U.S. markets close in 1 hour 20 minutes
  • S&P 500

    4,082.43
    +5.83 (+0.14%)
     
  • Dow Jones

    33,916.58
    -169.46 (-0.50%)
     
  • Nasdaq

    11,652.07
    +67.52 (+0.58%)
     
  • Russell 2000

    1,930.37
    -1.57 (-0.08%)
     
  • Petróleo

    76.31
    -2.56 (-3.25%)
     
  • Oro

    1,940.50
    -4.80 (-0.25%)
     
  • Plata

    23.60
    -0.23 (-0.97%)
     
  • dólar/euro

    1.0946
    +0.0080 (+0.73%)
     
  • Bono a 10 años

    3.4860
    -0.0430 (-1.22%)
     
  • dólar/libra

    1.2330
    +0.0014 (+0.11%)
     
  • yen/dólar

    129.2590
    -0.8090 (-0.62%)
     
  • BTC-USD

    22,959.63
    -193.61 (-0.84%)
     
  • CMC Crypto 200

    520.77
    +278.09 (+114.59%)
     
  • FTSE 100

    7,761.11
    -10.59 (-0.14%)
     
  • Nikkei 225

    27,346.88
    +19.77 (+0.07%)
     

Estrenos de cine: Juego perfecto, un desabrido thriller que marca el regreso de Russell Crowe a la dirección

Juego perfecto, estreno del jueves 1°
Juego perfecto, estreno del jueves 1°

Juego perfecto (Poker Face / Estados Unidos, 2022). Guion y Dirección: Russell Crowe. Fotografía: Aaron McLisky. Música: Matteo Zingales, Antony Partos. Elenco: Russell Crowe, Liam Hemsworth, RZA, Aden Young, Elsa Pataky. Duración: 95 minutos. Distribución: BF + Paris. Nuestra opinión: regular.

Ocho años pasaron del auspicioso debut como director de Russell Crowe con Camino a Estambul, un drama que mostraba los coletazos de la Primera Guerra Mundial eludiendo, aunque no siempre lográndolo, los momentos melodramáticos en pos de una apuesta intimista que el actor (también cara visible de su ópera prima) se ponía al hombro con solvencia.

Por lo tanto, cuesta creer que el neozelandés haya escrito, dirigido y protagonizado Juego perfecto, un thriller anticlimático y tedioso al que le interesan más los mensajes zen que la construcción de un largometraje de acción hecho y derecho al que Crowe no se le anima. El actor interpreta a Jake Foley, un multimillonario que reúne a sus amigos de la infancia para un juego de póquer que sirve de excusa para que el grupo, lejos del mundanal ruido, pueda compartir secretos que cargan desde hace años.

La primera secuencia del film, á la Cuenta conmigo de Rob Reiner, delimita los rasgos de los personajes e incluso presenta al villano de turno, pero con una sensiblería que no logra fusionarse con lo que vendrá luego: un robo a ese refugio que termina uniendo a los amigos que se protegerán mutuamente como si no hubiese pasado el tiempo. Crowe coquetea con diversos géneros pero no se compromete con ninguno, y su personaje, quien luego busca convertirse en la brújula moral de la historia, no es más que una hoja en blanco, el líder menos carismático posible. Ni thriller ni película de atraco: en Juego perfecto las secuencias de acción son tan pueriles que rozan lo vergonzoso.