Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,137.08
    +40.81 (+0.80%)
     
  • Dow Jones

    39,087.38
    +90.99 (+0.23%)
     
  • Nasdaq

    16,274.94
    +183.02 (+1.14%)
     
  • Russell 2000

    2,076.39
    +21.55 (+1.05%)
     
  • Petróleo

    79.81
    +1.55 (+1.98%)
     
  • Oro

    2,091.60
    +36.90 (+1.80%)
     
  • Plata

    23.25
    +0.58 (+2.58%)
     
  • dólar/euro

    1.0839
    +0.0032 (+0.29%)
     
  • Bono a 10 años

    4.1800
    -0.0720 (-1.69%)
     
  • dólar/libra

    1.2655
    +0.0029 (+0.23%)
     
  • yen/dólar

    150.0640
    +0.0800 (+0.05%)
     
  • Bitcoin USD

    61,901.98
    -796.57 (-1.27%)
     
  • CMC Crypto 200

    885.54
    0.00 (0.00%)
     
  • FTSE 100

    7,682.50
    +52.48 (+0.69%)
     
  • Nikkei 225

    39,910.82
    +744.63 (+1.90%)
     

Globos espías chinos en Estados Unidos: ¿cómo funcionan y por qué se siguen usando?

El globo Stratollite es un vehículo teledirigido que es llevado al borde del espacio por un sistema de gigantescos globos de altitud elevada.
El globo Stratollite es un vehículo teledirigido que es llevado al borde del espacio por un sistema de gigantescos globos de altitud elevada.

WASHINGTON.– El ministerio de Asuntos Exteriores de China aseguró el viernes que un globo que Estados Unidos sospecha que realizaba tareas de espionaje era una “aeronave” civil utilizada con fines de investigación, principalmente meteorológica.

Según el comunicado, el aparato tenía una capacidad limitada de maniobra y que “se desvió mucho de su rumbo previsto” debido a los vientos.

Funcionarios norteamericanos habían afirmado el jueves que un “globo espía” chino llevaba varios días sobrevolando el país. Las autoridades declararon que la trayectoria del globo, avistado por primera vez sobre Montana, que alberga uno de los tres campos de silos de misiles nucleares del país, en la Base Malmstrom de la Fuerza Aérea, podría llevarlo a sobrevolar “varios lugares sensibles” y afirmaron que están tomando medidas para “protegerse contra la captación de información de inteligencia extranjera”.

Pero lo que no está tan claro es por qué los espías chinos querrían utilizar un globo en lugar de un satélite para recabar información.

No es la primera vez que un globo chino sobrevuela Estados Unidos, pero este parece actuar de forma diferente a los anteriores, según señaló a CNN un funcionario de defensa estadounidense que habló bajo condición de anonimato. “En esta ocasión, parece permanecer durante más tiempo y es más persistente que en ocasiones anteriores. Ese sería un factor distintivo”, remarcó.

La presencia del globo fue detectada días antes de la visita a China del Secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, su primer viaje al país asiático desde 2018. La relación entre las dos potencias es tensa, en particular en cuanto a Taiwán, que el gobierno chino considera parte de su territorio y cuyo control se propone recuperar algún día, si fuera necesario mediante la fuerza.

De los globos a los satélites

El uso de globos de gran altitud para espionaje y otras misiones militares es una práctica que se remonta a mediados del siglo pasado.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el ejército japonés intentó lanzar bombas incendiarias sobre territorio estadounidense utilizando globos diseñados para flotar en las corrientes de aire. Ningún objetivo militar resultó dañado, pero varios civiles murieron cuando uno de los globos se estrelló en un bosque de Oregón.

Proyecto Genetrix
Proyecto Genetrix

Justo después de la Segunda Guerra Mundial, el ejército estadounidense empezó a explorar el uso de globos espía a gran altitud, lo que dio lugar a una serie de misiones a gran escala denominadas Proyecto Genetrix. El proyecto sobrevoló con globos fotográficos el territorio del bloque soviético en la década de 1950, según documentos gubernamentales.

Estos globos suelen volar entre 24.000 y 37.000 metros de altitud, muy por encima de los vuelos comerciales (los aviones casi nunca sobrepasan los 12.000 metros). Los aviones de combate más potentes no suelen operar por encima de los 20 metros, aunque los aviones espía como el U-2 tienen un techo de servicio de más de 24.000 metros.

Las ventajas de los globos sobre los satélites incluyen la capacidad de escanear amplias franjas de territorio desde más cerca y de poder pasar más tiempo sobre una zona objetivo, según un informe de 2009 para el Air Command and Staff College de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos.

A diferencia de los satélites, que requieren lanzadores espaciales que cuestan cientos de millones de dólares, los globos pueden lanzarse de forma barata.

Los globos no se dirigen directamente, pero pueden orientarse a grandes rasgos hacia una zona objetivo cambiando de altitud para captar diferentes corrientes de viento, según un estudio de 2005 para el Airpower Research Institute de las Fuerzas Aéreas.

Pero con la llegada de la moderna tecnología de satélites que permite recopilar datos de inteligencia de sobrevuelo desde el espacio, el uso de globos de vigilancia había ido pasando de moda. O al menos hasta ahora.

Los recientes avances en la miniaturización de la electrónica significan que las plataformas flotantes de inteligencia podrían volver a formar parte de las herramientas del espionaje moderno.

El portavoz del Pentágono, el general de brigada de la Fuerza Aérea Patrick Ryder, durante una conferencia de prensa, el martes 17 de enero de 2023, en Washington. (AP Foto/Andrew Harnik)
El portavoz del Pentágono, el general de brigada de la Fuerza Aérea Patrick Ryder, durante una conferencia de prensa, el martes 17 de enero de 2023, en Washington. (AP Foto/Andrew Harnik)

Blake Herzinger, experto en política de Defensa del Indo-Pacífico en el American Enterprise Institute, dijo a CNN que a pesar de su lenta velocidad, los globos no siempre son fáciles de detectar.

“Tienen una emisión entre baja y nula, por lo que son difíciles de detectar con la tecnología tradicional de vigilancia o conocimiento de la situación”, explica Herzinger.

Además, los globos pueden hacer cosas que los satélites no. “Los sistemas espaciales son igual de buenos, pero su dinámica orbital es más predecible”, explicó al mismo medio Peter Layton, miembro del Griffith Asia Institute de Australia y antiguo oficial de la Real Fuerza Aérea Australiana. “Un satélite no puede merodear, por lo que se necesitan muchos para cruzar una zona de interés y mantener la vigilancia”, añadió.

Según Layton, es probable que el presunto globo chino esté recopilando información sobre los sistemas de comunicación y los radares estadounidenses y estos datos podrían transmitirse en tiempo real a China a través de un enlace por satélite.

El coronel retirado de las Fuerzas Aéreas estadounidenses Cedric Leighton, analista militar de CNN, se hizo eco de estas ideas. “Podrían estar recogiendo señales de inteligencia, en otras palabras, estarían observando el tráfico de nuestros teléfonos móviles, nuestro tráfico de radio”.

Agencias AFP, AP y Reuters