U.S. Markets open in 9 hrs 3 mins

Esta es la marca de hamburguesas preferida en Estados Unidos

Five Guys es la cadena de hamburgueserías preferida en Estados Unidos, así lo asegura el 30º estudio anual EquiTrend de Harris Poll.

Por segundo año consecutivo, la cadena de hamburgueserías informales fue nombrada “marca de hamburguesas del año” por Harris. En 2017, Five Guys terminó con la racha ganadora de In-N-Out durante dos años como el lugar preferido para comer hamburguesas.

Harris encuestó a un total de 77.031 personas para determinar el “valor de la marca” (brand equity) de 17 cadenas de hamburgueserías: Jack in the Box, Hardee’s, White Castle, Carl’s Jr., Checkers/Rally’s, DQ Grill & Chill, Burger King, McDonald’s, Wendy’s, SONIC America’s Drive-In, Five Guys, In-N-Out Burger, Culver’s, Steak ‘n Shake, Whataburger, Shake Shack y Smashburger.

“El valor de la marca” se basa en tres variables clave: familiaridad, calidad y consideración a futuro.

(Harris Poll)

De acuerdo al director de EquiTrend, Amir Kanpurwala, en la pelea por ganarse a los clientes, todo se reduce a la ubicuidad.

“In-N-Out ha caído desde lo más alto. Los otros jugadores reclaman su cuota de mercado y de notoriedad. In-N-Out ha adoptado un enfoque más lento para la expansión, y sus locales están ubicados de forma geográficamente contiguas, principalmente en la Costa Oeste”, dijo.

Treinta años después de su primera apertura, Five Guys cuenta con cerca de 1.500 locales en todo el mundo y otros 1 500 en proceso. Five Guys opera en todo el territorio estadounidense, así como en Reino Unido, España, Portugal, Francia y Alemania.

En contraste, In-N-Out cuenta con 330 locales en seis estados: California, Texas, Arizona, Nevada, Utah y Oregón. La empresa planea abrir unos 50 locales en Colorado en los próximos años. Si bien esta marca de opción económica ha forjado un séquito de seguidores consolidado y leal, la mayoría de consumidores no tienen la posibilidad de probar su comida.

“Lo que mantiene a In-N-Out Burger en la lista es su familiaridad, ya que la mayoría de los consumidores ‘solo conocen el nombre’ de la marca (35%)”, según Kanpurwala.

Gran diferencia en los precios

Existe una gran disparidad de precios entre ambas marcas. Una hamburguesa en Five Guys cuesta a partir de 7 dólares mientras que en In-N-Out se puede conseguir una por 2,10 dólares. Kanpurwala señaló que el precio es un factor importante, pero que no se traduce en un menor poder de la marca.

“Five Guys es mucho más barata que In-N-Out, pero eso no aparece en muchas de nuestras mediciones. En realidad, Five Guys queda por delante de In-N-Out en lo referido a la consideración a futuro, o a si se volvería de nuevo. Eso fue un hallazgo sorprendente”.

De forma similar a In-N-Out, Shake Shack cuenta con una sólida reputación en las ciudades en las que opera, pero tiene una “cobertura geográfica bastante baja”. El consumidor estadounidense promedio no puede comer en un Shake Shack cuando quiera. Five Guys va ganando porque se expande muy rápido”, dijo Kanpurwala.

Melody Hahm