U.S. markets close in 4 hours 52 minutes
  • S&P 500

    4,397.90
    +43.71 (+1.00%)
     
  • Dow Jones

    34,313.23
    +393.39 (+1.16%)
     
  • Nasdaq

    14,869.20
    +122.80 (+0.83%)
     
  • Russell 2000

    2,214.17
    +27.98 (+1.28%)
     
  • Petróleo

    71.63
    +1.14 (+1.62%)
     
  • Oro

    1,775.50
    -2.70 (-0.15%)
     
  • Plata

    22.87
    +0.26 (+1.15%)
     
  • dólar/euro

    1.1744
    +0.0014 (+0.12%)
     
  • Bono a 10 años

    1.3180
    -0.0060 (-0.45%)
     
  • dólar/libra

    1.3650
    -0.0014 (-0.10%)
     
  • yen/dólar

    109.5790
    +0.3590 (+0.33%)
     
  • BTC-USD

    42,507.38
    +2.81 (+0.01%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,060.31
    +19.83 (+1.91%)
     
  • FTSE 100

    7,080.48
    +99.50 (+1.43%)
     
  • Nikkei 225

    29,639.40
    -200.31 (-0.67%)
     

Hartos de las tajadas considerables que deben pagarle a Apple, desarrolladores más pequeños comienzan a ver algo de "justicia"

·6  min de lectura
El exterior de una tienda de Apple en Brooklyn, el martes 11 de agosto de 2020. (Gabby Jones/The New York Times)
El exterior de una tienda de Apple en Brooklyn, el martes 11 de agosto de 2020. (Gabby Jones/The New York Times)

A Apple le ha dado por llamar a la tienda aplicaciones de su iPhone, llamada App Store, un “milagro económico”, y ha señalado a desarrolladores como Zach Shakked como prueba de ello.

Shakked creó una aplicación para iPhone que ayuda a las empresas a encontrar etiquetas de tendencia en las redes sociales. En los últimos 12 meses, sus ventas han superado los 5 millones de dólares.

Sin embargo, uno de los gastos más importantes de Shakked es la tajada que le paga a una de las empresas más ricas del mundo. En su caso, Apple se llevó casi 1,5 millones de dólares, su tarifa por permitir que la aplicación de Shakked se use en sus dispositivos.

Ahora, Shakked tiene la esperanza de poder quedarse pronto con al menos parte de ese dinero. El viernes, una jueza federal ordenó a Apple que dejara que los desarrolladores les ofrecieran a sus clientes alternativas de pago para sus productos y servicios fuera de la aplicación del iPhone, lo cual Apple había prohibido. Esa noticia es de suma importancia para desarrolladores como Shakked, ya que las ventas que se realizan fuera de los sistemas de pago de Apple no están sujetas a su comisión, que puede llegar a ser de hasta un 30 por ciento.

Justicia

“Por fin se siente como una victoria para los jugadores más pequeños”, dijo Shakked, de 25 años. “Se siente como que se hizo justicia”.

El fallo en la batalla legal de un año entre Apple y Epic Games, el fabricante del popular videojuego Fortnite, desató celebraciones entre los desarrolladores de aplicaciones. Desde empresas emergentes de una sola persona hasta compañías de la lista Fortune 500, se han quejado desde hace tiempo de las tajadas considerables que deben pagarle a Apple.

El impacto de esta decisión lo resentirán más los desarrolladores más pequeños como Shakked. Él dijo que el cambio podría ahorrarle cientos de miles de dólares al año, lo que le permitiría contratar a más empleados.

Una fotografía sin fecha proporcionada por Rich Storm muestra a Zach Shakked, un desarrollador de aplicaciones. (Rich Storm via The New York Times)
Una fotografía sin fecha proporcionada por Rich Storm muestra a Zach Shakked, un desarrollador de aplicaciones. (Rich Storm via The New York Times)

“Esto es muy importante”, afirmó Denys Zhadanov, miembro de la junta de administración de Readdle, que fabrica cinco aplicaciones de productividad para tareas como organizar el correo electrónico que, en conjunto, se han descargado alrededor de 175 millones de veces. Zhadanov declaró que el cambio podría ahorrarle a su empresa millones de dólares al año.

No es suficiente

A menudo, esta batalla jurídica se ha enmarcado como una lucha entre los pesos pesados de la industria: Apple, que está valuada en 2,5 billones de dólares, contra Epic, una empresa mucho más pequeña pero, aun así, uno de los pocos fabricantes de aplicaciones capaces de competir con el titán de Silicon Valley.

No se espera que el veredicto del viernes afecte sobremanera las finanzas de Apple. De hecho, la empresa cantó victoria cuando la jueza Yvonne Gonzalez Rogers, del Tribunal de Distrito de Estados Unidos para el Distrito del Norte de California, dictaminó que Epic no había logrado demostrar que Apple tiene un monopolio sobre el mercado de los juegos para celulares, lo cual habría tenido consecuencias mucho más graves.

La decisión pareció decepcionar a Epic. Tim Sweeney, su director ejecutivo, dijo que el fallo no era una “victoria para los desarrolladores ni para los consumidores”. Prometió continuar la lucha de su empresa.

Podría haber varias barreras para los cambios ordenados para la App Store. Apple podría pedirle a otro juez que bloquee por un tiempo la orden, que entrará en vigor en 90 días. Y ambas empresas podrían apelar el fallo, un proceso que podría tardar varios años.

Apple también podría restringir la manera en que los desarrolladores desvían a los clientes de sus aplicaciones para que finalicen sus transacciones en otra parte, por ejemplo, podría obligarlos a incluir el sistema de pago de Apple como una opción y podría prohibirles que ofrezcan descuentos a los clientes que no paguen por medio de Apple. Este tipo de descuentos podrían ser necesarios para convencer a los consumidores de dar los pasos adicionales de abrir un nuevo navegador e ingresar los datos de su tarjeta de crédito, en lugar de solo tocar un botón y pagar con Apple.

“Estoy seguro de que los desarrolladores de aplicaciones se beneficiarán un poco, pero a mí no me queda claro hasta qué punto los clientes usarán esta opción”, comentó Sumit Sharma , investigador principal de competencia tecnológica en Consumer Reports.

Aun así, la marea podría estar empezando a volverse en contra del control estricto de Apple sobre su App Store. Los reguladores de Japón y Corea del Sur ya han obligado a Apple a corregir su manejo de la tienda, y reguladores y legisladores de todo el mundo también están contemplando medidas para frenar la influencia de la empresa.

Dan Burkhart, director ejecutivo de Recurly, una plataforma de gestión y facturación de suscripciones que trabaja con más de 2000 empresas, afirmó que muchos de los desarrolladores de aplicaciones con los que se comunica con frecuencia estaban muy entusiasmados en la tarde del viernes. Es probable que las empresas más grandes, “consolidadas y de renombre”, se beneficien de poder dirigir a su clientela fiel a otra forma de pago, mencionó.

Match Group, fabricante de las aplicaciones de citas Tinder y Hinge, se perfila para pagarles a Apple y a Google —que controla una tienda de aplicaciones similar para los celulares que llevan software de Android— más de 500 millones de dólares en comisiones este año, el gasto más grande de la empresa, según afirmó Gary Swidler, director financiero de Match. También relató que la empresa ya estaba considerando maneras de usar el fallo del viernes para reducir esa factura tanto como fuera posible, incluso con un descuento al precio de las suscripciones que se pagan a través de uno de sus sitios web.

Un analista estimó que este cambio podría ahorrarle a Match 80 millones de dólares al año, pero Swidler dijo que aún había demasiadas interrogantes como para hacer tal predicción.

“Dependiendo de cuál sea el índice de aprovechamiento, esto nos ayudará desde un punto de vista financiero, y nos permitirá invertir más en nuestro negocio, y compartir los beneficios con los consumidores”, afirmó.

Necesidad de competir

Michael Love, fundador y director ejecutivo de una aplicación de diccionario china llamada Pleco, dijo que la posibilidad de eludir una comisión —él le paga a Apple un 15 por ciento— era una buena noticia. ¿Una noticia aún mejor? La posibilidad de poder interactuar directamente con los clientes de maneras que la App Store impedía, como enviar correos electrónicos promocionales, emitir rembolsos y buscar pedidos anteriores.

“Me emociona la posibilidad de que se puedan realizar pagos sin que Apple se entrometa”, comentó.

Love, de 39 años, dijo que no había podido entablar muchos acuerdos con otras editoriales de diccionarios porque estas no querían pagar comisiones tanto a Apple como a él y así perder mucho dinero.

Ahora, con la opción de evitar las tarifas de Apple y trabajar directamente con las editoriales, podría transformar su negocio y convertirse en un “minorista especializado en libros electrónicos”, dijo Love. Eso podría aumentar sus ingresos de unos 500.000 dólares al año a 5 millones o 10 millones de dólares, calculó.

“Esto hace que los creadores más pequeños puedan competir”, concluyó.

© 2021 The New York Times Company

TE PUEDE INTERESAR

(VIDEO) Las ventas de Apple superan las previsiones en la demanda de iPhone 5G

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.