U.S. Markets close in 4 hrs 10 mins

Cuatro errores más graves que seguimos cometiendo en Internet y nos ponen en riesgo

Un hombre a punto de pulsar sobre un enlace desconocido en el móvil - Getty
Un hombre a punto de pulsar sobre un enlace desconocido en el móvil - Getty

El hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra. Y tres, y cuatro, y... Esta máxima se repite de forma incondicional en el ser humano en la vida cotidiana, pero en lo que respecta a internet, la repetición es flagrante y está detrás de incontables ciberataques que pueden tener graves consecuencias.

La firma de seguridad NordVPN ha realizado un estudio sobre los errores que seguimos cometiendo una y otra vez, y muchos de ellos te van a sorprender. ¿Los cometes alguna vez? ¿Seguro que no? Vamos con un resumen de los más importantes.

Cuidado con el software “gratuito”

Es una advertencia que no habrás leído en muchas ocasiones, pero desde NordVPN nos recuerdan aquello de que “cuando algo es gratuito es porque el producto eres tú”. Esto no es necesariamente así, puesto que en las aplicaciones freemium, el interés del desarrollador reside en seducirte con una versión limitada y sin coste para que des el salto a la de pago.

Pero ¿y si el software es gratis sin más explicaciones? En esta guía de recomendaciones nos sugieren que nos formulemos una pregunta sencilla ante una app gratuita total: ¿Por qué es gratuita?

La recomendación no es baladí, puesto que este tipo de apps puede ser la puerta de entrada para el malware, y si no, recordemos los graves sucesos en torno a Cambridge Analytica y Facebook.

No usar la verificación en dos factores (2FA)

Esta capa de seguridad, consistente en validar un acceso a la cuenta con un dispositivo adicional en propiedad del titular de la cuenta, resulta elemental. Sin embargo, todavía hay un número considerable de usuarios que, por pereza, no la tienen activada.

La 2FA está disponible en la mayoría de los servicios, por lo que te recomendamos que corras a activarla si todavía no lo has hecho. ¿Por qué motivo? Si por algún motivo tu contraseña se viera comprometida en alguno de estos servicios, el acceso a tu cuenta seguiría protegido mediante la verificación en dos pasos.

No emplear un gestor de contraseñas

Lo sabemos. Es una pesadilla tener que lidiar con múltiples cuentas y contraseñas que requieren símbolos, números y una combinación de mayúsculas y minúsculas, pero lo cierto es que son requisitos, por desgracia, necesarios.

Para facilitar las cosas y dando la espalda por completo a los riesgos, muchos repiten la misma contraseña para todo, o peor todavía, la guardan en un papel en la cartera. ¿Qué es lo más recomendable y seguro? Emplear un gestor de contraseñas.

Estos programas se encargan de almacenar de forma segura todas las credenciales y generar contraseñas seguras para cada una de ellas. Su integración con navegadores y plataformas hace que se pueda utilizar la biometría para acceder a los servicios. ¿No es genial?

Hacer ‘clic’ sin pensarlo dos veces a cualquier enlace que nos manden

Los ataques mediante la técnica del phishing (la suplantación de identidad), son cada vez más sofisticados, con lo que, salvo que no bajemos la guardia, es fácil que caigamos en la tentación de pulsar sobre un enlace.

Un paquete de correos a la espera, un presunto premio… son muchos y diferentes los cebos que nos pueden ir dejando en nuestra bandeja de entrada y protegerse de estas estafas es, en realidad, muy sencillo, si nos agarramos a una máxima: no hacer clic a ningún enlace, salvo que estemos cien por cien seguros de su origen y autoría.

¿Cumples con todos estos consejos o reconoces fallar en alguno?

También te puede interesar:

EN VIDEO | Un potente láser se usa para controlar rayos en Suiza