U.S. Markets close in 2 hrs 30 mins

Este perro robot abre puertas y también da un poco de miedo

En los últimos días circula un vídeo publicado por la empresa tecnológica Boston Dynamics que genera al mismo tiempo esperanza y desasosiego. En él se puede ver a un perro robot que es capaz de abrir puertas. Las aplicaciones que esto puede tener para mejorar la vida diaria de las personas con movilidad reducida son infinitas, al mismo tiempo que puede servir de ayuda a los equipos de emergencia en situaciones de rescate muy complicadas.

SpotMini es como se llamada este robótico invento de Boston Dynamics y puede decirse que hay dos versiones a tenor del vídeo de escasos 45 segundos. Eso o que, para demostrar la utilidad del más ‘evolucionado’, al otro aún le falta el apéndice que marca la diferencia. Lo primero que se ve es a un robot amarillo, con cuatro patas, que imita el movimiento de un perro. Realmente los movimientos están muy conseguidos. Se acerca a una puerta, pero al estar cerrada, no puede hacer nada.

Entonces es cuando entra en escena el segundo SpotMini, este con un brazo articulado integrado con el que es capaz de bajar el picaporte y tirar de él para abrir la puerta y pasar. Las opciones que este robot ofrece son infinitas. Desde precisamente eso, abrirle la puerta a quienes no pueden o tienen más dificultades para ello, hasta ayudar en rescates ya que a esa extremidad que su compañero no tiene se le pueden dar más funciones. Por ejemplo, desescombrar o entrar en espacios donde el ser humano no puede.

Así es el perro robótico de Boston Dynamics que abre puertas. (Foto: Captura del vídeo de Boston Dynamics)

Hasta aquí todo son ventajas, pero hay una parte de este anuncio de Boston Dynamics, por lo que ha tenido tanta repercusión, que tiene que ver con el capítulo de la serie Black Mirror. La de Charlie Brooker es una ficción antológica –cada capítulo trata una trama distinta– con la tecnología como hilo conductor. Se caracteriza por ser inquietante en la gran mayoría de sus capítulos, salvo contadas excepciones. El creador británico ha repetido hasta la saciedad que Black Mirror no es una crítica a la tecnología en sí misma, sino al uso y abuso de la misma.

Sea como fuere, el caso es que en la última temporada, que puede verse en Netflix, hay un capítulo titulado Metalhead en el que aparece un perro muy parecido al SpotMini. De ahí la parte desasosegante de la noticia. En el parecido que el robot real y el de la ficción tienen. Es inevitable compararlos a ambos si se ha visto el episodio en cuestión.

También es cierto que el segundo tiene mucha más mala baba que el de Boston Dynamics y cuando se empeña en capturar una presa es capaz de perseguirla hasta aniquilarla lanzando metralla y sacando cuchillos a pasear.