Anuncios
U.S. markets open in 6 hours 48 minutes
  • F S&P 500

    5,039.75
    +43.50 (+0.87%)
     
  • F Dow Jones

    38,769.00
    +92.00 (+0.24%)
     
  • F Nasdaq

    17,817.00
    +280.25 (+1.60%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    2,013.20
    +12.70 (+0.63%)
     
  • Petróleo

    78.27
    +0.36 (+0.46%)
     
  • Oro

    2,040.60
    +6.30 (+0.31%)
     
  • Plata

    23.08
    +0.21 (+0.90%)
     
  • dólar/euro

    1.0855
    +0.0033 (+0.30%)
     
  • Bono a 10 años

    4.3250
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    15.34
    -0.08 (-0.52%)
     
  • dólar/libra

    1.2667
    +0.0028 (+0.23%)
     
  • yen/dólar

    150.0970
    -0.2110 (-0.14%)
     
  • Bitcoin USD

    51,827.93
    +130.59 (+0.25%)
     
  • CMC Crypto 200

    885.54
    0.00 (0.00%)
     
  • FTSE 100

    7,662.51
    -56.70 (-0.73%)
     
  • Nikkei 225

    39,098.68
    +836.52 (+2.19%)
     

El Gobierno presentó el proyecto de ley de hidrógeno: cuáles son los puntos centrales

Después de varios meses de haberse anunciado, incluyendo un lugar en el temario de sesiones extraordinarias del verano, el gobierno nacional envió al Congreso el proyecto de ley de promoción del hidrógeno de bajas emisiones de carbono y otros gases de efecto invernadero, bajo los objetivos del desarrollo productivo y comercial.

Además, la iniciativa -que establece un régimen por 30 años- se enmarca en el camino hacia las energías renovables, en línea con los compromisos y acuerdos internacionales asumidos por Argentina para contribuir en la transición energética.

Pese a la expectativa de la Secretaría de Energía y el interés de provincias productoras, especialmente Río Negro, la cercanía con la campaña electoral de cara a las PASO nacionales hace difícil pensar en que el texto tendrá un rápido tratamiento en la Cámara de Diputados, por donde ingresó y fue girado a las comisiones de Energía y Combustibles y de Presupuesto y Hacienda. La primera, cabecera del proyecto, no se reúne desde el 31 de mayo de 2022.

En los argumentos de su propuesta, el Poder Ejecutivo señaló que "el hidrógeno bajo en emisiones se presenta como un caso emblemático por su potencial como vector de energías limpias y como insumo para procesos industriales, en particular por su capacidad de penetración en procesos y sectores difíciles de descarbonizar. Por otro lado, representa una oportunidad para la República Argentina dada la calidad de sus recursos naturales y sus capacidades industriales y tecnológicas para generar energías limpias con costos competitivos".

Proyecto de ley: tres tipos de hidrógeno e incentivos a la producción

En la iniciativa se definen tres tipos de hidrógeno: el verde y el rosa, que corresponden a su producción a partir de electrólisis de agua de fuente de energía renovable y nuclear, respectivamente; y el azul, a partir del reformado de gas natural incluyendo una etapa de captura de carbono. Por ser el más sostenible, el verde cuenta en la ley con incentivos fiscales mayores a los previstos para la producción de hidrógeno azul. Asimismo, se aclara que el proyecto no otorga beneficio alguno para el hidrógeno gris, obtenido a partir de combustibles fósiles, mayormente gas natural.

Entre los beneficios, que se incluyen para los titulares de proyectos de inversión que se acojan al régimen, figuran la amortización acelerada en el impuesto a las Ganancias; la acreditación y/o devolución anticipada del Impuesto al Valor Agregado (IVA); la extensión del plazo para computar los quebrantos; la deducción de la Carga Financiera del Pasivo Financiero; y el pago a cuenta en el impuesto a las Ganancias por un importe equivalente al 10% del monto del componente nacional que fuera incorporado de forma excedente a los mínimos establecidos.

También se prevén exenciones por importación de bienes (solo por 10 años) en el caso de "la importación de mercaderías nuevas, sin uso, previa acreditación por parte de la Secretaría de Industria y Desarrollo Productivo del Ministerio de Economía al beneficiario de que no existe producción nacional de aquellas, o bien cuando existe, de que no se cuenta con la cantidad suficiente para satisfacer la demanda o dichos bienes no poseen las características mínimas requeridas".

El proyecto promueve la "estabilidad fiscal por 30 años" y el acceso al Mercado Libre de Cambios, a partir de que los beneficiarios que cuenten con su Declaración de Inclusión gozarán de un monto de libre aplicación de hasta el 50% de las divisas obtenidas en las exportaciones vinculadas al proyecto de producción, para poder ser destinadas al pago de capital e intereses de pasivos comerciales y/o financieros con el exterior.

En cuanto a los derechos de exportación, se establecen alícuotas porcentuales máximas, medidas en términos del valor FOB por tonelada, que varían en función del tipo de hidrógeno y el momento en que se efectúan. La alícuota del 0% se aplicará a las exportaciones realizadas durante los primeros 10 años de vigencia de la ley y para el tipo de hidrógeno verde o rosa, y sus vectores asociados.

Finalmente, el texto estipula que "los proveedores de la cadena de valor del hidrógeno de bajas emisiones, incluyendo proveedores de equipamiento y sus piezas y partes, gozarán de la exención de aranceles respecto a la importación de bienes de capital, líneas de producción, partes y/o piezas -nuevas en todos los casos-, destinadas a aumentar la oferta nacional y a la integración nacional de conjuntos y subconjuntos de la cadena de valor del hidrógeno de bajas emisiones, en la medida que sean destinados a los proyectos promovidos en el marco del régimen promocional de la ley".

Ley de Hidrógeno: otros puntos centrales del proyecto

Según detalló el Ejecutivo, se propicia la creación de instituciones para la certificación de origen de la producción, las cuales controlarán las características de los distintos hidrógenos y establecerán estándares de seguridad, alineados con los reconocidos internacionalmente.

Además, la iniciativa contempla la constitución de un fondo de afectación específica, para la asistencia de fabricantes y proveedores; y la creación de la Agencia Nacional del Hidrógeno (ANHIDRO), como organismo descentralizado bajo la órbita de la Secretaría de Industria y Desarrollo Productivo del Ministerio de Economía, con la responsabilidad primaria de asesorar en materia técnica y regulatoria a la autoridad de aplicación.

Al igual que con el litio,
Al igual que con el litio,

Al igual que con el litio, el Gobierno busca implementar nuevas regulaciones y beneficios en la producción de hidrocarburos.

En paralelo, una ley para incentivar el GNL

Con beneficios fiscales similares a los planteados en el proyecto de hidrógeno, el Ejecutivo envió al mismo tiempo una iniciativa que declara de "interés público nacional y como objetivo prioritario" la licuefacción de gas natural con destino a la exportación de gas natural licuado (GNL), el cual "se presenta como un combustible intermediario de la transición energética a nivel mundial", apuntó en los fundamentos del texto compuesto por 38 artículos.

Desde el Ministerio de Economía se resaltó que el proyecto "es una consecuencia positiva del crecimiento sostenido de la producción de gas natural en nuestro país y la ampliación del horizonte de recursos gasíferos, como resultado del desarrollo de nuevos proyectos en las distintas cuencas productivas y, principalmente, de los altos rendimientos provenientes de la producción no convencional en Vaca Muerta, cuyos recursos estimados alcanzan aproximadamente ochocientos trillones de pies cúbicos de gas".

Ese volumen posiciona a Argentina "entre los países con mayores reservas a nivel mundial, con estimaciones de abastecimiento para más de trescientos años, lo que permitirá no solo satisfacer la demanda doméstica, sino que también generará saldos para ser exportados mediante la cadena de valor de la industria del GNL, entre otros, lo que provocará el consiguiente ingreso de divisas para el país", remarca.