U.S. Markets closed

“Facebook debería ser regulado”: el demoledor informe del parlamento británico sobre la red social

Si uno de los países más liberales del planeta pide que tu empresa sea regulada por las leyes de un parlamento, es que estás haciendo algo muy mal. Esa es la situación que está viviendo Facebook con el parlamento británico, que ha emitido un demoledor informe en el que pide que se creen leyes que controlen de alguna forma el negocio de Mark Zuckerberg.

El trabajo, presentado este mismo lunes por el Comité Digital, de Cultura, Medios y Deporte del órgano legislador del Reino Unido, ha investigado las prácticas de la multinacional estadounidense en este último año. En la investigación se resalta que Facebook hace muy poco “para evitar que se difundan informaciones falsas” –las famosas Fake News- y acusa a la red social de permitir que en ella operen “Pandilleros virtuales”, tal y como informa The Guardian.

El logo de Facebook en la pantalla de una tableta (AFP/Archivos | Lionel BONAVENTURE)

Los expertos que han elaborado el texto incluso comparan a Facebook con “un gánster”, por dejar operar a esos propagadores de noticias malintencionadas a cambio de dinero (el que cobra por la publicidad y por dar más visibilidad a estas noticias.

El mismo símil también lo aplican a la propia red social al afirmar que las empresas como Facebook no se les debe permitir comportarse como “pandilleros digitales” en el entorno online creyendo que están por encima de la ley”.

Además, los parlamentarios británicos solicitan una investigación a gran escala para determinar si Facebook está ejerciendo algún tipo de práctica monopolística y también para ver si está abusando de la información que posee de sus usuarios. Además, también quieren que se dilucide si Facebook apoya a determinadas compañías para que tengan éxito y sin embargo censura a otras para que fracasen. ¿Cómo? Por ejemplo censurando determinados contenidos relacionados con esa empresa y apoyando las publicaciones de otras.

Los investigadores que han realizado el informe tiene clara la solución al problema de Facebook: más regulación y transparencia. Según informa Mashable,  Damien Collins, presidente del organismo uq eha llevado a cabo la investigación, ha asegurado que “Es necesario que haya un cambio radical en el equilibrio de poder entre estas plataformas y el público, y la era de la autorregulación inadecuada debe llegar a su fin. No se debe permitir que las grandes empresas de tecnología se expandan de manera exponencial sin restricciones o supervisión regulatoria adecuada”.

El informe también resalta que Facebook podría estar violando varios derechos de los ciudadanos para lucrarse: “Los derechos de los ciudadanos deben establecerse legalmente al exigir a las empresas de tecnología que se adhieran a un código de conducta consagrado en la ley por el Parlamento y supervisado por un regulador independiente”.

Además, también se solicita una investigación aparte para esclarecer la interferencia de Rusia durante el referéndum sobre Brexit, pero también en las elecciones parlamentarias anticipadas de 2017 y el referéndum sobre la independencia de Escocia en 2014.

En la investigación también se aportan pruebas como documentos internos en los que se demuestra que Facebook habría violado las leyes de protección de datos al “vender” información privada de sus usuarios sin su consentimiento.

¿Y qué dice Facebook respecto a estas duras palabras? La red social se defiende a través de su portavoz Karim Palant, que en declaraciones concedidas a TechCrunch asegura que su empresa no es la misma que hace un año, y que ha puesto en marcha varios programas para luchar contra las Fake News.