Anuncios
U.S. markets open in 3 hours 58 minutes
  • F S&P 500

    5,079.75
    -27.75 (-0.54%)
     
  • F Dow Jones

    38,551.00
    -129.00 (-0.33%)
     
  • F Nasdaq

    17,512.00
    -152.50 (-0.86%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    2,018.10
    +11.30 (+0.56%)
     
  • Petróleo

    82.83
    +0.02 (+0.02%)
     
  • Oro

    2,337.90
    -0.50 (-0.02%)
     
  • Plata

    27.40
    +0.05 (+0.20%)
     
  • dólar/euro

    1.0726
    +0.0025 (+0.24%)
     
  • Bono a 10 años

    4.6520
    +0.0540 (+1.17%)
     
  • Volatilidad

    16.19
    +0.22 (+1.38%)
     
  • dólar/libra

    1.2517
    +0.0054 (+0.44%)
     
  • yen/dólar

    155.6800
    +0.4510 (+0.29%)
     
  • Bitcoin USD

    64,045.58
    -2,392.58 (-3.60%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,365.68
    -16.89 (-1.22%)
     
  • FTSE 100

    8,087.90
    +47.52 (+0.59%)
     
  • Nikkei 225

    37,628.48
    -831.60 (-2.16%)
     

Extranjeros liquidaron posiciones en México por 11,273 millones de dólares en 2023

Los inversionistas no residentes completaron cuatro años consecutivos liquidando sus posiciones en México

México registró una desinversión de 11,273 millones de dólares durante el 2023, según información del Banco de México.

Esto significa que los inversionistas no residentes completaron cuatro años consecutivos liquidando sus posiciones en México, al punto que hoy, 16% de los títulos mexicanos en circulación están en manos de extranjeros. Una proporción que cayó desde 29% que representaban en el 2019, durante el primer año de gobierno del mandatario saliente, Andrés Manuel López Obrador.

De acuerdo con el economista para América Latina en Goldman Sachs, Alberto Ramos, la tendencia que han mantenido los inversionistas no residentes al deshacer sus posiciones en México es un foco de riesgo, sobre todo en este año de elecciones presidenciales en México y Estados Unidos.

“Las perspectivas para México se han visto perjudicadas por las políticas estatales centradas en los sectores de recursos naturales y un marco regulatorio incierto y más estricto (...) están mucho más expuestos a un choque de confianza o de políticas que podría debilitar significativamente los flujos de la cuenta de capital, de cartera y de IED”, explicó el estratega desde Wall Street.

PUBLICIDAD

A pesar de esta desinversión en títulos mexicanos, la moneda mexicana se apreció 13.2% en todo el 2023, lo que evidencia que pesan más en la cotización del país, las posiciones especulativas en el mercado de futuros respecto del peso, la mayor entrada de dólares por IED, la aportación en dólares por las exportaciones, las nuevas inversiones y el flujo de remesas, precisó la directora de análisis económico en Banco Base, Gabriela Siller.

Posiciones especulativas a favor

Aparte, la directora de análisis económico, cambiario y bursátil en Monex, Janneth Quiroz Zamora, reportó el 2 de febrero que las posiciones especulativas a favor del peso continuaron alimentando inercialmente la apreciación de la moneda mexicana.

Desde el 8 de marzo de 2023 y al corte del 30 de enero de este año, se mantuvieron largas las posiciones sobre el peso en el Mercado de Futuros de Chicago (CME, por su sigla en inglés).

Esto significa que las apuestas de las posiciones especulativas netas siguieron a favor del peso.

Ahora mismo tenemos un carry bastante atractivo en México de 525 puntos base, señaló aparte Luis Pérez Lezama, Director de finanzas públicas en Saber Think lab.

El carry trade es cuando los inversionistas se financian con una tasa de interés baja y después invierten sus ganancias en otra divisa que ofrece tasas más altas. De ahí la relevancia este año de elecciones, de que se mantenga un diferencial atractivo, que significa no quedarse atrás de las decisiones de la Fed en materia de tasas. Al encarecerse el dólar, se presionan los precios de productos importados y se genera otra fuente de compresión a la inflación.

Choques por incertidumbre

En el detalle de la información contenida en la Balanza de Pagos del cuarto trimestre en 2023, se observa que la salida de inversiones de cartera por 11,273 millones de dólares, que resultó de la entrada de 6,395 millones al mercado accionario, que no pudo compensar la salida de 4,878 millones.

La directora de análisis económico en Banco Base, Gabriela Siller, explicó que una buena parte de la aversión al riesgo que se tiene sobre México es por el manejo de la política económica, sobre todo por la parte de las finanzas públicas. “Por el reiterado apoyo que se sigue otorgando a Pemex y que seguirá presionando a las finanzas públicas”.

El economista jefe de Bank of America Securities para México y Canadá, Carlos Capistrán apuntó desde mediados de febrero que otro factor que puede generar presión es el apoyo financiero consistente del gobierno mexicano a Pemex.

Hay que tener mucho cuidado porque, si continúan haciendo eso, el riesgo que corren es que Pemex arrastre al gobierno federal y que también empiece a bajar su calificación (crediticia)”.

El experto de Bofa enfatizó que el riesgo de que Pemex arrastre a la calificación del soberano podría materializarse el próximo sexenio, si el nuevo gobierno no desarrolla una estrategia que otorgue viabilidad financiera a la petrolera y reduzca su dependencia del gobierno.

ymorales@eleconomista.com.mx