U.S. Markets closed

Estas estadísticas demuestran cómo Amazon está acaparando el mercado

 (Foto AP/Mark Lennihan, Archivo)

Una nota de investigación reciente de Wells Fargo sobre Amazon (AMZN) y el sector del comercio minorista ha presentado varias estadísticas sorprendentes.

En 2018, la cifra de visitantes únicos de Amazon representó el 74 % de todos los usuarios de Internet en Estados Unidos.

El gigante minorista de Seattle “no tiene problemas para encontrar nuevos clientes, incluso cuando su base de usuarios crece a niveles increíblemente elevados”, dijo la nota.

Al analizar una encuesta realizada a 1 500 personas en Estados Unidos, de las cuales el 93 % eran usuarios de Amazon, los analistas de Wells Fargo descubrieron que la frecuencia de visitas también aumentó un 6 %. Esto ha ayudado a que la “cuota de cartera” o “wallet share” de Amazon, la proporción del presupuesto que un consumidor destina a comprar en Amazon, aumente de un 27 a un 33 %.

Una de las áreas que más éxito ha tenido es el sector de la ropa y el calzado. En 2018, la compañía se convirtió en el primer vendedor de moda y calzado, alcanzando un 9,9 % de todas las ventas de ropa y un 42,5 % de las ventas online. Walmart ocupa el segundo lugar con un 8,3 % de la cuota de mercado.

“Es sorprendente que no se considere a Amazon como una empresa de artículos de consumo, pero que a pesar de ello haya crecido hasta convertirse en el líder de la industria”, escribieron los analistas.

Pocos saben que Amazon lidera la venta de ropa y calzado. (Wells Fargo Securities)

Y no parece que su negocio vaya a desacelerarse. El próximo año estos números crecerán aún más y harán que Amazon alcance el 12,1 % de la cuota de mercado de la ropa y el calzado, una cifra que ascendería al 46,1 % si solo se tiene en cuenta el comercio minorista online.

Así mismo, el abismo entre Amazon y su competidor más cercano en el ámbito de la moda aumenta cada vez más: sus ventas ahora son cinco veces más grandes que las de la compañía número dos en ventas de calzado y ropa, Macy’s. Los demás minoristas, además de Macy’s, venden menos de 3,5 mil millones de dólares mientras que Amazon ingresa 35 mil millones de dólares al año.

No obstante, cualquier informe sobre comercio electrónico debe estar en sintonía con la economía minorista en sentido general, que abarca mucho más e incluye las tiendas físicas, un factor que aún forman parte de la ecuación. Hay que tener en cuenta que aunque Amazon domina el espacio online, el cual se ha duplicado en los últimos cinco años, el comercio electrónico aún se encuentra por debajo del 10 % del total de las ventas minoristas, explicó Wells Fargo.

Si analizamos esta cifra teniendo en cuenta lo que se denomina “mercado total direccionable”, que excluye los artículos menos populares en las compras online como el gas, los productos de supermercados, los automóviles y artículos farmacéuticos, la participación de Amazon en el crecimiento del comercio electrónico es de aproximadamente el 20 % del total minorista.

Entonces, ¿qué significan estas cifras para el resto de minoristas que no trabajan con Jeff Bezos? Los analistas afirman que las perspectivas no son halagüeñas. Hace poco, Amazon se hizo con entre el 30 y el 35 % del sector en el que compite, que no es más que esa cifra del “mercado total direccionable”. Ahora, Amazon se ha hecho con casi el 50 % del crecimiento del comercio electrónico. Vale destacar que el comercio electrónico ha crecido a razón del 1 % cada año desde 2010 y ahora su crecimiento se está acelerando.

El crecimiento del comercio electrónico se está acelerando. (Wells Fargo Securities)

“Amazon está alcanzando una mayor porción del crecimiento del comercio electrónico”, escribieron. ¿Los mayores cambios? El crecimiento de los productos de cosmética, cuidado personal, accesorios, calcetines, ropa interior, camisetas, zapatos y artículos para el hogar. ¿Los únicos grandes declives? Piezas de repuesto, artículos deportivos y libros.

El camino de Amazon de cara al futuro resulta prometedor pues parece que aún quedan muchos consumidores por captar, pero el informe de los analistas resaltó otras áreas en las que Amazon podría mejorar para aumentar su liderazgo. Estos aspectos son los puntos débiles de los miembros de Prime: las devoluciones de artículos en tiendas, la limitación de marcas de Amazon, la fuerte competencia de las tiendas físicas, la poca utilidad de los resultados de búsqueda, la fijación de precios y la complejidad del sitio web.

Ethan Wolff-Mann