U.S. markets close in 5 hours 30 minutes
  • S&P 500

    4,586.77
    +48.34 (+1.07%)
     
  • Dow Jones

    35,154.88
    +574.80 (+1.66%)
     
  • Nasdaq

    15,166.49
    +81.02 (+0.54%)
     
  • Russell 2000

    2,190.75
    +31.44 (+1.46%)
     
  • Petróleo

    68.06
    +1.80 (+2.72%)
     
  • Oro

    1,781.00
    -2.90 (-0.16%)
     
  • Plata

    22.33
    -0.15 (-0.65%)
     
  • dólar/euro

    1.1292
    -0.0026 (-0.23%)
     
  • Bono a 10 años

    1.3870
    +0.0440 (+3.28%)
     
  • dólar/libra

    1.3250
    +0.0015 (+0.12%)
     
  • yen/dólar

    113.2480
    +0.4480 (+0.40%)
     
  • BTC-USD

    48,725.41
    +161.65 (+0.33%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,246.95
    -13.21 (-1.05%)
     
  • FTSE 100

    7,236.31
    +113.99 (+1.60%)
     
  • Nikkei 225

    27,927.37
    -102.20 (-0.36%)
     

Esposa y madre

·1  min de lectura
Un abrazo a las madres en su día
Un abrazo a las madres en su día

Y ahora quisiera recordar a una madre que, como todas, les brindan calor y protección a sus hijos, a sus pichones, en todo momento y situación.

Fue así que cuando nuestra primera hija nació ella la llevaba a guardería para que los dos pudiéramos trabajar y dije ella porque yo no lo podía soportar.

Y un día aconteció que yo tuve que continuar ganándome la vida con mi profesión y como no quería emigrar a otros lugares adopté la cruzada de comprarme en cuotas un avión y poder hacer lo que sé y quedarme en mi casa con mi familia y mis amigos.

Y tuve que trabajar -o mejor dicho volar- y operar un pequeño bimotor prácticamente siempre. Desde mi Río Gallegos adoptivo comencé esta necesaria cruzada y aceptaba todo lo que podía.

Un día me pide el gobernador que controle los barcos en infracción en la zona de la provincia y era algo importante para mi proyecto.

Después de detectar un par de barcos más en infracción observó unos impactos de proyectiles en el fuselaje del avión y cuál fue la consecuencia.

A mi esposa que le atormentaba volar y en cada despegue de pasajera se tomaba fuertemente de mi mano, decidió después de este hecho también cuidarme a mí cómo lo hacía con nuestra hija, y el siguiente vuelo quiso estar conmigo. A pesar de las maniobras incómodas que yo realizaba para identificar a los barcos, nunca hizo falta que nadie le tomara la mano.

Ella fue una madre que con su compañía y su espíritu me cuidó. En dos años pagamos el avión, porque Dios y una madre así lo quiso…

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.