U.S. Markets open in 1 hr 17 mins

Esta millonaria compañía de calcetines reparte felicidad

John Cronin está levantando un imperio con su padre, quien siempre supo que su hijo no viviría dentro de las limitantes que otros suponían.
Hace apenas año y medio nació John’s Crazy Socks que ya tiene $2 millones y medio en ingresos, y trabajadores con capacidades diferentes colocados en 16 de los 35 puestos creados por la compañía de calcetines.

Si bien YouTube y otras redes sociales han ayudado en su difusión, su cliente más famoso los puso en el mapa: el ex presidente George H.W. Bush, quien firmó la Ley sobre Estadounidenses con Discapacidades en 1990.

John es atleta de las Olimpiadas Especiales y conoce de primera mano la diferencia que el torneo hace en la vida de los deportistas; razón por la que Crazy Socks dona a organizaciones benéficas como esta, y también a las Sociedades del Síndrome de Down y de Autismo.

Padre e hijo han logrado convertir su negocio estacional en uno que opera durante todo el año, tiene clientes en 44 países, vende cerca de 1400 diseños de calcetines online y abriendo una línea para distribuir en tiendas.

Cada orden es enviada el mismo día, y va acompañada de dulces y una tarjeta de agradecimiento escrita a mano.