El Gobierno dispuso subas de entre 10% y 27% en luz y gas

Urgido por la crítica situación que atraviesan las empresas de servicios públicos, el Gobierno anunció ayer aumentos de hasta 27 por ciento en las facturas de gas a nivel nacional y de hasta 20% en las boletas de Edenor y Edesur, las distribuidoras de electricidad que atienden a la Capital y el Gran Buenos Aires, a partir de un piso de 10 por ciento. El incremento alcanzará a hogares, comercios e industrias.

En el marco de la tradición que inauguró el ex presidente Néstor Kirchner, el ministro de Planificación, Julio De Vido, y el viceministro de Economía, Axel Kicillof -quienes presentaron los anuncios en una conferencia de prensa-, elaboraron un mecanismo que les permite aplicar ajustes tarifarios sin que lo sean técnicamente. El modelo elegido es el del cargo fijo, que irá desde $ 4 hasta $ 150 por bimestre en el caso del gas y desde $ 4 hasta $ 300 para la electricidad (el máximo es para los comercios), según el consumo de cada cliente, y se cobrará a partir del primer día de este mes, por lo que ya se notará en la próxima factura.

Con esos ajustes, el Gobierno espera obtener $ 2000 millones extras, que se destinarán a sendos fondos administrados por el Banco Nación para financiar obras. Los funcionarios explicaron en detalle cuáles habían sido los aumentos de precios de otros servicios e impuestos, como subte, cable, Internet y ABL. Pero no dieron precisiones con respecto al porcentaje de aumento que implicará en la factura de los usuarios finales el nuevo cargo fijo.

Para Laura M., una vecina que entre agosto y octubre consumió 396 kilowatts en sus tres ambientes de Villa Urquiza y pagó $ 50,10, los $ 10 extras que deberá desembolsar en la próxima boleta implican un encarecimiento del servicio del 20%. Un ajuste similar al que sufrirá José B., que vive en Palermo con su mujer y dos hijos, y hasta ahora pagaba $ 52.

A video or other embedded content has been hidden. Click here to view it.

Durante la presentación, que duró casi dos horas, De Vido echó mano a comparaciones para minimizar el efecto de los ajustes. "Un dato importante: pueden observar que para el 72% de los hogares de Capital y Gran Buenos Aires van a estar en 17 centavos por día", señaló en relación con esa franja de consumidores. Y enfatizó que "la energía en Brasil es 11 veces más cara, en Chile 12 y en Uruguay 16 veces más cara. El gas natural cuesta 22 veces más en Brasil, 14 en Chile y 16 en Uruguay".

Los cálculos en el caso del gas son aún más variables. Según números privados, si se toma en cuenta la factura promedio de la Capital para un consumo muy pequeño, que no supera los 500 metros cúbicos (m3) al año, los $ 4 adicionales implican una suba de un 27%, en parte porque se compara con una tarifa más baja. El Gobierno se escudó en que los números absolutos, tras 10 años sin grandes ajustes, son bajos.

Por el tipo de método elegido, se repite una trampa de la cual el kirchnerismo no logra salir. Es que en muchas ocasiones quienes menos consumen, y por lo tanto sufren un recargo menor, son sectores pudientes.

Por su parte, Kicillof dedicó la mayor parte de su exposición a denostar el modelo de los años 90, la necesidad de "hacer cambios de fondo en el sector eléctrico y de gas, particularmente en los asociados a la producción primaria de energía" y, a diferencia de otras presentaciones, valorar la gestión de De Vido en materia eléctrica. También intentó dejar en claro que las empresas concesionarias de los servicios que aumentan no recibirán los fondos adicionales, sino que deberán destinarlos a obras. "¿Qué es lo que pensamos pagarles a las empresas? Los costos vinculados a la prestación del servicio más una ganancia razonable, a las empresas de distribución, a las de transporte, a las de generación, son sectores que tienen mucha participación privada. Queremos seguir teniéndolas, con ganancias razonables, no con las hiperganancias que tuvieron en los 90 cuando las tarifas estaban dolarizadas", avisó.

El viceministro tiene en su escritorio desde hace meses la información con los costos de cada una de las compañías del país. Pero hasta ahora no dio una respuesta concreta.

El secretario del gremio de Luz y Fuerza, Oscar Lescano, se quedó con una sensación ambivalente tras el anuncio. "Me parece bien la medida; no tendríamos que haber tardado tanto en hacer esto." Pero deslizó que el alza "quizá sea poco" y no terminó de entender los números de salarios que mostraron los ministros. Para las empresas, el Gobierno tomó la medida porque "era evidente que la crisis de financiamiento del sector estaba afectando las inversiones. Esto es una solución para esa parte del negocio".

Serán exceptuados los consumos electrointensivos como, por ejemplo, personas con problemas de salud, jubilados y personas que reciban planes sociales.

Cargando...

 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribe el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debe activar los cookies de su explorador para ver sus citas más recientes.
 
Inicia sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.