U.S. markets closed
  • F S&P 500

    3,604.25
    +28.25 (+0.79%)
     
  • F Dow Jones

    29,816.00
    +270.00 (+0.91%)
     
  • F Nasdaq

    11,974.75
    +69.50 (+0.58%)
     
  • RTY=F

    1,839.10
    +22.00 (+1.21%)
     
  • Petróleo

    43.50
    +0.44 (+1.02%)
     
  • Oro

    1,821.90
    -15.90 (-0.87%)
     
  • Plata

    23.42
    -0.21 (-0.90%)
     
  • dólar/euro

    1.1848
    +0.0003 (+0.02%)
     
  • Bono a 10 años

    0.8570
    +0.0280 (+3.38%)
     
  • Volatilidad

    22.66
    -1.04 (-4.39%)
     
  • dólar/libra

    1.3330
    +0.0007 (+0.06%)
     
  • yen/dólar

    104.5650
    +0.0770 (+0.07%)
     
  • BTC-USD

    18,327.84
    -4.67 (-0.03%)
     
  • CMC Crypto 200

    368.11
    +6.68 (+1.85%)
     
  • FTSE 100

    6,333.84
    -17.61 (-0.28%)
     
  • Nikkei 225

    26,235.87
    +708.50 (+2.78%)
     

Ferrari Roma 2021, el Ferrari más perfecto en la carretera

Hannah Elliott
·7  min de lectura

(Bloomberg) -- La belleza tiene poderes reconstituyentes. Simplemente pregunte a los visitantes del Museo Metropolitano de Nueva York, de los monolitos del desierto en Moab, de la nueva tienda Dries van Noten en Los Ángeles desde el inicio de la pandemia del nuevo coronavirus. Incluso si los objets d’art no pueden curar el covid-19, calman la mente, calman el alma, inspiran el corazón.

No soy tan cínica como para creer que las mismas propiedades estéticas no se aplican a los automóviles. Pero soy lo suficientemente inteligente como para saber que los proveedores automotrices de tal alivio son pocos y distantes entre sí, especialmente si son nuevos. En mi carrera de más de 16 años, he visto algunos automóviles maravillosos y muchos olvidables; en estos días se necesita mucho para dejarme sin aliento.

El Ferrari Roma lo hizo. Es el auto nuevo más hermoso que he visto en todo el año.

Concebido como un regreso al impresionante y astronómicamente caro 250 GT Lusso y otros grandes autos que Ferrari produjo en las décadas de 1950 y 1960, el Roma, de US$218.670 viene con líneas equilibradas y monolíticas que se deslizan de adelante hacia atrás y una impresionante parrilla perforada que lleva el color y la forma de todo el auto hacia adelante en una elegante flecha. Se siente como una exhalación profunda y una liberación en la serenidad, mientras que el clamor de las camionetas del tamaño de un tanque, los hipercoches reptilianos y los sedanes tan olvidables como los droides se desvanecen de la vista.

Programado para salir a la venta en la primavera de 2021, el Roma es el tipo de diversión irresistible que puede brindarnos a todos un breve respiro de los problemas actuales, incluso para aquellos que solo lo ven desde el exterior. Llega justo a tiempo. Amantes de los coches, necesitamos esto.

Un semental civilizado

El Ferrari Roma se une a la línea Ferrari como un modelo completamente nuevo que ofrece la misma configuración de dos asientos o más que el Portofino M descapotable (ese es el término que usa Ferrari para hacernos saber que el automóvil técnicamente tiene dos asientos traseros, pero usted probablemente no quepa en ellos).

Muchos evocarán el cliché de dolce vita que describe cómo se ve y se siente el Roma. Después de todo, está destinado al tipo de conducción glamorosa bañada por el sol que se muestra en la película de Fellini. Sin lugar a dudas, es mucho más adecuado para empaparse de la dulce vida a diario que los Ferrari 812, 488, SF90 Stradale y F8 Tribuno en toda su sinuosa gloria; este es un verdadero gran turismo con espacio en el asiento trasero y suficiente espacio en el maletero para el equipaje de fin de semana. Como descubrí durante mi prueba de manejo en circuito desde Beverly Hills hasta Pyramid Lake, Fraser Park, Ojai, Malibú, y de regreso al centro de Los Ángeles –450 kilómetros y más de seis horas de manejo–, su mayor altura, una nota de motor menos irregular y sus sofisticadas propiedades de conducción son mucho más generosas para satisfacer los deseos de la vida diaria.

El Roma tiene un motor V8 de 611 caballos de fuerza en la parte delantera central, transmisión con levas de cambios de ocho velocidades y tracción trasera. Pasar de cero a 100 km/h toma 3,4 segundos; la velocidad máxima es de 300 km/h. Mientras subía las colinas en la parte trasera de Ojai, me emocioné con la dirección que era tan suave y delicada en cada esquina, mientras que el motor turbo proporcionaba reacciones instantáneas a mi solicitud de más velocidad. Es justo decir que aumenté la agresividad de mi conducción, basándome en los frenos que surtieron efecto tan rápido –equilibrados y suaves–, lo que me infundió un sentido de confianza sobrenatural.

En general, el Roma se siente más suave de conducir que sus hermanos F8 Tributo de 710 caballos de fuerza y el 812 Superfast de 788 caballos de fuerza. Ofrece una conexión más íntima entre el automóvil y el conductor que los Ferrari de alto nivel, cuyas enormes potencias e ingeniería calibrada en la pista les otorgan una destreza que permanece en gran parte sin explotar por cualquier persona sin años de experiencia de conducción profesional. En el Roma, sentí que podía acceder y abrazar todo el automóvil mientras conducía, no solo sumergir mi dedo del pie en el océano abrumador de lo que puede hacer, para no perder el control por completo.

Belleza como tónico

Quería sacar esas especificaciones del motor temprano porque, sí, el rendimiento del Roma es excelente. Pero los elementos definitorios y la mejor razón para comprar el Roma es su diseño asombroso y profundamente reflexivo, por dentro y por fuera.

El exterior, como mencioné, tiene líneas clásicas fastback, un frente largo y esa parrilla perforada súper fresca que lleva el color de la carrocería hacia adelante en una esbelta nariz de tiburón. Estos son diseños que no hemos visto en los Ferrari modernos recientes. Muchos autos nuevos se mezclan en su misma uniformidad; todo esto se siente realmente especial. Los faros LED horizontales y el pequeño spoiler oculto hasta que el carro acelera mantienen la elegancia sin desmerecer. Ayudan a mantener puras las líneas exteriores del automóvil. No existe una opción manual para implementar dicho spoiler en un punto muerto, eso sería torpe.

Estoy encantada de que Ferrari haya diseñado un ingenioso llavero que combina con el Roma, un pequeño rectángulo de cuero y esmalte que, a diferencia de los enormes llaveros de BMW y Porsche, incluso podría caber en su bolsillo. Es la primera llave que veo que coincide con el nivel de calidad y artesanía del automóvil que desbloquea. Ferrari también hizo inteligentemente un espacio en la consola central del tamaño perfecto para guardar el mando una vez dentro del vehículo, un descuido de prácticamente todos los demás fabricantes de automóviles de lujo. A menudo, encuentro que los llaveros giran con torpeza en los portavasos o en los asientos de los pasajeros, chocando contra el plástico cuando doblo cada curva.

La cabina está a la altura de lo que promete el exterior. Está cubierta con cuero de alta gama y adornos de fibra de carbono; los asientos están orientados tan hacia atrás que se siente (deliciosamente) como si estuviera casi sobre las ruedas traseras, con el capó sobresaliendo audazmente hacia el frente. Pero lo que noté primero, y lo que más recordaba del interior, es la configuración de la palanca de cambios. Está diseñada para parecerse a una palanca de cambios con compuerta de metal viejo, pero en lugar de usar un embrague para operar una verdadera transmisión manual, cada compuerta en la “palanca de cambios” es un botón que se presiona para activar la marcha, la reversa, etc.

También está la cuestión del botón de inicio, ahora una pequeña pantalla táctil redonda ubicada en el centro del volante. Al igual que el resto del volante y el tablero –menos los mecanismos para activar los limpiaparabrisas, las luces y el interruptor de palanca que controla los modos de manejo–, funciona solo al tacto. Presione el círculo redondo indicado por la iluminación y el automóvil arrancará.

Otra innovación refrescante: Ferrari ha agrupado los controles de pantalla táctil que se usan con más frecuencia (volumen, por ejemplo) hacia el centro del volante y colocó los controles menos usados (información del vehículo, mapas) en las áreas exteriores de la consola central del automóvil y el tablero. Es una solución de sentido común que ayuda a conductores como yo a mantenerse concentrados, con las manos en el volante y los ojos en la carretera.

Algunos pueden contemplar la pantalla táctil orientada verticalmente, que se coloca como si se deslizara en el centro del tablero, como una ocurrencia tardía. A otros les puede desagradar la ampliación de tamaño doble de la pantalla del lado del pasajero, que informa las estadísticas de conducción y rendimiento en tiempo real a su copiloto.

Nada de eso me molestó. No encontré prácticamente nada reprochable sobre el Ferrari Roma; incluso el precio exclusivo lo convierte en el cupé más asequible de la gama Ferrari. En su forma básica, incluso encaja con el Porsche 911 Turbo de más de US$200.000 que vende en masa el departamento de fabricantes exclusivos en Stuttgart, Alemania.

Si tuviera que elegir entre el Roma y el asombrosamente excelente, aunque omnipresente, 992 Turbo S que manejé a principios de este año –el mejor auto que había conducido hasta ahora y uno de los principales contendientes para el auto que personalmente desearía tener–, le daría ventaja al Roma.

Nota Original:The 2021 Ferrari Roma Is the Most Perfect Ferrari On the Road (1)

For more articles like this, please visit us at bloomberg.com

Subscribe now to stay ahead with the most trusted business news source.

©2020 Bloomberg L.P.