U.S. markets open in 7 hours 21 minutes
  • F S&P 500

    4,246.25
    +10.00 (+0.24%)
     
  • F Dow Jones

    33,938.00
    +103.00 (+0.30%)
     
  • F Nasdaq

    14,306.50
    +48.25 (+0.34%)
     
  • RTY=F

    2,298.00
    +5.50 (+0.24%)
     
  • Petróleo

    73.08
    +0.02 (+0.03%)
     
  • Oro

    1,781.30
    +3.90 (+0.22%)
     
  • Plata

    25.97
    +0.11 (+0.42%)
     
  • dólar/euro

    1.1930
    -0.0013 (-0.11%)
     
  • Bono a 10 años

    1.4720
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    16.66
    -1.23 (-6.88%)
     
  • dólar/libra

    1.3941
    -0.0006 (-0.04%)
     
  • yen/dólar

    110.8160
    +0.1810 (+0.16%)
     
  • BTC-USD

    34,135.21
    +1,502.73 (+4.61%)
     
  • CMC Crypto 200

    819.45
    +25.12 (+3.16%)
     
  • FTSE 100

    7,090.01
    +27.72 (+0.39%)
     
  • Nikkei 225

    28,905.02
    +20.89 (+0.07%)
     

El fracaso de Amazon que nadie esperaba y que ha sorprendido a los mercados

·5  min de lectura

Amazon (AMZN) y su fundador, Jeff Bezos, están acostumbrados a salirse siempre con la suya. No en vano, el segundo hombre más rico del mundo (y que antes de su divorcio fue el empresario más acaudalado de la Historia), no para de acumular éxitos en todo tipo de campos. Sin embargo, Jeff Bezos también fracasa. Buen ejemplo de ello es la penúltima aventura de su imperio, Haven, una iniciativa ambiciosa que ha tenido que echar el cierre tras una corta trayectoria sin pena ni gloria.

Haven es una startup de salud fundada por Amazon, JP Morgan y Berkshire Hathaway. Tras menos de tres años de actividad, ha anunciado su cierre a finales de febrero.

Haven es de los pocos fracasos de Amazon y de Jeff Bezos. REUTERS/Shannon Stapleton
Haven es de los pocos fracasos de Amazon y de Jeff Bezos. REUTERS/Shannon Stapleton

Sí, los directores ejecutivos de Amazon, Berkshire Hathaway y JPMorgan Chase entraron en el mercado de atención médica más grande y menos eficiente del mundo (Estados Unidos) con un plan para revolucionarlo... y no lo lograron.

Haven, la empresa conjunta sin fines de lucro de las tres empresas, finalizará todas sus operaciones el próximo febrero, después de tres cortos años de funcionamiento. Este desarrollo no es del todo inesperado, dado que la mayoría de los mejores talentos de Haven, incluido su director ejecutivo, el médico e investigador de atención médica de alto perfil Atul Gawande, quien dirigió la iniciativa desde su inicio, había renunciado en los últimos meses.

El objetivo de Haven era ambicioso: reducir los costos de atención médica, primero para los cientos de miles de empleados de las tres empresas y, potencialmente, para todos los estadounidenses. "Podemos concentrarnos en crear valor para las familias, no para los accionistas, ya que estamos libres de incentivos y restricciones con fines de lucro", se lee en la declaración de la organización en su ahora desaparecido sitio web.

El lanzamiento de la empresa generó pánico en el sector de la salud, y las empresas existentes lo vieron como un competidor potencial. Pero el nacimiento de Haven también fue motivo de entusiasmo. Parecía que un trío tan formidable estaba destinado a triunfar a pesar de los enormes desafíos que enfrenta el confuso sistema médico de Estados Unidos.

Sin embargo, no fue así. Los objetivos, la organización y los logros de Haven en los últimos tres años aún son confusos, por lo que es difícil determinar qué llevó exactamente a sus responsables a a acabar con la empresa.

El gran objetivo de Haven: que la sanidad fuera más económica en Estados Unidos

A pesar del secretismo en torno a la empresa, parte de lo que podría no haber funcionado se puede atribuir a su gestión. Algunos problemas, como la falta de progreso visible, las dificultades para retener el talento o la elección de un director ejecutivo que, aunque era un experto en el campo, tenía poca experiencia en la gestión de una empresa, obstaculizaron los esfuerzos de la organización.

Pero otros problemas son más profundos. Estos se relacionan con los objetivos de Haven, cómo se establecieron y si alguna vez fueron alcanzables de forma remota.

Por un lado, Haven tenía una misión, pero nunca una estrategia. Su objetivo de "crear atención médica más simple y de alta calidad a costos más bajos" (como lo expresó el sitio de la organización sin fines de lucro) era tan vago como ambicioso: una visión, más que un plan de negocios.

Amazon, Berkshire Hathaway y JPMorgan Chase emplean a un total de 1,2 millones de personas repartidas por todo Estados Unidos. Esto lo convierte en un grupo de prueba interesante para encontrar soluciones para reducir los costos de atención médica en todo el país. Pero esa diversidad geográfica también creó un grupo demasiado disperso y heterodoxo como para ser fuerte en este campo.

Por ejemplo, los beneficios de atención médica dependen de la ubicación del empleado y Haven no pudo introducir los mismos programas en todos los mercados locales. En cambio, tendría que establecer planes dondequiera que tuvieran empleados, sin la masa crítica para convertirlo en un esfuerzo que valga la pena. Vamos, que no pudo negociar a la baja los precios de los servicios sanitarios porque sus empleados eran demasiado diferentes.

Por ejemplo, no es lo mismo negociar un seguro médico para los empleados de una ciudad tan cara como Nueva York y conseguir las mismas condiciones que un seguro médico para los empleados de un estado rural como Nebraska.

Amazon Pharmacy, la otra gran apuesta de Amazon en el campo de la salud

Aunque Haven cierre, Amazon continuará con su programa Amazon Care, que intenta llevar a cabo los mismos objetivos de conseguir mejores precios, pero solo en oficinas concretas, como la de Seattle.

Todavía no hay datos sobre si Amazon Care está reduciendo los costos con éxito, para el empleador y, de manera menos directa, para los empleados. Pero en cualquier caso, su objetivo es más limitado que el de Haven: en el corto y mediano plazo, Amazon Care tiene como objetivo ahorrar en las políticas existentes, lo que sería un cambio bienvenido, pero de ninguna manera una revolución en el sistema.

Amazon Pharmacy, otra iniciativa de salud de Amazon, tiene un alcance mucho mayor. Lanzada en noviembre, es, bueno, una gran farmacia en línea. Ofrece descuentos (hasta ahora, solo en medicamentos comprados sin receta) y envío gratuito de dos días para los clientes Prime. Pero una vez más, es difícil verlo como una disrupción de algo; más bien, parece que Amazon está entrando en un negocio muy lucrativo en un momento muy oportuno.

Más noticias que te pueden interesar:

VIDEO | Un manifestante la emprende a golpes sin ninguna protección contra la policía antidisturbios durante las protestas históricas en Rusia

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.