Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,505.00
    -39.59 (-0.71%)
     
  • Dow Jones

    40,287.53
    -377.49 (-0.93%)
     
  • Nasdaq

    17,726.94
    -144.28 (-0.81%)
     
  • Russell 2000

    2,184.35
    -13.94 (-0.63%)
     
  • Petróleo

    80.25
    -2.57 (-3.10%)
     
  • Oro

    2,402.80
    -53.60 (-2.18%)
     
  • Plata

    29.41
    -0.82 (-2.71%)
     
  • dólar/euro

    1.0886
    -0.0014 (-0.13%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2390
    +0.0500 (+1.19%)
     
  • dólar/libra

    1.2915
    -0.0032 (-0.25%)
     
  • yen/dólar

    157.4400
    +0.1390 (+0.09%)
     
  • Bitcoin USD

    66,664.59
    +946.63 (+1.44%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,377.38
    +46.48 (+3.49%)
     
  • FTSE 100

    8,155.72
    -49.17 (-0.60%)
     
  • Nikkei 225

    40,063.79
    -62.56 (-0.16%)
     

El fondo de este multimillonario cripto podría obtener más de mil millones de dólares de la quiebra de FTX

Cuando FTX se declaró en quiebra, los operadores de criptomonedas más rápidos olfatearon una lucrativa oportunidad.

Al parecer, el imperio cripto de Sam Bankman-Fried carecía de fondos de clientes por valor de miles de millones de dólares, pero tenía 3.400 millones de dólares en diversas criptomonedas que el patrimonio tendría que vender para satisfacer el reclamo de los acreedores, probablemente con fuertes ajustes respecto a sus precios de cotización.

La mayoría de los responsables de la quiebra tenían poca experiencia con las criptomonedas, por lo que los primeros intentos de consolidar los fondos se tradujeron en vergonzosas pérdidas por valor de decenas de miles de dólares.

PUBLICIDAD

En septiembre de 2023, gran parte de la quiebra recurrió al brazo de gestión de activos de Galaxy Digital Holdings, del multimillonario Michael Novogratz, para que ayudara a gestionar la enorme pila de cripto.

Esto incluía la venta, cobertura y estaca de los tokens digitales, un proceso que permite a los poseedores obtener ingresos pasivos a cambio de ayudar a validar las transacciones sumadas a una red blockchain.

FTX

Aproximadamente un tercio del criptofondo de FTX se mantenía en SOL, el token nativo de la blockchain Solana, que Bankman-Fried defendía. Entre agosto de 2020 y mayo de 2021, las empresas de Bankman-Fried compraron cerca de 60 millones de SOL, en su mayoría bloqueados, según la Fundación Solana .

En agosto de 2023, la criptomoneda cotizaba a unos 20 dólares por token, pero para fin de año su precio se quintuplicó, superando los 100 dólares.

Parecía que si FTX podía hacer efectivo rápidamente su SOL y otros activos, podría satisfacer los reclamos de sus clientes en su totalidad, al menos en su valor en dólares a partir de la fecha de petición, algo que los acreedores rara vez consiguen en las grandes quiebras.

La salvedad es que la mayoría de las fichas que poseía Bankman-Fried estaban bloqueadas, lo que significa que sólo pueden venderse por lotes mensuales entre 2025 y 2028.

Los calendarios plurianuales de adquisición de derechos como éste suelen significar que los tokens tienen que subastarse con fuertes ajustes para compensar el considerable riesgo que asumen los compradores debido a la volatilidad de las criptomonedas.

Sin embargo, los beneficios potenciales podrían ser enormes. Acá entra en juego la unidad de negociación de Galaxy Digital Holdings.

Solana es una de las principales competidoras de Ethereum

En otoño de 2023, los deudores se enfrentaban a un desafío. Deshacerse rápidamente de SOL por valor de miles de millones desestabilizaría un mercado ya de por sí volátil que apenas empezaba a recuperarse de los estragos causados por el colapso de FTX, así que, siguiendo el consejo de Galaxy Asset Management, optó por repartir la venta en varias subastas.

El primer lote -entre 25 y 30 millones- se vendió a finales de marzo a un precio de 64 dólares la unidad, lo que representaba más de un 60% de ajuste con respecto al precio de SOL en ese momento. Los tokens subastados fueron adquiridos por un pequeño círculo de empresas entre las que se encontraban los fondos de cobertura Pantera Capital y Neptune Digital Assets.

Entre los compradores no revelados previamente, también se encontraban Brevan Howard Digital, la empresa de capital riesgo Multicoin Capital y la Fundación Solana, según una fuente familiarizada con la operación.

Fundación Solana es una organización sin ánimo de lucro con sede en Zug, Suiza, creada inicialmente por los desarrolladores que crearon la blockchain y dedicada al crecimiento y la seguridad de la red Solana. Todas las firmas desestimaron la solicitud de comentarios de Forbes.

Galaxy Digital Holdings

Galaxy Digital Holdings, de Novogratz, también estuvo entre los primeros compradores de la subasta de SOL bloqueadas de FTX. Galaxy Trading compró tokens en nombre de inversores para un fondo especial que recaudó unos 620 millones de dólares y cobró una comisión de gestión del 1%, según Bloomberg.

Suponiendo que el fondo de Galaxy pagara el precio con descuento de US$ 64 por SOL, acabó quedándose con 9.687.500 tokens SOL. Pantera, que también participó en la puja, había creado un fondo similar para comprar hasta 250 millones de dólares en SOL. A los precios actuales, la presunta compra de 9,7 millones de tokens por parte del fondo de Galaxy estaría asentada sobre un beneficio de 1.030 millones de dólares.

Durante la segunda subasta, celebrada a finales de abril, el patrimonio de FTX se deshizo de 1,8 millones de SOL, con ofertas que oscilaban entre los 95 y los 110 dólares por ficha (entre un 15% y un 26% menos que los precios de mercado).

Galaxy Trading volvió a recaudar dinero de los inversores para esta subasta, limitando el compromiso mínimo a 5 millones de dólares, según The Block. Pantera también participó.

Michael Novogratz, CEO y Founder de Galaxy

El último lote de ventas de SOL finalizó el 22 de mayo y atrajo a Pantera y a la recién creada bolsa de criptomonedas Figure Markets. La compañía se hizo con 800.000 tokens a US$ 102  la unidad, con un ajuste aproximado del 42% sobre el precio reciente del token de US$ 177.

¿Los beneficios potenciales totales de la segunda subasta? Más de 130 millones de dólares, según los precios actuales.

Cuando salieron a la luz los detalles de la primera subasta, numerosos acreedores de FTX, así como otros licitadores, quedaron desconcertados. "Tiene muy mala pinta que tanto la parte compradora como la vendedora participen en la misma transacción", dijo una fuente conocedora de las ventas que solicitó el anonimato.

"No es sorprendente, ni siquiera poco común, que un banco de inversión participe en múltiples partes de un evento de venta o liquidación, como lo que ocurrió en este caso", sostuvo Rob Hadick, socio general de la firma de capital de riesgo centrada en criptomonedas Dragonfly.

"Dicho esto, es claramente una mala visión que levantará la atención de cualquier comité de acreedores. Cosas como el acceso injusto a la información y la desincentivación del descubrimiento robusto de precios son preocupaciones válidas".

Criptomonedas, Solana, Ethereum

Un vocero de Galaxy Digital Holdings declinó hacer comentarios sobre los detalles de la venta de tokens SOL y su fondo para fines especiales. No está claro cuánto se beneficiará la empresa de Novogratz de la reorganización de la bancarrota de FTX.

Las acciones de Galaxy Digital, que cotizan en Toronto, crecieron un 161% en los últimos 12 meses y ahora tienen una capitalización de mercado de 3.600 millones de dólares.

Según los estados financieros del primer trimestre de la empresa, a 31 de marzo Galaxy poseía una inversión de 104,1 millones de dólares en el fondo Galaxy Digital Crypto Vol Fund, patrocinado por Galaxy, que adquirió Solana del patrimonio de FTX durante el trimestre.

El Comité Oficial de Acreedores No Garantizados (UCC) de FTX, formado por los antiguos grandes clientes y creadores de mercado de la bolsa, aprobó la venta de tokens y el vocero de FTX emitió un comunicado en apoyo del doble papel de Galaxy en la reorganización de la bancarrota.

La blockchain Solana es una de las principales competidoras de Ethereum

"El Tribunal de quiebras aprobó las condiciones de la retención de Galaxy Asset Management, que estaban sujetas a revisión y objeción por las partes interesadas (sin que se recibieran objeciones), incluida la capacidad de Galaxy para ejecutar transacciones con afiliados.

El precio que el afiliado de Galaxy pagó por Solana fue igual o superior al precio abonado por otros compradores por todos los pagos de ventas recibidos hasta la fecha, y todas las ventas de Solana fueron aprobadas por el Comité Oficial de Acreedores No Garantizados y el Comité Ad Hoc de clientes no estadounidenses.

Las ventas a Galaxy de acuerdo con el marco aprobado por el Tribunal no reflejan un conflicto de intereses, y cualquier informe en sentido contrario es categóricamente falso", declaró el informe.

Aún así, algunos acreedores y clientes de FTX presentaron quejas. Sunil Kavuri, un antiguo cliente de FTX que tenía más de 2 millones de dólares invertidos con la bolsa, es miembro de un «Comité Ad-Hoc de Clientes» no oficial formado por más de mil antiguos usuarios de FTX.com

"En mi opinión, quienes gestionan la quiebra destruyeron más de 10.000 millones de dólares. Es decir, más de lo que Sam Bankman-Fried nos costó inicialmente", afirmó Kavuri, que reside en el Reino Unido. "Los mayores costos serían los de Solana".

Nota publicada en Forbes US.