U.S. markets open in 6 hours 44 minutes
  • F S&P 500

    3,947.75
    +2.75 (+0.07%)
     
  • F Dow Jones

    33,650.00
    +17.00 (+0.05%)
     
  • F Nasdaq

    11,574.75
    +8.75 (+0.08%)
     
  • RTY=F

    1,814.50
    +0.40 (+0.02%)
     
  • Petróleo

    74.32
    +0.07 (+0.09%)
     
  • Oro

    1,786.70
    +4.30 (+0.24%)
     
  • Plata

    22.52
    +0.19 (+0.83%)
     
  • dólar/euro

    1.0467
    -0.0002 (-0.02%)
     
  • Bono a 10 años

    3.5130
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    22.17
    +1.42 (+6.84%)
     
  • dólar/libra

    1.2137
    +0.0004 (+0.03%)
     
  • yen/dólar

    137.4790
    +0.5190 (+0.38%)
     
  • BTC-USD

    16,778.17
    -229.87 (-1.35%)
     
  • CMC Crypto 200

    394.20
    -7.61 (-1.89%)
     
  • FTSE 100

    7,521.39
    -46.15 (-0.61%)
     
  • Nikkei 225

    27,686.40
    -199.47 (-0.72%)
     

Florencia Arietto criticó a Horacio Rodríguez Larreta por el acuerdo con Moyano por la grúas: “No puede existir una connivencia entre el Estado y la mafia sindical”

Larreta, Pichetto, Arietto y Santilli, en Vicente López
Larreta, Pichetto, Arietto y Santilli, en Vicente López

La dirigente de Juntos por el Cambio Florencia Arietto difundió hoy un documento firmado por la comisión directiva del Movimiento Empresarial Anti Bloqueo (MEAB) que contiene duras críticas al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, por el acuerdo que selló la Ciudad de Buenos Aires con el sindicato de Camioneros, que lideran Hugo Moyano y su hijo, Pablo, en el conflicto por la estatización temporal del servicio de acarreo de autos mal estacionados.

En la carta, que difundió Arietto a través de sus redes sociales, la conducción de MEAB, una organización que surgió a mediados de 2021 y ya reúne más de cien empresas, repudia el pacto firmado por Larreta y las autoridades del gobierno porteño con el gremio de los Moyano y repudia, sobre todo, que la Ciudad haya aceptado pagarles a los empleados indemnizaciones, de hasta 4 millones de pesos , cifra que variará según la antigüedad de cada hombre y mujer.

Con ese acuerdo, Larreta avaló la denominada “ley Moyano”. Se trata del despido, indemnización y contratación inmediata del personal enrolado en el convenio colectivo 40/89, del Sindicato de los Camioneros, cuando una empresa cambia de manos y se traspasa al personal. Como consignó LA NACION en agosto pasado, es una suerte de pacto no escrito entre los Moyano y el gobierno porteño desde que Macri estaba al frente de la administración.

La Ciudad alcanzó un acuerdo con el gremio de Pablo Moyano sobre los trabajadores de las grúas porteñas

Para la agrupación MEAB, el convenio que cerró Larreta con Moyano es “absolutamente inviable e ilegal” y “distorsiona el valor y el sentido histórico que representa la indemnización o el derecho a seguir trabajando con reconocimiento de antigüedad”. Según las autoridades de la organización, que integra Arietto, aliada de Larreta y Diego Santilli en Buenos Aires, sienta un mal precedente: “Nos dificultará aún más el panorama a los empresarios privados frente a las injusticias sindicales” , indicaron.

Los representantes de MEAB se mostraron sorprendidos por el acuerdo entre el gobierno porteño y Moyano. Lo acusan a Larreta de haber sido demasiado concesivo con los pedidos de los gremialistas. En concreto, consideran que aceptó “pedidos ilegales de la mafia sindical” y avaló las “exigencias descabelladas de Moyano”.

“Desde MEAB lo sentimos como una falta de respeto a nuestros esfuerzos por combatir las injusticias y los delitos que se vienen cometiendo en nombre de la ‘representación sindical’. No puede existir connivencia entre el Estado y la mafia sindical”, puntualizaron.

Arietto, representante legal del Movimiento Empresarial Anti Bloqueo, se incorporó al equipo de Santilli, la apuesta de Larreta en Buenos Aires, en febrero pasado. Distanciada de Patricia Bullrich, la exfuncionaria del Ministerio de Seguridad se acercó a las filas del larretismo de la mano de Miguel Ángel Pichetto, referente de Peronismo Republicano. Abogada y con perfil de “halcón”, Arietto también pasó por el Frente Renovador, de Sergio Massa.

La comisión directiva de la agrupación empresaria remarcó que el Ejecutivo porteño “tiene la obligación de cumplir y hacer cumplir la ley”. “De lo contrario no contribuye en nada a nuestra noble lucha contra los abusos, y abre camino a más pretensiones absurdas fuera de la ley, y por ende a futuras extorsiones”, dijeron.

Hugo y Pablo Moyano
Hugo y Pablo Moyano - Créditos: @@Infocamioneros

En uno de los pasajes más duros del comunicado, la organización que integra Arietto señaló: “Quien pretende convertirse en candidato a presidente definitivamente no puede negociar a favor de planteos que chocan con la ley y de personas que cargan con la responsabilidad de haber destruido gran parte del desarrollo productivo de nuestro país y realizado un sinfín de delitos en nombre de la supuesta ‘defensa de los trabajadores’ desde hace 20 años”.

Además, le reprochan a Larreta no haberle hecho frente a la “mafia sindical”, teniendo “a su favor el Poder Ejecutivo y Legislativo”. Por último, le piden al jefe de gobierno que dé marcha atrás y “reconsidere su posición”.

La pelea por la grúas

El conflicto entre Larreta y los Moyano estalló luego de que la Ciudad dispusiera la estatización temporal del servicio de grúas y acarreo. A través del decreto 284/22, Rodríguez Larreta dio de baja el servicio de las empresas Dakota-STO y BRD-SEC, que operaron con contratos vencidos desde 2001 y sucesivas prórrogas a cambio de un canon irrisorio ($55.000 mensuales).

La medida generó la reacción de Camioneros debido a que dos de las tres personas que viajan en cada grúa están enroladas en ese sindicato. La disputa era por la situación laboral de 350 trabajadores. Ayer, después de varias semanas de negociación, la Ciudad y los Moyano alcanzaron un acuerdo.

Pactaron que los trabajadores pasarán a la órbita de Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) y seguirán con sus tareas habituales para Autopistas Urbanas Sociedad Anónima (AUSA) que, desde el próximo sábado, operará el sistema de grúas en territorio porteño hasta que sea adjudicado a una empresa.

Desde la Ciudad argumentaron que se cumplió con lo que ley 4003 indica al respecto de los derechos laborales de los trabajadores.