U.S. Markets closed

Esta campaña habla de los niños que se mueren por el verano... literalmente

¿Qué tendrá el verano, que todos se mueren por él? Con esta pregunta, aparentemente inocente y festiva, comienza un vídeo veraniego con un final desgarrador.

Se trata de la campaña que ha hecho la agencia Manifiesto para la ONG Acción Contra el Hambre y que está representada por el hashtag #memueroporelverano.

[Te puede interesar: Diesel pierde 14.000 seguidores en Instagram tras celebrar el Orgullo... y les da las gracias por irse]

Todos los niños se mueren por el verano: no hay colegio, no hay deberes, pueden bañarse en la piscina, jugar todo el día y hacer cosas divertidas. Sin embargo, hay otros niños que no tienen esa suerte: para ellos, la muerte no es una forma de hablar, sino una amenaza muy real que planea sobre ellos.

Esta campaña pretende concienciar sobre esta realidad, concretamente llamando la atención sobre la región africana de Sahel. Allí, este verano, la falta de alimentos afectará a casi once millones de personas, entre ellos tres millones y medio de niños. Muchos de ellos morirán por desnutrición.

Se trata de una situación que se repite cada año con la llegada de la sequía estival, que provoca una disminución notable de las cosechas y un incremento de las enfermedades. Pese a que este fenómeno es previsible y recurrente, la zona solo recibe el 12% de los fondos de la ayuda internacional.

Con esta campaña, Acción contra el Hambre pretende concienciar sobre la existencia de este epicentro del hambre y aumentar las donaciones para tratar de paliar la dramática situación. Para ello se puede acudir a “la tienda del verano” en la página web de la ONG y hacer un donativo vía PayPal o tarjeta de crédito.

Imagen de la campaña