U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,071.70
    -4.87 (-0.12%)
     
  • Dow Jones

    34,429.88
    +34.87 (+0.10%)
     
  • Nasdaq

    11,461.50
    -20.95 (-0.18%)
     
  • Russell 2000

    1,892.84
    +11.16 (+0.59%)
     
  • Petróleo

    80.34
    -0.88 (-1.08%)
     
  • Oro

    1,797.30
    -3.80 (-0.21%)
     
  • Plata

    23.35
    +0.51 (+2.25%)
     
  • dólar/euro

    1.0531
    +0.0002 (+0.02%)
     
  • Bono a 10 años

    3.5060
    -0.0230 (-0.65%)
     
  • dólar/libra

    1.2296
    +0.0040 (+0.33%)
     
  • yen/dólar

    134.2900
    -1.0160 (-0.75%)
     
  • BTC-USD

    17,051.62
    +84.35 (+0.50%)
     
  • CMC Crypto 200

    404.33
    +2.91 (+0.72%)
     
  • FTSE 100

    7,556.23
    -2.26 (-0.03%)
     
  • Nikkei 225

    27,777.90
    -448.18 (-1.59%)
     

Ni FIFA, ni PES; el mejor juego de fútbol es el uruguayo Píxel Cup Soccer Ultimate

Una captura del juego Pixel Cup Soccer Ultimate
Una captura del juego Pixel Cup Soccer Ultimate

Hace 5 años escribí un artículo llamado Píxel Cup Soccer va en serio, donde hablaba de un videojuego para Android e iOS (por entonces no había probado la versión para PC) que se alejaba muchísimo de la simulación del deporte rey, y que, en cambio, buscaba atraer a una gran masa de jugadores nostálgicos que se criaron con joyas como Tehkan World Cup, Goal 3 (que en realidad nunca se llamó así) y un poco más acá en el tiempo, el fantástico International SuperStar Soccer Deluxe.

Hace unos meses en Steam me encontré que, al igual que Konami “rozó el rizo” con su ISSS en los 90′s, la empresa de desarrollo uruguaya Batovi Games sacó la versión ¿definitiva? del Píxel Cup Soccer, mejor conocida cómo Píxel Cup Soccer Ultimate (Windows, macOS y Linux a 579 pesos en Steam; con impuestos termina en 1013 pesos y monedas).

FIFA 23: probamos la más nueva (y última) entrega del más popular juego de fútbol

El juego de fútbol definitivo

¿Cómo explicarles que el mejor juego de fútbol de la actualidad es casi desconocido para el mainstream del videojuego y que no sea el FIFA 23? Ahí está la clave: Píxel Cup Soccer Ultimate es un videojuego de fútbol, no un simulador. FIFA es un gran simulador de fútbol: de hecho yo lo juego bastante, pero PCSU es otra cosa, es un juego en el sentido más intrínseco de la palabra. Es ágil, divertido, simpático y nos mantiene pegado al gamepad mucho tiempo, sacándonos una sonrisa. Podría decir, sin temor a equivocarme, que todos aquellos que nos criamos con juegos de fútbol en la época de la NES, la Génesis y la Super Nintendo vamos a sentir algo muy especial al tocar Píxel Cup Soccer Ultimate por primera vez.

Se trata de un arcade puro y duro donde los personajes son caricaturescos y son sprites, en lugar de modelos 3D realistas. Pero eso no significa que sea de mala calidad: el amor por el detalle está presente todo el tiempo, desde la cara de los jugadores, pasando por las animaciones y los festejos.

A nivel jugable, la secuela de Píxel Cup Soccer es muy superior. Ahora sí el jugador realmente siente que puede controlar los jugadores, haciendo lo que quiera (o al menos lo puede intentar). Es fácil armar jugadas, ya sea intentando pasar rivales como tocando entre compañeros. La jugabilidad me recuerda mucho al Hat Trick Hero de Arcade, pero quizás en PCSU no es tan fácil tirar centros y cabecear.

¿Cómo es un partido de Píxel Cup Soccer Ultimate? Rápido antes que nada. La IA está bastante bien trabajada y se pone desafiante en las dificultades más avanzadas. Cómo se trata de un arcade prácticamente el juego es de área a área, y sin pacing. Como estrategia de juego, recomiendo intentar tomar una buena posición de gol con algún delantero, cargar la barra de potencia y disparar cruzado al arco. Golazo.

Una captura del juego Pixel Cup Soccer Ultimate
Una captura del juego Pixel Cup Soccer Ultimate

Y no nos confundamos, que estemos ante un juego con una estética “retro” no significa que estemos ante contenido casual, sino que vamos a encontrar un juego con un montón de opciones para disfrutarlo –y en el medio mejorar el gameplay– por un buen tiempo. Si bien estamos ante una versión early access, PCSU contará con varias competiciones, modos multiplayer y hasta un modo carrera donde podrás avanzar con tu equipo amateur hasta lo más alto del fútbol mundial.

Una charla con el creador del Pixel Cup Soccer Ultimate

Tuvimos la suerte de poder charlar con Fernando Sasberro, fundador de Batovi Games y la mente maestra detrás de Píxel Cup Soccer. Muy amablemente, y entre mate y mate como todo buen uruguayo, nos respondió unas preguntas sobre el juego, su empresa y la actualidad de los desarrolladores en América Latina:

¿Cuáles fueron tus juegos de fútbol favoritos de chico, y cuáles son ahora?

Bueno, como era niño cuando salió la Atari VCS 2600, el primer juego de fútbol que jugué fue el Pele’s Soccer (jugar al Atari era algo simplemente increíble, parecía algo fuera de este mundo). Luego con la ZX Spectrum jugué mucho a Match Day, me gustaban los juegos de fútbol de los arcade de aquella época. Y a pesar de que miro mucho fútbol y que lo practico en forma amateur, no soy fan de los juegos de fútbol actuales, me parecen aburridos y no me atrae el realismo que buscan, para eso prefiero ir a jugar al fútbol real o ver fútbol en TV. Por esa razón es que nace Pixel Cup Soccer, un juego arcade, divertido, aprovechando todo lo divertido que tiene el juego de fútbol, llevándolo a extremos, aunque sin llegar a ser absurdo. Hay mucha gente que nos dice: "no me gustan los juegos de fútbol, pero a este sí que jugaría" y me siento muy identificado con eso.

¿Qué desafíos tuviste para hacer el primer PCS y luego su secuela?

Las primeras versiones del juego fueron desarrollos cortos, sin complicaciones, pero allí ya estaba la esencia. El desafío llegó cuando nos propusimos hacer de PCS una IP propia del estudio. Entonces el juego tenía que tener un mayor nivel visual, cientos de funcionalidades: Amistosos, Torneos, Modo Carrera, Editores, Juego Cooperativo, etc. El primer gran desafío fue el tamaño del proyecto, nunca habíamos hecho algo tan grande y tan complejo. Hacer un juego de deportes es de lo más complejo que hay en el desarrollo de videojuegos. Eso nos puso a prueba y tuvimos que aprender y crecer un montón. Otros desafíos fueron toda la matemática y física que hay debajo del juego, las técnicas de inteligencia artificial a aplicar en el mismo, y todo eso pensando en que, sobre todo, sea muy divertido de jugar. El resto de la complejidad del proyecto se debe a su escala, y a la delicada relación que hay en cada uno de los componentes del juego. En los juegos anteriores de otro tipo, cuando había un error, este error "se veía en la pantalla", pero ahora, un simple error en un cálculo puede manifestarse en condiciones muy particulares del juego, lo que los hace mucho más difíciles de detectar. Por otro lado, el tamaño y duración del proyecto también puso a prueba toda nuestra madurez como desarrolladores, para pasar los momentos de tensiones, burnout, frustraciones, etc.

Fernando Sansberro es el creador de Batovi, el estudio uruguayo donde se desarrolla el Pixel Cup Soccer Ultimate
Fernando Sansberro es el creador de Batovi, el estudio uruguayo donde se desarrolla el Pixel Cup Soccer Ultimate - Créditos: @Gentileza Fernando Sans

¿Cuál es tu visión del Pixel Cup Soccer del futuro? ¿Tendremos alguna sorpresa por venir?

Nuestra visión sobre el Pixel Cup Soccer es que sea el mejor juego retro del mercado. Un juego para que cualquiera pueda divertirse jugando al fútbol, ya sea solo o con amigos, incluso si no saben usar los controles. De todas formas, en Ultimate Edition hemos incorporado muchísimas opciones y modos de controles para que puedan jugar tanto jugadores casuales (con dos botones) como jugadores experimentados (con muchos botones). Sorpresas van a haber, seguro. No hemos parado de trabajar y ya hemos incorporado muchos aspectos que los usuarios nos pedían, ¡pero tenemos muchas más cosas pensadas!

¿Qué desafíos tuviste al crear una compañía que crea juegos en Uruguay? ¿Creés que estar en América Latina condiciona un poco hacer videojuegos?

Batovi Games fue creado en 2005. En ese momento los desafíos eran otros: cuando se creó la empresa, solo otras dos existían en Uruguay y recién comenzaban. Todos tus allegados te decían que era riesgoso, que no era seguro, etc. Como esta actividad es 100% vocacional, decidí dejar mi empleo público súper seguro y tirarme al agua. Estar en Uruguay era un problema porque no se conocía el país, ni había industria de referencia. Llevó un tiempo hacer que los clientes de EE.UU. y Europa nos tuvieran confianza. Hoy día es diferente, la industria de videojuegos está mucho más madura, y sobre todo luego de los casos de éxito de los juegos Indie de todas partes del mundo. Ya nadie cuestiona un juego por el país en el que se produce: la expansión de internet permite tener acceso al conocimiento y a la industria sin importar dónde se está.

¿Cuántos son en Batovi? ¿Cómo es el roadmap de un juego Indie como PCS, pero a la vez tan lleno de contenido?

En Batovi Games somos 11 personas. El roadmap de PCS incluye hacer un par más de actualizaciones Early Access, que nos permiten mostrar el nuevo modo Party, modo Colaborativo y remote play, para obtener el feedback de la gente y hacer los ajustes necesarios. Luego comenzará otra etapa, la de realizar updates que sumen nuevo contenido y modos de juego… ideas hay muchas, algunas de ellas ya avanzadas… diferentes modos de Práctica, Editores de contenido para permitir a los usuarios hacer modificaciones, incluso el modo Multiplayer… ¡Este juego no tiene límites!

¿iOS es el mejor mercado móvil al que apunta un productor de videojuegos o hay otras razones?

Para iOS este momento tenemos Charrúa Soccer, un juego de fútbol similar a PCS en gameplay, pero 3D, en forma exclusiva para Apple Arcade, en todas sus plataformas. Pixel Cup Soccer – Ultimate Edition inicialmente está disponible en Steam y luego será porteado a otras plataformas, comenzando con Switch que es algo que nos han pedido mucho. Nuestros juegos son multiplataforma, la elección de las mismas en general tiene que ver con temas comerciales y ha ido variando con el tiempo, pero no nos enfocamos en ninguna en particular.