U.S. markets closed

Esto es lo que ganan realmente los restaurantes cuando pides a través de Grubhub o Uber Eats

Un vendedor, con una máscara protectora, entrega alimentos al trabajador de Uber Eats, mientras continúa el brote de la enfermedad por coronavirus (COVID-19). REUTERS / Gustavo Graf

Después de que la pandemia de coronavirus cerrara todos los restaurantes del país, los propietarios comenzaron a confiar rápidamente en los pedidos con entrega a domicilio como su principal fuente de ingresos. Las aplicaciones de entrega de alimentos ayudan a muchos establecimientos de comida que no tienen una flota de conductores a llegar a una gama más amplia de clientes.

Sin embargo, asociarse con aplicaciones de terceros también puede ser increíblemente costoso. Mucho antes de la pandemia del coronavirus, algunos propietarios de restaurantes ya habían intentado descifrar los costes para analizar cuán conveniente es la entrega de comida a domicilio en la era moderna. Ahora que estas plataformas se han convertido en la única forma en que algunos restaurantes pueden seguir trabajando, esa dura realidad se ha vuelto más evidente.

A finales de abril, el propietario de Chicago Pizza Boss, Giuseppe Badalamenti, compartió una foto de una declaración de marzo de Grubhub, una de las aplicaciones de entrega de alimentos más grandes de Estados Unidos. La publicación, que ahora se ha vuelto viral, reveló que uno de los clientes del restaurante de Badalamenti desembolsó 1.042,63 dólares en pedidos durante el mes, pero el propietario solo se quedó con 376,54 dólares después de deducir todas las tarifas de Grubhub.

“Deja de creer que estás apoyando a tu comunidad cuando pides comida a través de una empresa de entrega de terceros”, escribió Badalamenti en la publicación.

Uber Eats y Glovo son dos de las plataformas de entrega a domicilio más conocidas en Latinoamérica. REUTERS/Gleb Garanich

“Compartí la publicación por indignación por el cliente. Al menos durante los últimos tres años se ha producido un ruido sordo y los restaurantes han estado sufriendo en silencio”, le dijo Badalamenti a TODAY Food sobre su decisión de publicar la factura. Agregó que generalmente aconseja a los clientes que desean márgenes más altos que no usen plataformas de terceros.

Pero, ¿la mayoría de las aplicaciones realmente se llevan casi el 65 % de las ganancias de los restaurantes?

Un representante de Grubhub le desglosó la factura a TODAY y dijo que, si bien la mayoría de sus restaurantes asociados terminan pagando entre el 15 y 25 % en tarifas, ese negocio en particular había optado por deducir 231 dólares de sus ganancias para solicitar promociones, que son cupones de venta opcionales que un restaurante puede ofrecer a los clientes. A este restaurante también se le cobró una tarifa de entrega del 10 %, que también es opcional, y optó por un paquete de marketing de gama alta al 20 %. A pesar de todo eso, incluso antes de deducir la tarifa de promoción, las ganancias netas de ese restaurante habrían sido de 607,54 dólares, aproximadamente el 57 % del pedido original.

Grubhub confirmó que todos sus restaurantes asociados están sujetos a las siguientes tarifas: una tarifa de protección de procesamiento/fraude (4 %); una tarifa de comercialización (la tasa promedio es del 15 %, pero los dueños de negocios pueden optar por pagar hasta el 20 %) y un servicio de entrega opcional, que sería una tarifa del 10 %.

“Los propietarios de restaurantes seleccionan los servicios que desean y solo pagan una comisión a Grubhub cuando los ayudamos a generar ventas”, dijo el representante. “Grubhub está satisfecho de trabajar con restaurantes asociados para ayudarlos a gestionar los costos y hacer crecer su negocio”.

Sin embargo, la publicación de Badalamenti despertó cierta suspicacia y generó varias preguntas importantes: ¿los servicios de entrega son una opción práctica para los restaurantes que tienen problemas durante estos tiempos sin precedentes? ¿Se debe permitir que operen, en gran medida sin regulación, cuando los restaurantes no tienen otra opción a la cual recurrir para sobrevivir en el negocio?

Los servicios de entrega en la era del coronavirus

Los consumidores están dependiendo cada vez más de los servicios de entrega durante la pandemia del coronavirus. (Getty Images)

Durante las últimas semanas, muchos restaurantes que están luchando por llegar a fin de mes han dependido de servicios de entrega como Grubhub, Uber Eats, Doordash y Postmates para servir a los comensales que ya no pueden patrocinar a los locales en persona.

“Desde marzo hemos notado que casi diez veces más comercios se han inscrito para formar parte de Postmates. Es decir, restaurantes, tiendas minoristas e incluso librerías que desean entregar productos a sus clientes”, le dijo un representante de Postmates a TODAY.

¿Pero estos servicios aparentemente tan convenientes en realidad valen la pena? Es difícil precisarlo ya que cada negocio es diferente, pero los restaurantes siempre deben revisar a fondo las tarifas de servicio de una aplicación antes de tomar cualquier decisión.

Este es un desglose de algunas de las tarifas más comunes asociadas a aplicaciones de terceros. Aunque todas las tarifas no se divulgan públicamente, hace poco CNBC informó que las comisiones de terceros pueden llegar incluso al 30 %.

Uber Eats

  • Los restaurantes que se asocian con Uber Eats generalmente pagan una tarifa de mercado que oscila entre 15 y 30 %, dependiendo de los servicios que seleccionen. Esa tarifa cubre los costos operativos, como el procesamiento de pagos, la atención al cliente, la tarjeta de crédito y los servicios de marketing, así como la incorporación de empleados y salarios.

  • Los restaurantes que usan su propio equipo de entrega para los pedidos de Uber Eats pagan una tarifa de mercado del 15 %. Aquellos que usan el servicio de entrega de Uber pagan una tarifa limitada al 30 %.

Postmates

  • La comisión mínima que paga un restaurante cuando trabaja con Postmates depende de los servicios que seleccione. Esas tarifas se negocian de forma privada entre el restaurante o el negocio de bienes de consumo y Postmates. Un portavoz de Postmates declinó compartir un rango de porcentajes con TODAY, pero reveló que los servicios de marketing y entrega están incluidos en la comisión.

  • Según el sitio web de Postmates, no hay costos iniciales para los restaurantes que se asocian con el servicio y “los socios solo pagan a Postmates una comisión sobre el subtotal antes de aplicar impuestos de los productos vendidos a través de la plataforma de Postmates”.

Doordash

  • Según un representante de DoorDash, que se negó a compartir tarifas específicas con TODAY, la estructura de comisiones de la compañía está personalizada para cada restaurante y esas tarifas dependen de los servicios comerciales que seleccione cada propietario. Los restaurantes que utilizan los servicios de entrega de DoorDash pagan un porcentaje del subtotal del pedido, pero los servicios de entrega son opcionales.

  • Al igual que servicios similares, las comisiones de DoorDash cubren los salarios de los repartidores, las verificaciones de antecedentes, el seguro y las tarifas de procesamiento de las tarjetas de crédito.

¿Los servicios de entrega están apoyando a los restaurants durante la crisis del coronavirus?

Como dice un antiguo refrán: “Para ganar dinero hay que gastar dinero”. Sin embargo, a medida que los restaurantes de todo el país siguen luchando en plena pandemia de coronavirus, las tarifas asociadas a estos servicios están saliendo a la luz y, en muchos casos están enfrentándose a crecientes críticas.

Al reconocer que los restaurantes y todos sus empleados se han vuelto dependientes de los servicios de entrega durante la pandemia, algunas ciudades y estados han intentado limitar la cantidad de comisiones que pueden cobrar las aplicaciones de terceros.

El jueves, Steven Folop, el alcalde de Jersey City, firmó una orden ejecutiva que limita al 10 % todas las comisiones en aplicaciones de entrega de terceros. En Washington, D.C., San Francisco y Seattle se han aprobado órdenes similares, limitando el cobro de comisiones al 15 %. El mes pasado, el concejal de la ciudad de Los Ángeles, Mitch O'Farrell, propuso una moción que requeriría que las aplicaciones de entrega no cobren “más del 15 % del precio de compra por pedido en comisiones durante la pandemia COVID-19”, Según Los Angeles Times.

El estado de Nueva York y ciudades como Boston y Chicago también están considerando implementar medidas similares, pero no se ha introducido una legislación a nivel nacional.

Los servicios de entrega al otro lado del océano también están recibiendo críticas por sus altas tarifas. En el Reino Unido, los propietarios de restaurantes solicitan que Deliveroo reduzca su comisión ya que generalmente cobra un 35 % más impuestos, según CNBC. Forbes también informó recientemente que Uber Eats, Grubhub, DoorDash y Postmates se enfrentan a una demanda colectiva por sus honorarios.

En medio de la pandemia, algunos servicios de terceros han desarrollado programas de ayuda enfocados en sus restaurantes asociados para intentar contrarrestar cualquier crítica asociada con sus prácticas comerciales.

“DoorDash es consciente de que es vital hacer nuestra parte durante este tiempo sin precedentes, cuando la entrega es un servicio esencial, por lo que el mes pasado anunciamos que estamos reduciendo en un 50 % las comisiones de nuestros restaurantes locales asociados elegibles, tanto en DoorDash como en Caviar”, le dijo un portavoz de DoorDash a TODAY, agregando que el programa de ayuda beneficiará a más de 150 000 restaurantes en Estados Unidos, Canadá y Australia hasta finales de mayo.

A mediados de marzo, Uber Eats comenzó a renunciar temporalmente a las comisiones de mercado en todos los pedidos para recoger. La compañía dice que continuará haciéndolo hasta junio.

Un representante de Postmates dijo que la compañía ha explorado varias formas de ayudar a sus socios. “Al comienzo de esta crisis, introdujimos un programa piloto en el que renunciamos temporalmente a los honorarios de comisiones para empresas en el área de la Bahía de San Francisco, Los Ángeles, Sacramento y Detroit”, dijo el representante. "También hemos igualado económicamente a los comerciantes en las promociones para contribuir a impulsar la demanda”.

Grubhub aplazó temporalmente, aunque no renunció, el cobro de sus comisiones de comercialización para ayudar a los restaurantes en marzo. Sin embargo, a pesar del hecho de que miles de restaurantes en todo el país todavía operan a capacidad limitada, la compañía ya no permite que sus socios difieran el pago de ninguna de sus tarifas.

Chrissy Callahan