U.S. Markets closed

Freemium: “Enviar por WhatsApp un email” y otros despropósitos de la comparecencia de Zuck en el Senado

Jose Mendiola

Bienvenido a Freemium, una sección en la que Jose Mendiola expresa su opinión personal sobre el mundo de la tecnología. Engadget no se responsabiliza ni supervisa los puntos de vista vertidos en estos artículos.

(Nerdist)

Fue uno de los momentos más seguidos y posiblemente con más trascendencia en la era de las redes sociales: Mark Zuckerberg comparecía ante el Senado estadounidense para dar cuenta de los despropósitos acontecidos en torno a la gestión de la información en el affaire de Cambridge Analytica. Un momento trascendente, sin duda, y que marcaría la regulación general del eterno conflicto entre privacidad y los servicios sin coste en los que el producto es el propio usuario.

Sin embargo, la comparecencia, más allá del contenido de lo hablado, nos dejó a algunos con los ojos como platos al comprobar el abismo que separa (todavía) el mundo institucional de la realidad de internet y las redes sociales. Si no has visto alguno de esos momentos surrealistas, este es un buen momento para repasarlo.

Shutterstock

Enviando WhatsApps 'por email'

Comenzaremos por el Senador Brian Schatz, que además, no tiene la excusa de la edad para justificar su desconocimiento absoluto en la materia. Su momento estelar llegó cuando formuló la siguiente pregunta: "Si envío un email en WhatsApp (sic) ¿se informa de ello a los anunciantes?". La cara de Zuck lo decía todo. ¿Un email dentro de WhatsApp? El político demostró en tan solo una frase que desconocía por completo no solo lo que era WhatsApp -una de las aplicaciones de mensajería más populares del planeta-, sino también en qué consiste el correo electrónico y por descontado, las apps de chat.

Mandatory Credit: Photo by Andrew Harnik/AP/REX/Shutterstock (9623179e) Facebook CEO Mark Zuckerberg arrives to testify before a joint hearing of the Commerce and Judiciary Committees on Capitol Hill in Washington, about the use of Facebook data to target American voters in the 2016 election Facebook Privacy Scandal Congress, Washington, USA - 10 Apr 2018 (Shutterstock / Gil C)

WhatsApp está cifrado. WhatsApp está cifrado. WhatApp está...

Otro momento memorable llegó cuando el propio Schatz, que creyó haber mordido un buen hueso con WhatsApp, preguntó "Si estoy enviando un email en WhatsApp [sí, otra vez] sobre La Pantera Negra ¿recibiré anuncios sobre esta película?". Mark Zuckerberg fue contundente y letal respondiendo: "no, el contenido de WhatsApp está cifrado". El bueno de Zuck pensó que una respuesta tan clara disiparía las dudas del senador, pero éste volvió a la carga varias veces con el mismo tema y el fundador de Facebook se vio obligado en repetidas ocasiones a responder lo mismo. ¿Hasta cuándo? Zuck entendió que Schatz no tenía ni idea en qué consistía el cifrado en las comunicaciones y terminó por hablar su idioma explicando que Facebook no publicaría anuncios sobre La Pantera Negra.


Mark Zuckerberg sin duda conoce todas las páginas de Facebook

Si uno es dueño de una pastelería no cabe duda que conocerá o le sonará todo el stock que en ese momento tenga en el local, pero cuando uno es el creador de un servicio con miles de millones de referencias, no parece muy lógico que las conozca todas. El senador Patrick Leahy (78 años), levantó en el aire un montón de folios con páginas de Facebook impresas (sí, las imprimió) y esgrimiéndolas con determinación preguntó "¿Son de los rusos?"

(Andrew Harnik/AP/REX/Shutterstoc) (C-SPan)

"Senador: ponemos anuncios"

Pero sin duda, el momento más dramático de esta tragicomedia llegó cuando el senador por parte de Utah Orrin Hatch pensó que iba a poner contra las cuerdas a Mark Zuckeberg desvelando el gran misterio: "¿Cómo se sostiene un modelo de negocio en el que el usuario no paga nada por los servicios?". Bum. Zuck le miró atónito y respondió respetuosamente: "Senador, ponemos anuncios", pero no pudo evitar esbozar una sonrisa divertida. La misma que uno puede sentir al comprobar la increíble distancia que todavía existe entre dos mundos.