U.S. markets closed
  • S&P 500

    3,911.74
    +116.01 (+3.06%)
     
  • Dow Jones

    31,500.68
    +823.32 (+2.68%)
     
  • Nasdaq

    11,607.62
    +375.43 (+3.34%)
     
  • Russell 2000

    1,765.74
    +54.06 (+3.16%)
     
  • Petróleo

    107.06
    +2.79 (+2.68%)
     
  • Oro

    1,828.10
    -1.70 (-0.09%)
     
  • Plata

    21.13
    +0.09 (+0.42%)
     
  • dólar/euro

    1.0559
    +0.0034 (+0.33%)
     
  • Bono a 10 años

    3.1250
    +0.0570 (+1.86%)
     
  • dólar/libra

    1.2270
    +0.0009 (+0.07%)
     
  • yen/dólar

    135.2100
    +0.2770 (+0.21%)
     
  • BTC-USD

    21,377.86
    +92.78 (+0.44%)
     
  • CMC Crypto 200

    462.12
    +8.22 (+1.81%)
     
  • FTSE 100

    7,208.81
    +188.36 (+2.68%)
     
  • Nikkei 225

    26,491.97
    +320.72 (+1.23%)
     

El factor Juan Román Riquelme: por qué cree que el nuevo título de Boca lo potenció como dirigente y qué aprendizajes cosechó en el camino

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·7  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Juan Román Riquelme disfrutó el cuarto título de Boca desde que él es dirigente
Juan Román Riquelme disfrutó el cuarto título de Boca desde que él es dirigente

Juan Román Riquelme celebró con ganas la Copa de la Liga ganada por Boca ante Tigre. La cuarta estrella que logra el club de la Ribera desde que él es dirigente tuvo un sabor muy especial. Ocurre que dentro de ese agitado lugar que es, con frecuencia, el llamado mundo Boca, en este primer semestre las aguas se movieron todavía más. Y el hecho de sentir que, entre todas las partes involucradas, pudieron surfear la ola y cerrar la competencia local con otra vuelta olímpica, generó el desahogo que expusieron en Córdoba.

A diferencia de otras ocasiones, el exvolante le cedió todo el protagonismo al plantel y al cuerpo técnico. No hubo esta vez gira mediática. Todo fue de los jugadores y de Battaglia. En cambio, sí se vieron sus festejos en el palco, tanto después del golazo de Fabra como una vez finalizado el partido. Por estas horas Riquelme siente que parte de este título es una consecuencia de su evolución como dirigente. Que aquellos errores iniciales, producto de la inexperiencia, quedaron en el pasado.

El momento bisagra fue aquel episodio en el que Pol Fernández, hoy otra vez uno de los bastiones del equipo, fue marginado del plantel, a pesar de tener por delante un mes más de contrato. La reunión con los referentes de entonces le sirvió y mucho. Y aunque las negociaciones para renovar los contratos posteriores de, por ejemplo, Tevez y Zárate fueron ásperas, los modos resultaron muy diferentes.

“Agarrala boludo”, le dijo de manera compinche Darío Benedetto a Riquelme cuando ambos posaron para una foto con la Copa de la Liga, dentro de la intimidad del vestuario. Allí saludó con un abrazo y con un beso a cada uno de los jugadores del equipo. “Aquí, con el más grande”, se le escuchó a Campuzano mientras hacía una transmisión en vivo en Instagram. “Fenómeno”, fue el elogio del exvolante a Pol Fernández.

Precisamente en ese lugar tan propio de los futbolistas y tan ajeno a los dirigentes, la imagen de Riquelme fue muy bienvenida. Más allá de que los roles están definidos, todos los integrantes del plantel lo ven como a un par. A alguien con ascendencia que puede aportarles su conocimiento del club, y que eso les sirva para atravesar situaciones límite. Lo mismo le valoran a Sebastián Battaglia, a quien los jugadores ven como una persona sana, trabajadora y comprometida con el club.

Fueron los jugadores los que bancaron al DT en las horas más complicadas. Ellos se hicieron cargo de las malas actuaciones del equipo cuando el hombre más ganador de la historia del club caminaba por la cornisa y parecía que cualquier tropezón sería el último.

El que mejor lo exteriorizó fue Javier García, tras el pálido empate ante Godoy Cruz con sabor a derrota en la Bombonera. “Nosotros nunca ponemos en tela de juicio al técnico. Somos autocríticos, por momentos tenemos buenos partidos y por momentos no. La crítica sobre Battaglia la pone la prensa, no nosotros”, dijo el arquero, figura del aquel partido ante el Tomba.

Parece una eternidad, pero hace poco más de un mes, precisamente el 21 de abril, el club xeneize vivió horas de máxima tensión. Ese día, de acuerdo a información a la que accedió este diario a través de fuentes del club, Sebastián Battaglia estuvo a un paso de ser desvinculado. Sólo la fortaleza y seguridad exhibidas por el entrenador cuando llegó al predio de Ezeiza permitieron que su continuidad sea posible.

En eso tuvieron mucho que ver los jugadores, pero también Riquelme, como líder del Consejo de Fútbol que integran Jorge Bermúdez, Marcelo Delgado, Raúl Cascini y, flamante incorporación, Mauricio Serna. Aun cuando la relación con Sebastián Battaglia tal vez no sea tan cercana como hace un año, en los momentos calientes se priorizó el respeto profesional y el cariño humano. “Sebastián es amigo nuestro”, declaró el Patrón.

Y allí también hay un aprendizaje. Porque en su círculo íntimo, el vicepresidente segundo sigue pensando que tal vez fue un error haber desvinculado a Miguel Russo. Ante un escenario similar en lo referido al funcionamiento del equipo, optó por seguir apostando al proyecto de su excompañero.

Battaglia y Riquelme juntos, en la previa del viaje a Córdoba para disputar la final con Boca ante Tigre
Battaglia y Riquelme juntos, en la previa del viaje a Córdoba para disputar la final con Boca ante Tigre


Battaglia y Riquelme juntos, en la previa del viaje a Córdoba para disputar la final con Boca ante Tigre

Aunque también resulta muy positivo para el trato cotidiano entre unos y otros la aceptación de determinaciones que toma el entrenador. Que el Consejo no se meta en el vestuario. El caso emblemático es el de Agustín Almendra. Si fuera por el Consejo, el joven ya hubiera regresado al plantel. Sin embargo, acataron la postura del DT de marginarlo, tras la grave falta de respeto recibida. “Él es el que decide”, coincidieron.

Es cierto que también hubo actitudes de Riquelme que no fueron bien recibidas por el plantel. El hecho de, en octubre pasado, haberlos hecho bajar del micro después de una derrota triste ante Gimnasia en la Bombonera es, quizás, la más evidente. La otra fue cuando el ídolo dijo este año que Boca era un equipo inocente. “Hace 15 años que juego al fútbol profesional. Si fuera tan inocente o mis compañeros fueran tan inocentes, no estaríamos jugando en la Primera de Boca”, respondió Izquierdoz al partido siguiente. Y agregó, para desactivar cualquier polémica: “Está claro que tuvimos una distracción que no tendría que haber pasado, pero de la forma que lo dijo Román no fue así”.

De allí en adelante, la máxima autoridad de fútbol en el club de la Ribera sólo tuvo palabras públicas de elogios hacia varios de los futbolistas del plantel, entre ellos Benedetto, Fabra y Villa.

Riquelme fue aprendiendo de sus propios errores
Captura de TV


Riquelme fue aprendiendo de sus propios errores (Captura de TV/)

Puertas adentro, cuando hizo falta no dudó en reunirse con los jugadores y, parado junto a Battaglia, decirles tras el empate con Godoy Cruz: “No estoy acá para hablar del entrenador, sino para hablar de fútbol con ustedes. Todos ustedes son mejores de lo que éramos nosotros, hoy acá tenemos un plantel que es de selección, somos los mejores y depende de ustedes demostrarlo. Si bancan al entrenador, demuéstrenlo en la cancha”.

De cara a lo que viene, mucho está supeditado a lo que ocurra este jueves en la Bombonera. Boca debe ganarle a Deportivo Cali para avanzar a los octavos de final de la Copa Libertadores. Cualquier otro resultado lo margina de esa competencia y lo manda a disputar la Sudamericana. Es por eso que resulta aventurado imaginar qué jugadores podrían emigrar en el mercado de pases de invierno, y qué refuerzos podrían llegar.

Boca, campeón de la Copa de la Liga 2022
Nicolas Aguilera


Boca, campeón de la Copa de la Liga 2022 (Nicolas Aguilera/)

Sucede que de darse un resultado positivo ante el conjunto colombiano, el escenario es muy favorable. Más allá de las obligaciones históricas de ser siempre protagonista de todas las competencias, como campeón vigente de la Copa de la Liga y la Copa Argentina, el GPS puede apuntar únicamente a intentar ganar la ansiada séptima Libertadores.

Otro aspecto a seguir de cerca será qué posición tomará él y el club en general sobre el caso Villa, ahora que culminó la competencia doméstica. El delantero colombiano afrontará en breve un juicio oral en donde se lo acusa de “lesiones leves agravadas por el vínculo y por violencia de género en concurso real con amenazas coactivas”. A eso se le suma una nueva denuncia en su contra, donde es acusado por otra mujer que dice haber sido víctima de abuso sexual y amenazada de muerte por Villa.

El grupo de trabajo que lidera Riquelme, como responsable del Departamento de Fútbol de Boca
Morini, Diego (Deportes)


El grupo de trabajo que lidera Riquelme, como responsable del Departamento de Fútbol de Boca (Morini, Diego (Deportes)/)

“Hice una nota de fútbol. Si hablamos de fútbol hay que separar las cosas. El otro tema es otra cosa, odiamos el otro tema, sea quien sea”, planteó este lunes Riquelme, en diálogo con Radio 10, distanciándose de sus dichos de hace una semana, cuando en ESPN dijo: “Lo que pasa fuera de la cancha es otro tema, pero es una maravilla tener un jugador que durante dos años y medio no faltó a un solo entrenamiento”.

Estamos aprendiendo”, dijo una y otra vez Riquelme desde que los socios de Boca eligieron con su voto un cambio de rumbo en la conducción del club, en diciembre de 2019. No es casual que haya usado las mismas palabras que había empleado Daniel Angelici cuando asumió a fines de 2011. El paso del tiempo les da a todos más elementos para que los socios puedan evaluar la gestión con su voto. Y en ese sentido, la acumulación de títulos es una herramienta que pesa fuerte.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.