U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,071.70
    -4.87 (-0.12%)
     
  • Dow Jones

    34,429.88
    +34.87 (+0.10%)
     
  • Nasdaq

    11,461.50
    -20.95 (-0.18%)
     
  • Russell 2000

    1,892.84
    +11.16 (+0.59%)
     
  • Petróleo

    80.34
    -0.88 (-1.08%)
     
  • Oro

    1,797.30
    -3.80 (-0.21%)
     
  • Plata

    23.17
    +0.53 (+2.33%)
     
  • dólar/euro

    1.0545
    +0.0017 (+0.16%)
     
  • Bono a 10 años

    3.5060
    -0.0230 (-0.65%)
     
  • dólar/libra

    1.2292
    +0.0036 (+0.29%)
     
  • yen/dólar

    134.2500
    -1.0560 (-0.78%)
     
  • BTC-USD

    17,073.62
    +94.99 (+0.56%)
     
  • CMC Crypto 200

    404.33
    +2.91 (+0.72%)
     
  • FTSE 100

    7,556.23
    -2.26 (-0.03%)
     
  • Nikkei 225

    27,777.90
    -448.18 (-1.59%)
     

Floridanos que ganan sueldo mínimo reciben un aumento esta semana

MATIAS J. OCNER/mocner@miamiherald.com

El sueldo mínimo en la Florida aumentará a $11 la hora el viernes, el segundo aumento de una serie de alzas anuales que lo llevarán finalmente a $15 la hora.

El aumento salarial es el resultado de una enmienda a la Constitución de la Florida que 61% de los electores aprobaron en una votación de 2020. El anterior sueldo mínimo de la Florida de $8.56 por hora pasó a ser $10 en 2021 y aumentará $1 cada año el 30 de septiembre hasta alcanzar los $15 en 2026.

La Florida fue el primer estado del sur en aumentar el salario mínimo a $15 la hora. El aumento se consideró una gran victoria para los defensores de los derechos laborales y los trabajadores con con sueldo mínimo, que han tenido dificultades para llegar a fin de mes, porque ese sueldo mínimo no ha seguido el ritmo de la inflación y el aumento del costo de la vida. Once estados han aprobado medidas para elevar el salario mínimo a $15.

El nuevo salario mínimo de $11 por hora sigue estando muy por debajo de lo que, según los expertos, se necesita para vivir en el sur de la Florida. Según la calculadora de salario digno del MIT, un trabajador con un hijo necesita ganar $35.34 la hora para poder permitirse vivir en Miami-Dade.

Ned Murray, director adjunto del Centro Metropolitano de la Universidad Internacional de la Florida, se especializa en temas económicos y del mercado de la vivienda, y dijo que la medida de la boleta electoral de hace dos años ya está desactualizada cuando se aprecia la economía actual.

“Es intrascendente dada la inflación y los costos de la vivienda”, dijo Murray. “Todo ha cambiado en los últimos dos años y ahora hay tal desajuste entre lo que los trabajadores necesitan en términos de ingresos y lo que los empresarios pueden pagar”.

Algunas asociaciones empresariales se opusieron al cambio, alegando que el aumento supondría una carga financiera excesiva para las pequeñas empresas, mientras que otras hicieron campaña a favor. Jennifer Todd, propietaria de LMS General Contractors, con sede en Pompano Beach, es miembro de Business for a Fair Minimum Wage, una coalición nacional de empresarios que hace campaña a favor del aumento del salario mínimo. Todd tiene 10 empleados y dijo que se alegra del aumento. Ella les paga a los aprendices el salario mínimo y a los empleados entre $12 y $13 la hora.

“Nuestros sueldos han estado por encima del mínimo y nos mantenemos al día con los aumentos para seguir siendo competitivos”, dijo. “Hace tiempo que debió haber sido así. Vivir en Miami es caro y no quiero que los empleados se preocupen por no poder pagar sus cuentas o poner comida en la mesa. Si quiere que su negocio sobresalga, sus empleados tienen que valorar su trabajo y ser pagados justamente”.

Todd dijo que las empresas deben aceptar el cambio y hacer un plan estratégico para los aumentos salariales.

“El aumento de los costos laborales es algo con lo que inevitablemente hay que lidiar como dueño de una empresa. El costo de la vida y la inflación siempre aumentan”, dijo. “Espero que quieran retener a los mejores trabajadores y, si quiere sacar el mejor producto o servicio, ¿por qué no querer pagarles a los trabajadores de forma justa?”.

Murray señaló que los bajos sueldos son un factor determinante en la escasez de mano de obra que persiste desde los cierres por la pandemia.

“Hay que revaluar el salario mínimo dadas las circunstancias actuales, uno pensaría que la Legislatura lo tendría en cuenta”, dijo. “Tenemos que pensar en cómo enfrentar la situación y mantener una economía más resistente. Lo primero que hay que hacer es asegurar que los sueldos suben al mismo ritmo del costo de la vida”.