U.S. markets open in 5 hours 34 minutes
  • F S&P 500

    4,561.75
    -9.50 (-0.21%)
     
  • F Dow Jones

    35,201.00
    -58.00 (-0.16%)
     
  • F Nasdaq

    15,164.25
    -41.75 (-0.27%)
     
  • RTY=F

    2,084.40
    -7.70 (-0.37%)
     
  • Petróleo

    86.03
    +0.60 (+0.70%)
     
  • Oro

    1,814.60
    +2.20 (+0.12%)
     
  • Plata

    23.68
    +0.19 (+0.80%)
     
  • dólar/euro

    1.1340
    +0.0010 (+0.09%)
     
  • Bono a 10 años

    1.8650
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    22.90
    +3.71 (+19.33%)
     
  • dólar/libra

    1.3599
    +0.0001 (+0.01%)
     
  • yen/dólar

    114.4490
    -0.1360 (-0.12%)
     
  • BTC-USD

    41,313.23
    -520.69 (-1.24%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,167.00
    +157.61 (+15.61%)
     
  • FTSE 100

    7,558.31
    -5.24 (-0.07%)
     
  • Nikkei 225

    27,467.23
    -790.02 (-2.80%)
     

Exclusivo: este es el mensaje del Gobierno a Wall Street en medio de las negociaciones con el FMI

·5  min de lectura

Sergio Massa miró fijo al representante del fondo de inversión y le dijo: "Mire, yo sé de buscar votos para sacar leyes en el Congreso. Pero, confíe, que en esto no me voy a equivocar. Los bonos argentinos van a valer u$s42 dólares dentro de poco tiempo".

Ese precio, de darse, significaría una mejora de más de 30% sobre los valores actuales. Los papeles de la deuda argentinos vienen sufriendo un durísimo castigo, a pesar de la reestructuración del año pasado. Tienen cotizaciones de default y sólo mostraron una tibia recuperación cuando, como adelantó iProfesional, el Gobierno avanzó en la negociación con el Fondo Monetario.

Justamente, los principales funcionarios recibieron esta semana a misiones de inversores que "bajaron" desde Wall Street para conocer de primera mano los planes de la Casa Rosada.

Fueron recibidos -además de Massa- por Juan Manzur, jefe de Gabinete, y también por Martín Guzmán y Gustavo Béliz. Los financistas incluyeron en su circuito al Banco Central y al titular de la CGT, Héctor Daer.

Un menú completo, que incluyó a referentes económicos de la oposición, como Hernán Lacunza.

El propio Manzur subió a su cuenta de Twitter una de las reuniones que mantuvo en la semana: fue con el economista y estratega de Deuda para América Latina del Banco Barclays de Nueva York.

Una de las preguntas más reiteradas por los inversores refirió -obviamente- a la posición de Cristina Kirchner ante el acercamiento con el Fondo. "Ella apoya. Avala la negociación", respondió Manzur.

Ante la insistencia, el jefe de Gabinete puso un ejemplo gráfico: "¿Vio que ella dijo que el Presidente tiene la lapicera? Bueno, ahora van a ver que Alberto Fernández, efectivamente, es el que tiene la lapicera. No van a quedar dudas. Acá va a primar la responsabilidad", enfatizó.

Una de las preguntas más reiteradas por los inversores refirió a la posición de Cristina ante el acercamiento con el FMI

A los inversores les quedó claro el mensaje. Para los inversores de Wall Street, la prueba de fuego será cuando el acuerdo con el FMI vaya al Congreso.

Piensan bien: en ese debate se escuchará la voz de Máximo Kirchner. También será público el voto del diputado, hijo de la vicepresidenta. Ahí no deberían quedar dudas de la postura de Cristina K.

Manzur y Massa fueron enfáticos. Les dijeron a los hombres y mujeres de los fondos internacionales que "el peronismo y todo el Gobierno está entrando en una nueva fase, muy distinta a los primeros dos años de gestión".

Para el tucumano, que asumió como jefe de Gabinete tras la derrota electoral en las PASO, en medio de la crisis, "el acuerdo con el Fondo será el primer paso hacia la estabilidad y el crecimiento sostenido".

Cree que hay razones objetivas para pensar en positivo.

Por un lado, con la vacunación extendida y una pandemia controlada -al menos hasta este momento-, hay más chances de que la recuperación del PIB de este año -en torno al 10%- se transforme en un crecimiento sostenido a partir del próximo.

Manzur les comentó a los financistas que mantiene contactos directos con empresarios de todos los sectores. Y que si bien hay una mayoría que mantiene una posición crítica del Gobierno, hay muchos otros que empezaron a acompañar. Y vamos a convencerlos de que estamos en el camino correcto a medida que pasen los meses".

"No se preocupen que en el tema del FMI hay consenso interno en nuestra coalición", remató el jefe de Gabinete.

Parafraseando al ex presidente Néstor Kirchner, Manzur dijo que habrá acuerdo porque a todas las partes le conviene. "Los muertos no pagan", dijo.

Los números de la negociación

La delegación de funcionarios de Economía y del Banco Central que este fin de semana viajará a Washington para intentar el cierre de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional contempla un ajuste de las cuentas públicas y la promesa de una aceleración del "crawling peg" (minidevaluaciones diarias).

El déficit primario que los funcionarios llevan a los Estados Unidos contempla un 3,3% del PIB. Sin embargo, Guzmán ya sabe que el staff del Fondo reclama un punto menos de rojo. El número, para el FMI debería ser del 2,3%. Por eso será clave la negociación de los próximos días.

Respecto del dólar, el compromiso es que el tipo de cambio oficial subirá de forma más acelerada

Otro punto en conflicto es el tema de las tarifas. Guzmán promueve una recomposición segmentada de las tarifas de luz y gas. El número final de esa suba será escrito al regreso del viaje.

Pero el dato relevante es que los funcionarios le dirán al Fondo que el ahorro fiscal por el aumento de las tarifas sea aplicado a la obra pública. Como ya publicó iProfesional, Cristina Kirchner avala el acuerdo con el FMI a condición de que no haya un ajuste en las inversiones en infraestructura.

Según el ministro, el crecimiento del PIB será del 4% el año que viene, algo que el FMI no termina de aceptar. Los técnicos del organismo creen que a la Argentina le faltan dólares para asegurar esa expansión.

Respecto del dólar, el compromiso es que el tipo de cambio oficial subirá de forma más acelerada a partir de que se abroche el acuerdo con Washington.

Puesto en números, la cotización del "oficial" debería subir al mismo ritmo que la inflación. El FMI acepta que no haya una devaluación abrupta.

"No se va a recuperar la apreciación de este año", confió el ministro a su equipo de colaboradores.

"Ver para creer", aseguran los inversores que pasaron por Buenos Aires. A partir de este fin de semana se empezará a escribir esa nueva historia. ¿Se cumplirá la expectativa que "venden" los funcionarios?

Ver para creer.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.