U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,686.75
    +95.08 (+2.07%)
     
  • Dow Jones

    35,719.43
    +492.40 (+1.40%)
     
  • Nasdaq

    15,686.92
    +461.76 (+3.03%)
     
  • Russell 2000

    2,253.79
    +50.31 (+2.28%)
     
  • Petróleo

    71.68
    +2.19 (+3.15%)
     
  • Oro

    1,785.00
    +5.50 (+0.31%)
     
  • Plata

    22.53
    +0.27 (+1.20%)
     
  • dólar/euro

    1.1271
    -0.0015 (-0.14%)
     
  • Bono a 10 años

    1.4800
    +0.0460 (+3.21%)
     
  • dólar/libra

    1.3243
    -0.0018 (-0.14%)
     
  • yen/dólar

    113.5500
    +0.0600 (+0.05%)
     
  • BTC-USD

    50,564.19
    +213.19 (+0.42%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,308.39
    -12.89 (-0.98%)
     
  • FTSE 100

    7,339.90
    +107.62 (+1.49%)
     
  • Nikkei 225

    28,455.60
    +528.23 (+1.89%)
     

Fuerza de madres

·2  min de lectura
Un abrazo a las madres en su día
Un abrazo a las madres en su día

Ahí está ella, esa inmigrante corpulenta mujer alemana del Volga, con sus cinco hijos en sus brazos, mi abuela Susana. Los cinco niños quedaron huérfanos poco después de la fotografía que vemos. Los cinco hermanos fueron separados a distintos orfanatos. La beba, mi abuela, fue adoptada por una mujer muy rica de la ciudad de Buenos Aires. Vivían ellas dos solas y la niña (mi abuela) fue beneficiada con los mejores colegios, clases de música (piano y canto).

Un día cualquiera, a sus 8 o 9 años, fueron a un almuerzo en una elegante estancia de una familia acaudalada de Lezama. Y una vez allí, un empleado de la estancia reconoció a aquella niña. ¡Era su hermana!

Con tan solo ocho años eligió ir a vivir con sus hermanos (empleados rurales) y comenzar una vida de sacrificio y trabajo. Con mucha tenacidad logro una linda familia. Y con esa niña es con quien estoy mirando el atardecer en la laguna de Chascomús.

De aquella vida de trabajo, tenacidad y esfuerzo nació mi mamá, Beatriz Azcona. Para Bety -como la llamamos- tampoco fue fácil: fue pupila en colegio de hermanas y maestra rural desde los 18 años.

Desempeñaba su vocación entre los barros y el anegamiento de caminos que hacían de la escuela un hogar por varios días (entre otras interminables anécdotas). A pesar de las circunstancias nunca dejó de estudiar y perfeccionarse, y por eso llegó a su retiro con el máximo escalafón en la carrera docente. ¡Ella es la niña muy rubia en brazos de mi abuela Susana!

En la última foto está ella, mi mamá Bety, fruto de una fuerza inconmensurable de madres. Hoy mi vida la transito junto a Pilar y mis dos hijos, quizás la síntesis que encontré de tanta fuerza de mujer.

Solo pienso que las madres con su fuerza mueven montañas, abren ríos, movilizan el universo. Una cadena indestructible de amor desplegada por todo mundo.

¡Feliz día a todas las madres!

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.