U.S. Markets closed

Fernando Corbató, el inventor de las contraseñas de ordenador, muere a los 93 años de edad

Fernando Corbató, considerado como el inventor de los password de los ordenadores y figura clave en la seguridad informática, falleció el pasado viernes a los 93 años de edad en Massachussets, debido a una complicación en la diabetes que sufría.

La noticia se ha conocido gracias a un mensaje enviado por el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT) en donde Corbató, hijo de un emigrante español y nacido en California, consiguió algunos de sus logros más importantes.

Fernando Corbato (MIT)

Allí, en los años 60, supervisó un proyecto llamado "Compatible Time-Sharing System" (CTSS, Sistema para compatibilizar el compartimiento de tiempo) que permitía a varios usuarios acceder de forma remota a un solo ordenador a través de la línea telefónica.

Este sistema introdujo una enrome ventaja para los informáticos de la época, ya que hasta entonces si un usuario quería usar uno de los gigantescos computadores que estaban en manos de grandes universidades o del Ejército, tenia que pedir turno y esperar a utilizarlo. Con el invento de Corbató, varios usuarios podían hacer uso a la vez de la potencia de proceso de la máquina, sin tener que visitarla.

Para que este sistema funcionara, Corbató y su equipo inventaron una especie de ordenador portátil rudimentario formado por una máquina de escribir eléctrica montada sobre una base electrónica. El ordenador central podía ejecutar una operación cada vez, a través de un "programa supervisor", aunque funcionaba con agilidad y saltaba de una tarea a otra, sin que los usuarios notaran retraso.

Pero claro, este sistema tenia un problema. ¿Cómo se sabía que un usuario era el que estaba realmente utilizando el ordenador principal no era otro? Y lo más importante, ¿cómo se podía evitar que un intruso accediera al ordenador principal?

Aquí llegó el gran invento de Fernando Corbató, por el que será recordado. La necesidad de que solo un usuario de ese ordenador pudiera acceder a sus propios archivos dio lugar a las contraseñas personales para cada individuo, en lo que se considera el primer vestigio de este procedimiento de seguridad.

Tal y como informa la Agencia EFE, Corbató nació en Oakland (California), hijo de Hermenegildo, un profesor de literatura española nativo de Villarreal (Castellón), y Charlotte. Estudió en el campus de la Universidad de California. En la Segunda Guerra Mundial, fue reclutado por la Marina como técnico de electrónica. Tras la guerra y graduarse, acabó en el MIT, donde hizo una tesis doctoral sobre física molecular que necesitaba de cálculos por ordenador, arrancando ahí su interés por la computación. En 1990 recibió el premio Alan Turing, el considerado Nobel de este campo.

Corbató estaba casado y tenía dos hijas biológicas, dos hijos adoptivos y cinco nietos.