Anuncios
U.S. markets open in 1 hour 43 minutes
  • F S&P 500

    5,526.25
    +9.25 (+0.17%)
     
  • F Dow Jones

    39,805.00
    -39.00 (-0.10%)
     
  • F Nasdaq

    19,826.25
    +75.50 (+0.38%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    2,052.60
    -0.20 (-0.01%)
     
  • Petróleo

    81.16
    -0.47 (-0.58%)
     
  • Oro

    2,341.70
    -2.70 (-0.12%)
     
  • Plata

    29.50
    -0.02 (-0.07%)
     
  • dólar/euro

    1.0715
    -0.0022 (-0.20%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2480
    -0.0090 (-0.21%)
     
  • Volatilidad

    13.43
    +0.10 (+0.75%)
     
  • dólar/libra

    1.2680
    -0.0008 (-0.07%)
     
  • yen/dólar

    159.4410
    -0.1540 (-0.10%)
     
  • Bitcoin USD

    61,141.07
    +11.84 (+0.02%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,270.66
    +21.54 (+1.72%)
     
  • FTSE 100

    8,262.53
    -19.02 (-0.23%)
     
  • Nikkei 225

    39,173.15
    +368.50 (+0.95%)
     

El gobierno español quiere hacerle pagar a Milei mientras los empresarios hacen cálculos pensando en sus inversiones

Si fuera una serie, sería inofensivamente apasionante, pero como se trata de la vida real, la escalada de maltrato entre los gobiernos de Javier Milei y el de Pedro Sánchez amenaza con consecuencias serias para ambos lados. El jefe del gobierno español, que logró el apoyo comedido de las principales empresas de su país, está decidido a que el jefe de Estado argentino pague por su insistencia en hablar de la "corrupción" de su esposa. La pregunta es hasta qué punto eso preocupa a Milei, si es que lo hace.

"Soy consciente de que quien habló ayer no lo hizo en nombre del gran pueblo argentino", dijo Sánchez este lunes en una intervención en un foro del diario económico "Cinco Días". Allí lo escuchaban varios de los empresarios españoles que el sábado se habían reunido en la embajada argentina en Madrid con Milei.

"España y Argentina son dos países hermanos, cuyos pueblos se quieren y respetan. Entre los gobiernos los afectos son libres, pero el respeto es irrenunciable", añadió Sánchez, que cree que Milei "no ha estado a la altura con sus declaraciones".

Pese a que en el día a día de la política interna el premier socialista tiene tensiones recurrentes con los empresarios, tras los ataques de Milei logró el apoyo de ese sector. El primero en respaldarlo fue Antonio Garamendi, presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), que criticó las declaraciones de Milei.

"No tienen ningún sentido. Son unas declaraciones fuera de tono de un mensaje diplomático entre dos países amigos. Rechazamos el tema porque no es el sitio ni el lugar, no es lo que se pide a dos países amigos y hermanos", destacó. Varias empresas españolas, entre ellas BBVA, Naturgy o Telefónica, se expresaron también en público rechazando lo dicho por el presidente argentino: "Carece de sentido".

Una de las principales preguntas es por qué Milei siente tanta antipatía por Sánchez (y Sánchez por Milei). Hay rencores de la campaña electoral por el apoyo explícito de Sánchez a Sergio Massa, y luego por la ausencia de una felicitación por parte del español una vez que Milei fue elegido presidente. Y hay necesidades políticas de Sánchez de confrontar con Milei, que se convirtió en un factor de política interna en España que desquicia al PSOE, envalentona a Vox y confunde al Partido Popular (PP).

PUBLICIDAD

Y todo indica que Milei no olvida ni perdona.

Fue evidente, primero, en una entrevista con el periódico uruguayo "El Observador" hecha en Madrid y publicada el último fin de semana, en la que demolió a Sánchez.

"Nunca me felicitó por haber sido electo presidente con catorce millones y medio de votos, con el 56 por ciento de los votos. Lo digo porque me critican si soy o no democrático, He sacado más del doble de votos que ellos", recalcó Milei antes de volver sobre el "affaire Begoña Gómez", que puso bajo los focos a principios de mayo en un comunicado oficial tras escuchar que el ministro Óscar Puente lo acusaba de consumir "sustancias".

"La pregunta es, si el señor Pedro Sánchez quiere hablar de justicia social, que me explique por qué robar está bien (...). Que explique por qué entonces avala la desigualdad ante la ley. Probablemente él necesite que haya desigualdad ante la ley, para que justamente los problemas que tiene con la Justicia la mujer (Begoña Gómez), sean obviados".

Milei
Javier Mile durante su discurso en España

La frase se conoció cuando ya se iniciaba el acto de Vox, la derecha extrema española, en el que Milei era el gran protagonista. Para aquellos que no estaban al tanto de la entrevista, Milei se ocupó de reflotar el tema.

"Las elites globales no se dan cuenta de lo destructivo que puede llegar a ser implementar las ideas del socialismo, porque lo tienen demasiado lejos, no saben qué tipo de sociedad y país pueden producir, que calaña de gente atornillada al poder y qué niveles de abusos pueden llegar a generar. Digo... aun cuando tenga a la mujer corrupta, se ensucie y se tome cinco días para pensar", dijo ante 14.000 personas.

La ira se apoderó del Palacio de La Moncloa, había que hacerle pagar a Milei. "España exige al señor Milei disculpas públicas; en caso de no producirse esa disculpas, tomaremos todas las medidas necesarias", dijo el domingo el canciller José Manuel Albares.

Manuel Adorni, el vocero de Milei, devolvió el golpe, y con más potencia, el lunes.

"Respecto a las llamativas e impulsivas amenazas del ministro de Asuntos Exteriores, no entendemos el motivo de su resquemor, el presidente argentino no hizo mención a nadie en particular. Llama poderosamente la atención que se pongan en tensión las relaciones de dos países históricamente hermanados por una decisión poco meditada. Esperamos que superadas las instancias electorales en Europa podamos reconducir las relaciones".

"El gobierno argentino insta a que los funcionarios del Reino de España pidan disculpas tras decir que el presidente Milei consume sustancias, que somos un gobierno del odio, del negacionismo y atentamos contra la democracia. Si el presidente y el gobierno de España se quieren hacer cargo de las críticas  que el presidente Milei vertió hacia el socialismo y la corrupción no es un problema de nuestra República. Como se dice vulgarmente, al que le quepa el sayo, que se lo ponga".

Las disculpas de Sánchez no llegarán. Lo que llegará será alguna medida que le duela al gobierno de Milei. ¿Romper las relaciones diplomáticas? No, eso sería un error, un sinsentido. El "castigo" que quiere España pasa más por buscar el apoyo de la Unión Europea (UE) ante un presidente al que sitúan como líder de la ultraderecha mundial . La pregunta es si Bruselas y los otros 26 socios comunitarios estarán dispuestos a algo así. Milei cuenta con la simpatía de Giorgia Meloni, primera ministra italiana, y Víktor Orban, primer ministro húngaro.

Lo cierto es que Joe Biden es tan "socialista" como Sánchez, pero el gobierno argentino acaba de relanzar el "Diálogo de Alto Nivel" con Washington. China es el emblema del comunismo, pero Milei le envía cartas conceptuosas a Xi Jinping y mandó recientemente de visita a la canciller Diana Mondino. En Brasil, Lula recibió ya dos cartas de Milei proponiéndole una reunión, aunque el presidente brasileño sigue sin reaccionar.

Hay muchos negocios y necesidades políticas en juego con Estados Unidos, China y Brasil. No los hay al mismo nivel con España, porque la inversión de ese país está instalada y consolidada, además de que no responde a directivas del Palacio de La Moncloa.

Si Milei les garantiza ganancias a los empresarios, que es una de las cosas que les prometió en la reunión del sábado, invertirán en Argentina por más tensión que haya entre él y Sánchez.