U.S. Markets closed

¿Es peligrosa la red de telefonía 5G? Surgen las primeras inquietudes

Gráfica que representa cómo funciona la tecnología celular 5G/Getty

La tecnología 5G es una realidad buena parte del mundo, pero mientras los operadores de celulares se apresuran a implementarla, algunos expertos han pedido cautela y más estudios sobre los posibles efectos adversos en la salud humana.

Las preocupaciones por la seguridad de la 5G comenzaron en Europa. En abril, el gobierno belga detuvo una prueba de 5G en Bruselas por preocupaciones de que la radiación de las estaciones base podría ser perjudicial.

Suiza está tomando medidas para monitorear el impacto de 5G en las personas y el parlamento de Holanda está pidiendo que el gobierno examine de cerca el impacto de esa tecnología, mientras que en España, Ecologistas en Acción dijo que era necesaria más investigación antes de implementar la tecnología.

En Estados Unidos, en Mill Valley, California, el consejo de la ciudad bloqueó el despliegue de nuevas células inalámbricas 5G, mientras que New Hampshire está considerando establecer una comisión para estudiar los efectos de salud de las redes 5G. Varios líderes en el Congreso han escrito a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) expresando preocupación por los posibles riesgos para la salud.

Un hombre mira un teléfono móvil durante un evento para anunciar oficialmente el logro de una cobertura completa de 5G en Mónaco el 9 de julio de 2019. (VALERY HACHE/AFP/Getty Images)

Sin embargo, la FCC ha minimizado esos temores, alegando que la mayoría de los estudios no han encontrado un vínculo entre las señales de radiofrecuencia de los teléfonos celulares o las torres celulares y las enfermedades.

¿Por qué hay inquietud al respecto?

La red 5G usa las señales que envían las ondas de radio entre una antena o torre de comunicaciones y un teléfono, pero a diferencia de las redes previas utiliza ondas de frecuencia más alta, las llamadas ondas milimétricas.

Las redes 5G requieren el despliegue de muchas más torres celulares pequeñas mucho más cerca de donde vivimos. Sin embargo, al haber más transmisores, cada uno debe funcionar a niveles de potencia más bajos que los de la 4G, lo que significa que el nivel de exposición de radiación de las antenas 5G deberá ser más bajo, indica BBC.

La banda de las usadas en las redes de telefonía celular es no ionizante, por tanto "carece de suficiente energía para descomponer el ADN y causar daños celulares", explicó a BBC David Robert Grimes, físico e investigador de cáncer.

La raíz de la renovada preocupación por la tecnología 5G parece estar en una comunicación de 2011 de la Organización Mundial de la Salud, que dijo que los teléfonos celulares podrían causar algunos cánceres del cerebro, dejando abierta la posibilidad de que exista un vínculo entre esa enfermedad y la radiación de los teléfonos celulares.

Según la organización, "hay evidencia que no llega a ser concluyente de que la exposición puede causar cáncer en humanos". Concretamente, como apunta BBC, usar teléfonos celulares ocasiona el mismo riesgo de cáncer que comer vegetales en escabeche y utilizar talco. Las bebidas alcohólicas y la carne procesada representan un riesgo más alto de cáncer.

Artículos relacionados que te pueden interesar: