U.S. markets close in 1 hour 33 minutes
  • S&P 500

    4,061.32
    -15.28 (-0.37%)
     
  • Dow Jones

    33,756.27
    -329.77 (-0.97%)
     
  • Nasdaq

    11,587.18
    +2.62 (+0.02%)
     
  • Russell 2000

    1,930.76
    -1.19 (-0.06%)
     
  • Petróleo

    76.65
    -2.22 (-2.81%)
     
  • Oro

    1,941.00
    -4.30 (-0.22%)
     
  • Plata

    23.59
    -0.25 (-1.03%)
     
  • dólar/euro

    1.0913
    +0.0047 (+0.44%)
     
  • Bono a 10 años

    3.4770
    -0.0520 (-1.47%)
     
  • dólar/libra

    1.2296
    -0.0021 (-0.17%)
     
  • yen/dólar

    129.6050
    -0.4630 (-0.36%)
     
  • BTC-USD

    23,055.78
    -65.37 (-0.28%)
     
  • CMC Crypto 200

    521.87
    +279.19 (+115.05%)
     
  • FTSE 100

    7,761.11
    -10.59 (-0.14%)
     
  • Nikkei 225

    27,346.88
    +19.77 (+0.07%)
     

Estrenos de cine: El lado salvaje es un inquietante reencuentro entre una hija y su padre en un entorno amenazante

El lado salvaje, estreno del jueves 1°
El lado salvaje, estreno del jueves 1°

El lado salvaje (Argentina, 2022). Dirección: Juan Dickinson. Guion: Enrique Cortés, Juan Dickinson, Fernando Musa, Mariana Planella. Fotografía: Miguel Abal, Fernanda Mallo. Edición: Cesar Custodio. Elenco: Vanesa González, Osmar Núñez, Jorge Sesán, Lautaro Delgado Tymruk, Eva Bianco, Pablo Seijo, Sol Garcia, Horacio Pulido. Duración: 95 minutos. Calificación: apta para mayores de 13 años. Nuestra opinión: buena.

Hay una tensión latente que cruza de punta a punta la historia que cuenta El lado salvaje. Algo que parece todo el tiempo a punto de explotar y que coloca a los personajes de la película en una especie de estado vigilia permanente. Juan Dickinson dosifica la información necesaria para entender el trasfondo de este relato denso que tiene como protagonista a una mujer (Vanesa González) que llega a la estancia patagónica donde vive su padre (Osmar Núñez) acompañada por su pequeña hija y su esposo (Pablo Seijo), con el que atraviesa una crisis a todas luces evidente.

El objetivo del viaje es cicatrizar algunas heridas familiares del pasado, pero conseguirlo no es simple. Porque mirar hacia atrás nunca es fácil cuando quedan cuentas pendientes y porque alrededor de ese caserón de campo solitario y castigado por el paso del tiempo acechan peligros fantasmagóricos: una jauría de perros salvajes que atacan a los rebaños en la zona y un lugareño misterioso que parece concentrado en detenerlos pero también se termina volviendo impredecible y peligroso.

El director ya había trabajado sobre la amenaza que representan los cimarrones en el sur de la Argentina en el documental Perros del fin del mundo (2018), y esta vez vuelve sobre un tema que parece obsesionarlo pero con la idea expresa de establecer un clima específico: ominoso, inquietante, similar al de un cuento de terror que se despliega en la inmensidad de un bosque transformado en escenario de pesadillas, violencia y redenciones.