U.S. markets open in 7 hours 21 minutes
  • F S&P 500

    3,944.50
    -0.50 (-0.01%)
     
  • F Dow Jones

    33,632.00
    -1.00 (-0.00%)
     
  • F Nasdaq

    11,562.50
    -3.50 (-0.03%)
     
  • RTY=F

    1,813.00
    -1.10 (-0.06%)
     
  • Petróleo

    74.30
    +0.05 (+0.07%)
     
  • Oro

    1,784.00
    +1.60 (+0.09%)
     
  • Plata

    22.44
    +0.11 (+0.49%)
     
  • dólar/euro

    1.0458
    -0.0011 (-0.10%)
     
  • Bono a 10 años

    3.5130
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    22.17
    +1.42 (+6.84%)
     
  • dólar/libra

    1.2125
    -0.0008 (-0.07%)
     
  • yen/dólar

    137.5400
    +0.5800 (+0.42%)
     
  • BTC-USD

    16,948.61
    -56.96 (-0.33%)
     
  • CMC Crypto 200

    399.38
    -2.43 (-0.60%)
     
  • FTSE 100

    7,521.39
    -46.15 (-0.61%)
     
  • Nikkei 225

    27,686.40
    -199.47 (-0.72%)
     

Gobierno apunta contra rentabilidad empresas por inflación

ARGENTINA-PROTESTA (AP)
ARGENTINA-PROTESTA (AP)

El gobierno de Alberto Fernández apuntó el jueves contra una “rentabilidad excesiva” de las empresas justo un día después de difundirse un aumento de la indigencia y mientras se multiplican los reclamos de mejoras salariales para contrarrestar la acelerada inflación.

“Todos en el gobierno acordamos con el diagnóstico de que estamos en un período donde hay una excesiva rentabilidad empresaria”, dijo el jueves la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, en rueda de prensa. Y planteó “la necesidad imperiosa de una redistribución del ingreso, de un fortalecimiento del poder adquisitivo de los salarios”.

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) reportó la víspera una pobreza de 36,5% en el primer semestre de este año. La última medición del segundo semestre del año pasado había dado 37,3%.

Dentro del universo de hogares pobres, se constató un aumento de la indigencia a 8,8% desde el 8,2% del semestre anterior. Esto implica que 2,5 millones de personas no cubren con sus ingresos una canasta de alimentos capaz de satisfacer un umbral mínimo de necesidades energéticas y proteicas.

Cerruti señaló como causante del aumento de indigentes “el alza del precio de los alimentos que, dentro de la inflación general, es la que más influye en las canastas de las familias”.

La inflación se aceleró en el primer semestre del año hasta alcanzar en julio el 7,4%, la tasa mensual más alta desde la hiperinflación de principios de la década de 1990. Los analistas proyectan que a este ritmo la inflación anual llegará a los tres dígitos.

Un día antes que Cerruti, la vicepresidenta y exmandataria Cristina Fernández de Kirchner también cuestionó que “las empresas alimentarias han aumentado muy fuerte sus márgenes de rentabilidad” y reclamó al ministro de Economía, Sergio Massa, “una política de intervención más precisa y efectiva en el sector y, al mismo tiempo, diseñar un instrumento que refuerce la seguridad alimentaria en materia de indigencia”.

Las empresas de alimentos no se pronunciaron oficialmente sobre los señalamientos del gobierno.

Este desfasaje entre los ingresos de las familias y el costo de vida explican la multiplicación de conflictos en distintos sectores de la economía por mejoras salariales abiertos en las últimas semanas, como el caso de los trabajadores de fábricas de neumáticos.

El sindicato paralizó la producción de neumáticos en las principales fábricas del país, lo cual también está afectando la actividad de las automotrices. Este jueves se desarrollaba una nueva reunión entre gremio y empresarios para solucionar la disputa.

A su vez las organizaciones sociales radicalizaron las protestas callejeras esta semana en reclamo de más ayuda para personas de bajos recursos.

Este jueves la policía de la ciudad de Buenos Aires desalojó con gases lacrimógenos a un grupo de manifestantes de organizaciones izquierdistas agrupadas en la Unidad Piqueteras que cuanto intentaban cortar la circulación de una autopista por falta de respuesta a su reclamo de más y mejores planes de ayuda social.

Es mismo grupo es el que lleva adelante desde el martes un acampe por tiempo indeterminado frente al Ministerio de Desarrollo Social, ubicado en pleno centro de Buenos Aires.

“Uno de los objetivos centrales del gobierno en este momento es que el plan de estabilización... pueda profundizarse hacia lograr un mayor poder adquisitivo de los salarios y una reducción al mismo tiempo de la inflación para que podamos lograr, más temprano que tarde, unos números que nos alienten un poco más con respecto a la pobreza y a la indigencia”, concluyó Cerruti.