U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,594.62
    -106.84 (-2.27%)
     
  • Dow Jones

    34,899.34
    -905.04 (-2.53%)
     
  • Nasdaq

    15,491.66
    -353.57 (-2.23%)
     
  • Russell 2000

    2,245.94
    -85.52 (-3.67%)
     
  • Petróleo

    68.15
    -10.24 (-13.06%)
     
  • Oro

    1,788.10
    +1.20 (+0.07%)
     
  • Plata

    23.14
    -0.40 (-1.70%)
     
  • dólar/euro

    1.1322
    +0.0110 (+0.99%)
     
  • Bono a 10 años

    1.4820
    -0.1630 (-9.91%)
     
  • dólar/libra

    1.3342
    +0.0022 (+0.16%)
     
  • yen/dólar

    113.2600
    -2.0790 (-1.80%)
     
  • BTC-USD

    55,118.95
    +641.29 (+1.18%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,365.60
    -89.82 (-6.17%)
     
  • FTSE 100

    7,044.03
    -266.34 (-3.64%)
     
  • Nikkei 225

    28,751.62
    -747.66 (-2.53%)
     

Claves para entender el daño que nos hace Facebook

·8  min de lectura
Según investigaciones internas de Facebook un 17% de usuarias ven que sus problemas de alimentación crecen por la plataforma. REUTERS
Según investigaciones internas de Facebook un 17% de usuarias ven que sus problemas de alimentación crecen por la plataforma. REUTERS

Las seis horas de desconexión que sufrieron Facebook, Instagram o WhatsApp el lunes son una broma comparado con lo que el gigante tecnológico de Mark Zuckerberg está haciendo con sus usuarios. Han sido muchas las voces que han denunciado las prácticas de la red social, especialmente desde la polémica de Cambridge Analytica, aunque la última persona en hacerlo ha acompañado sus acusaciones con decenas de miles de páginas con documentos y estudios internos que Facebook decidió omitir para salvaguardar sus intereses. Frances Haugen es una antigua empleada de la compañía que, según dice, ha presentado al menos ocho denuncias ante la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos donde alega que la empresa de Silicon Valley oculta a los inversores y al público los resultados de esas investigaciones internas.

Éstos son esclarecedores y las consecuencias fatales a nivel social e individual. La propia Haugen ha sacado los documentos a la luz en The Wall Street Journal (WSJ) y ha dado todos los detalles en el programa ‘60 Minutes’ de CNN y este martes ante el Senado. Sus acusaciones son muy graves y se pueden resumir en la siguientes dos frases pronunciadas por la extrabajadora de la plataforma.

La primera es: “Facebook hace daño a los menores, crea división y debilita la democracia” y la segunda no es menos lapidaria: “Lo que vi en Facebook una y otra vez fue que había conflictos de intereses entre lo que era bueno para el público y lo que era bueno para Facebook, y Facebook una y otra vez eligió actuar por sus propios intereses, como ganar más dinero”.

Haugen tiene 37 años de edad y su rol en la compañía fue el de exdirectora de producto. Además trabajó en cuestiones de integridad cívica y antes de su renuncia trabajó en el departamento que se encargó de monitorear la ‘interferencia electoral’. Su rol en la empresa, el calado de sus denuncias y la documentación aportada le han otorgado credibilidad ante los medios de comunicación más prestigiosos. Entre sus acusaciones están las siguientes:

Frances Haugen es la extrabajadora de Facebook que ha filtrado decenas de miles de documentos internos. (Getty Images)
Frances Haugen es la extrabajadora de Facebook que ha filtrado decenas de miles de documentos internos. (Getty Images)

Facebook ocultó resultados que demuestran cuán nociva es la plataforma para los adolescentes, concretamente para las chicas. Según la investigación interna de Facebook, el 13,5 por ciento de las adolescentes que usan Instagram, propiedad del gigante tecnológico, afirman que la plataforma hace que incrementen los pensamientos de “suicidio y autolesión”. Además, un 17 por ciento de usuarias confiesan que sus “problemas de alimentación”, como la anorexia, se han agravado. El tercer resultado que nunca quisieron hacer público en Facebook es que una de cada tres menores sienten que la red social “empeora” los problemas de cómo perciben su cuerpo. Tampoco fueron transparentes al encontrarse con conclusiones que dejan en muy mal lugar a las redes sociales.

“Los adolescentes culpan a Instagram del aumento de la tasa de ansiedad y depresión... Esta reacción no fue provocada y fue consistente en todos los grupos”, publicó WSJ.

Desde Facebook siempre han preferido ver el vaso medio lleno al argumentar que la plataforma también le ha dado voz a personas marginadas y ha servido para ayudar a familiares y amigos a estar conectados. Sin embargo, las supuestas buenas intenciones e incluso la comparecencia de Zuckerberg en el Congreso quedan en entredicho al demostrarse que Facebook ha preferido mirar por sus intereses en lugar de por los de sus usuarios.

Explotación humana

Otro de los puntos más llamativos de la filtración y de los que Haugen ha hablado durante su comparecencia en el Senado ha sido que Facebook es consciente de que sus plataformas permiten la explotación humana. Los documentos internos de la compañía mostrados por Haugen demuestran que no están aplicando las normas comunitarias donde se comprometen a “eliminar el contenido que facilita o coordina la explotación de seres humanos”. Así se ha sabido tras el informe interno titulado ‘Servidumbre doméstica y seguimiento en Oriente Medio’, en el que se puede leer la siguiente frase, según ha destacado WSJ.

“Nuestros hallazgos de investigación demuestran que (…) nuestra plataforma permite las tres etapas del ciclo de vida de la explotación humana (reclutamiento, facilitación, explotación) a través de las redes del mundo real. (…) Los traficantes, reclutadores y facilitadores de estas “agencias” utilizaban perfiles de FB, perfiles de IG, Pages, Messenger y WhatsApp”.

Teorías conspirativas alentadas por el expresidente, Donald Trump, encontraron su nicho en Facebook. (Getty Images)
Teorías conspirativas alentadas por el expresidente, Donald Trump, encontraron su nicho en Facebook. (Getty Images)

Desinformación y democracia

También se ha demostrado que es imposible que Facebook pueda controlar todos los posts que se suben en la plataforma, por lo que su “lucha contra la desinformación” que dicen estar llevando a cabo es muy poco eficiente. Según otro documento interno filtrado, Facebook elimina entre el 3 por ciento y el 5 por ciento de los discursos de odio y menos del 1 por ciento de los contenidos considerados violentos o que incitan a la violencia. Esto se debe a que el volumen es demasiado alto para los revisores (que son personas) y es un reto para sus algoritmos clasificar con precisión el contenido cuando hay que tener en cuenta el contexto, es decir cuando realmente deben ser humanos los que se encarguen del trabajo.

Los documentos también resaltan la incapacidad de Facebook de controlar las interacciones durante las elecciones estadounidenses de 2020 y la toma del Congreso el 6 de enero de este año. El papel de la plataforma durante la insurrección tuvo un grado de premeditación preocupante. En uno de los documentos filtrados, un funcionario de Facebook afirma que “sólo estuvimos dispuestos a actuar después de que las cosas hubieran entrado en una espiral de peligro”. Para muchos analistas, esta cita demuestra que Facebook fue consciente de lo que se estaba gestando y no hizo nada -o hizo poco- para frenar a los manifestantes. ¿Cuál es el nivel de responsabilidad de Facebook en uno de los episodios más vergonzosos de la de la historia de EE.UU.?

La conclusión que se desprende de las decenas de miles de documentos filtrados por Haugen es que Facebook es plenamente consciente del impacto negativo que está teniendo en la sociedad. La polarización actual no se puede explicar sin que las redes sociales aparezcan en la conversación ya que productos como las recomendaciones de temas virales “son una parte significativa de por qué estos tipos de discurso florecen”. Otros estudios internos confirmaron con todo detalle cómo el algoritmo de Facebook tardó pocos días en recomendar contenido ultraconservador y conspirativo a una cuenta verificada que tan sólo seguía páginas oficiales también verificadas. Esto aparece en análisis realizados por la propia compañía con títulos tan sorprendentes como: “Antes publicaban selfies y ahora intentan revertir las elecciones”.

El CEO de Facebook, Mark Zuckerberg (Getty Images)
El CEO de Facebook, Mark Zuckerberg (Getty Images)

Tras la comparecencia de Haugen del martes en el Senado, Zuckerberg se apresuró a contestar a su exempleada en un intento por desprestigiar su figura. Afirmó que “no se puede confiar en ella” y que pintó “una imagen falsa de la empresa”. También se defendió de las acusaciones.

“No es cierto que nosotros prioricemos el beneficio sobre la seguridad y el bienestar”, apuntó. “El argumento de que promovemos deliberadamente contenidos que hacen enfadar a la gente para obtener beneficios es profundamente ilógico. Ganamos dinero con los anuncios, y los anunciantes nos dicen sistemáticamente que no quieren que sus anuncios aparezcan junto a contenidos dañinos o que enfaden”, agregó antes de sostener que en relación a la insurrección del 6 de enero de este año “si quisiéramos ignorar la investigación, ¿por qué íbamos a crear un programa de investigación líder en el sector para comprender estas importantes cuestiones?”.

También quiso dejar claro que los esfuerzos de Facebook para luchar contra la desinformación son enormes. “Si no nos preocupáramos por luchar contra los contenidos nocivos, ¿por qué emplearíamos a tantas personas dedicadas a esto que cualquier otra empresa de nuestro espacio, incluso las más grandes que nosotros? Si quisiéramos ocultar nuestros resultados, ¿por qué habríamos establecido un estándar líder en la industria para la transparencia y la información sobre lo que estamos haciendo?”, escribió.

La gran pregunta es cómo afectarán a Facebook estas acusaciones en cuanto a posibles regulaciones o y a la búsqueda de responsabilidades ante asuntos tan sensibles como la democracia o por ser vía de contenido y recomendaciones que incitan al odio y a la insurrección. Pero sobre todo está por ver cómo afectará todo esto a la percepción que los usuarios tienen sobre las plataformas de Facebook. Está en nosotros el decidir hasta cuando queremos seguir siendo la moneda de cambio de gente que se enriquece a nuestra costa mientras se producen daños colaterales nocivos para la sociedad y para nosotros mismos.

Otras historias que te pueden interesar: 

VIDEO | Facebook incluirá más publicidad en videos cortos para perseguir a TikTok

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.