Anuncios

El fundador de FTX se declara no culpable y se queja de no poder tener una dieta vegana

Nueva York, 22 ago (EFE).- El fundador de la plataforma de criptomonedas FTX, Sam Bankman-Fried (conocido como SFB), se declaró hoy no culpable en una breve audiencia ante el juez que ve su caso, en la que sus abogados se quejaron de sus condiciones de detención, y en particular de que no tiene acceso a una dieta vegana.

Según informaron medios presentes en la sala, SBF, que apareció con un uniforme caqui de prisión y sorbiendo de una botella de agua con gas, se declaró no culpable de los cargos de fraude y lavado de dinero en esta su primera comparecencia después de que el pasado 11 de agosto el juez ordenara revocar su libertad bajo fianza y enviarlo a prisión.

Uno de sus abogados, Mark Cohen, aprovechó la sesión para quejarse de las condiciones de detención de la prisión de Brooklyn: "Literalmente subsiste a base de pan y agua, que es lo único que puede comer de lo que le sirven, y a veces mantequilla de maní", dijo.

Además, protestaron porque no está teniendo acceso a sus medicamentos para tratar una depresión sumada a su problema de déficit de atención.

PUBLICIDAD

La cadena CNN resalta que su vida en estos once días en el penal de Brooklyn "está a años luz de su arresto domiciliario, que pasó en el lujo del hogar paterno en Palo Alto, California", donde SBF estuvo varios meses tras pagar una fianza de 250 millones de dólares, de las mayores que se recuerdan.

SFB, de 31 años, fue detenido en diciembre de 2022 y está acusado por la Justicia de EE.UU. de siete cargos que incluyen fraude y lavado de dinero por, entre otras cosas, supuestamente desviar miles de millones de dólares de los clientes de FTX para otros fines y para poder llevar una vida de lujo.

FTX, que era una de las mayores plataformas de criptomonedas del mundo, se hundió rápidamente el pasado noviembre después de que muchos usuarios se apresuraran a retirar sus fondos en medio de informaciones que ponían en duda la solvencia de la compañía.

Tres de los exsocios de SBF, incluida Ellison, han admitido su culpabilidad ante la Fiscalía y se han mostrado dispuestos a colaborar con las investigaciones, lo que puede complicar la situación del antiguo millonario.

El ascenso y caída del jovencísimo millonario, que hizo fortuna en el deslumbrante mundo de las criptomonedas, es uno de los casos más espectaculares y ejemplarizantes de los vividos en los últimos años en el mundo de las finanzas.

La libertad vigilada de que ha gozado durante estos siete meses fue muy criticada, y la imposición de aquella cuantiosa fianza para que pudiese seguir viviendo una vida acomodada puesta como ejemplo de cómo la justicia no siempre aplica el mismo rasero.

(c) Agencia EFE