de Joel Matip en los últimos minutos. (Foto: Justin Setterfield/Getty Images).

El precedente sería clave en cualquier argumento legal

Stephen Taylor Heath, codirector de derecho deportivo en JMW Solicitors, dijo a CNN Sport que el resultado para el Liverpool sería probablemente una victoria moral más que legal.

"A los abogados les gusta tratar con elementos de certeza", dijo, explicando que sería difícil demostrar que el resultado del partido habría sido diferente si se hubiera concedido el gol.

"Si pidieron el audio, están pidiendo claramente al PGMOL que demuestre que lo que dijeron en su declaración es correcto", afirmó Taylor Heath.

"Puede que no desemboque necesariamente en una acción legal por parte del Liverpool, pero puede conseguir algo más, que es que los responsables de la PGMOL rindan cuentas ante la Premier League y que se hagan cambios en la PGMOL, que de otro modo la PGMOL podría no estar dispuesta a hacer, lo que con suerte evitará que este tipo de situaciones se repitan. Lo único que consigue para el Liverpool son cambios en los procesos".

"Creo que sería muy, muy difícil para el club tener éxito en última instancia en una acción legal para obligar a la Premier League a ordenar la revancha, o alternativamente a declarar un resultado diferente. Podrían obtener alguna retribución, pero no necesariamente algo que beneficie al club en cuanto al resultado del partido".

Sin embargo, como señala Taylor Heath, la Premier League, en virtud de la regla L18, tiene potestad para ordenar la repetición de un partido de liga, siempre que así lo recomiende una comisión.

"El Liverpool puede estar buscando el audio para formar la base de una solicitud formal a la EPL para convocar una comisión independiente", dijo Taylor Heath a CNN más tarde en un correo electrónico. "Podría decirse que los poderes de la comisión podrían incluir ordenar la repetición del partido".

¿Quién es Moisés Caicedo, la joya ecuatoriana que el Liverpool y el Chelsea quieren fichar?

Cambiar el VAR

El resultado más probable entonces es que algunas reglas del VAR podrían cambiar, y tal vez se le dé más urgencia a mejorar los estándares generales de arbitraje, que han sido muy criticados en los medios ingleses en los últimos años.

Desde luego, no faltan opiniones sobre cómo podría mejorarse el VAR. El periodista de fútbol del Times, Henry Winter, publicó en X, antes conocido como Twitter, que tenía seis sugerencias de mejora "y contando". El Daily Telegraph es uno de los muchos periódicos ingleses con artículos que sugieren "formas de arreglar el VAR".

El inglés Howard Webb, primer jefe de arbitraje de la PGMOL, fue nombrado para su cargo el pasado agosto, siendo uno de sus objetivos mejorar los estándares en el uso del VAR, tras haber supervisado la introducción del sistema en la Major League Soccer.

Díaz marcando un gol que posteriormente fue anulado. (Foto: Peter Cziborra/Action Images/Reuters).
Díaz marcando un gol que posteriormente fue anulado. (Foto: Peter Cziborra/Action Images/Reuters).

Según PA Media, durante su estancia en Estados Unidos, Webb mantuvo llamadas periódicas con los medios de comunicación para comentar los incidentes, y se publicaron videos explicativos semanales que incluían la comunicación entre los árbitros durante el partido.

En mayo, se emitió por primera vez en el fútbol inglés el audio de las decisiones del VAR durante el partido, cuando Webb apareció en el programa Monday Night Football de Sky Sports para hablar sobre varias decisiones del VAR de la temporada 2022/23.

Actualmente, la PGMOL no está autorizada a transmitir en vivo las discusiones durante un partido, pero seguir el ejemplo de otros deportes siendo más transparentes puede ayudar a restaurar la fe en el sistema. Sin embargo, cualquier cambio en las reglas del VAR solo puede ser realizado por los responsables de las reglas de los partidos internacionales, el International Football Association Board (IFAB).

En el rugby union, los aficionados pueden escuchar las discusiones entre los oficiales de partido sobre decisiones cruciales, lo que hace que el proceso sea claro y abierto para todos. También es un deporte que se toma su tiempo para revisar las decisiones; no hay prisas por reanudar el juego.

Actualmente, en el fútbol, incluso la comunicación de las decisiones del VAR a los aficionados en el estadio solo se está probando, utilizándose, por ejemplo, en la Copa Mundial Femenina.

La consecuencia inmediata ha sido que los oficiales del VAR de England y Cook no fueron seleccionados para participar en los partidos de la Premier League de este fin de semana.

A largo plazo, el sistema de arbitraje en Inglaterra tiene mucho que hacer si quiere recuperar la fe de los aficionados, los jugadores y sus clubes.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Sin control: el perro resultó más tranquilo y pacífico que su dueño