U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,280.15
    +72.88 (+1.73%)
     
  • Dow Jones

    33,761.05
    +424.38 (+1.27%)
     
  • Nasdaq

    13,047.19
    +267.27 (+2.09%)
     
  • Russell 2000

    2,016.62
    +41.36 (+2.09%)
     
  • Petróleo

    91.88
    -2.46 (-2.61%)
     
  • Oro

    1,818.90
    +11.70 (+0.65%)
     
  • Plata

    20.83
    +0.49 (+2.39%)
     
  • dólar/euro

    1.0257
    -0.0068 (-0.66%)
     
  • Bono a 10 años

    2.8490
    -0.0390 (-1.35%)
     
  • dólar/libra

    1.2139
    -0.0064 (-0.52%)
     
  • yen/dólar

    133.4800
    +0.4810 (+0.36%)
     
  • BTC-USD

    24,400.98
    +495.54 (+2.07%)
     
  • CMC Crypto 200

    574.64
    +3.36 (+0.59%)
     
  • FTSE 100

    7,500.89
    +34.98 (+0.47%)
     
  • Nikkei 225

    28,546.98
    +727.65 (+2.62%)
     

¿La formación de Marine Le Pen se ha convertido en un partido ‘normal’?

·1  min de lectura

Agrupación Nacional, de la ultraderechista Marine Le Pen, es el partido de oposición con más diputados del nuevo Parlamento. El éxito electoral de la formación en las legislativas y el resquebrajamiento del “cordón sanitario” entre los partidos de gobierno contra la formación de extrema derecha parecen poner fin a un tabú: la normalización del partido impulsado por Jean-Marie Le Pen.

Los diez años de “desdiabolización” del histórico partido de extrema derecha llevada a cabo por Marine Le Pen parece haber dado sus frutos. La hija de Jean-Marie no sólo ha llegado nuevamente a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, como cinco años atrás, esta vez ha conseguido materializar el apoyo también en la Asamblea Nacional. Superando las expectativas de la líder del partido, Agrupación Nacional (ex Frente Nacional) multiplica por diez la cantidad de diputados que tenía en 2017.

En la década pasada, Marine Le Pen ha rebautizado el partido, “un rebranding”—para tomar distancia del tono provocador de su padre, acostumbrado a las declaraciones racistas y antisemitas. La heredera ha preferido poner el acento en los temas sociales y económicos, como la defensa del laicismo y el poder adquisitivo, aunque sin renunciar a sus posturas antiinmigración.

Lea también: "Marine Le Pen quiere la poderosa Comisión de Finanzas tras su victoria legislativa"

Entretanto, el histórico “frente republicano” o “cordón sanitario”, que históricamente hacía que la izquierda y la derecha tradiciones llamaran a votar por el otro en caso de un balotaje con la extrema derecha, se ha desarmado.


Leer más

Leer tambien:
La prensa francesa, preocupada por la gobernabilidad tras la ‘bofetada’ electoral a Macron
Legislativas en Francia: tres bloques irreconciliables y un salto al vacío
Francia: 89 diputados de extrema derecha se estrenan como diputados en la Asamblea Nacional

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.