U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,071.70
    -4.87 (-0.12%)
     
  • Dow Jones

    34,429.88
    +34.87 (+0.10%)
     
  • Nasdaq

    11,461.50
    -20.95 (-0.18%)
     
  • Russell 2000

    1,892.84
    +11.16 (+0.59%)
     
  • Petróleo

    80.34
    -0.88 (-1.08%)
     
  • Oro

    1,797.30
    -3.80 (-0.21%)
     
  • Plata

    23.17
    +0.53 (+2.33%)
     
  • dólar/euro

    1.0531
    +0.0002 (+0.02%)
     
  • Bono a 10 años

    3.5060
    -0.0230 (-0.65%)
     
  • dólar/libra

    1.2296
    +0.0040 (+0.33%)
     
  • yen/dólar

    134.2900
    -1.0160 (-0.75%)
     
  • BTC-USD

    17,039.68
    +73.77 (+0.43%)
     
  • CMC Crypto 200

    404.33
    +2.91 (+0.72%)
     
  • FTSE 100

    7,556.23
    -2.26 (-0.03%)
     
  • Nikkei 225

    27,777.90
    -448.18 (-1.59%)
     

Golpeado, un gerente de la empresa atacada por Camioneros aseguró que “va a haber elecciones para reemplazar al delegado que no venía a trabajar”

Golpeado durante el ataque de Camioneros., un gerente de la empresa MIlo aseguró que “va a haber elecciones para reemplazar al delegado que no venía a trabajar”
Golpeado durante el ataque de Camioneros., un gerente de la empresa MIlo aseguró que “va a haber elecciones para reemplazar al delegado que no venía a trabajar” - Créditos: @LN+

Tras el ataque que sufrió el personal y el dueño de una empresa de transporte Milo Logística, por parte de miembros del sindicato de Camioneros, esta mañana un ejecutivo de la firma, que también fue agredido, habló con LN+ para explicar que lo que ocurrió se debió a un conflicto con un delegado gremial que “no venía a trabajar”. Mariano, gerente de Logística de la compañía que, por temor, prefirió no dar su apellido, aseguró que la compañía busca resolver el entuerto “con diálogo” y “más democracia” ante las próximas elecciones. Además, responsabilizó del hecho violento al secretario de logística, Oscar Borda, un dirigente que responde a Hugo y Pablo Moyano.

El conflicto, que tuvo como corolario el hecho de violencia ocurrido el 21 de septiembre en la sede de Campichuelo 2709 de Sarandí, en el partido bonaerense de Avellaneda, comenzó luego de que la empresa le pidiera a un delegado de Camioneros que hace siete años se rehúsa a trabajar, pero cobra al igual que sus compañeros, asista a sus labores. Además, indicó que paradójicamente el sindicato lo puso como candidato para las elecciones internas de octubre.

Ese 21 de septiembre, la sede fue vandalizada y seis personas resultaron heridas, entre ellas el dueño de la empresa, Nicolás Milito, y una empleada de seguridad a quien los hombres de Camioneros tiraron al suelo y amedrentaron.

“Uno de los dos delegados de Camioneros que tenemos en la empresa no quería venir a trabajar y nosotros lo invitamos amablemente a que retome sus labores, como no accedió se lo intimó por carta documento y tampoco lo pudimos convencer”, comenzó a relatar a LN+ Mariano, el gerente de logística de la empresa, quien fue golpeado por los gremialistas y presenta hematomas en el rostro.

Mariano explicó que la empresa está sindicalizada y que la intención es seguir comprendida en el gremio de Camioneros, pero que espera que la situación cambie en octubre cuando se den las elecciones de delegados. Además, dijo que los representantes gremiales, por el convenio colectivo de trabajo, el 4089, deben cumplir con la jornada de trabajo, algo que sí cumple uno de los dos delegados ya que asiste a sus labores todos los días.

“El delegado en conflicto empezó con denuncias ante el Ministerio de Trabajo en la delegación Avellaneda y a raíz de esto tuvimos una inspección conjunta entre el Ministerio y el Sindicato”, relató Mariano.

“Como a esta persona se le agotaban las instancias y seguía sin venir a trabajar, sus compañeros juntaron firmas para que esa persona renunciara o viniera a trabajar. Él fue con este reclamo a la rama logística de casa central de Oscar Borda, que fue quien supuestamente el día 21 [de septiembre] iba a venir a corroborar la autenticidad de las firmas que proponían la renuncia del delegado, pero vino acompañado con más personas de las que había en la empresa”, apuntó el gerente.

Borda y el empleado que mantiene el conflicto con la empresa, según testigos, fue quien abordó al dueño de la empresa, quien llegaba en su camioneta cuando el grupo de gremialistas se acercó al lugar. Luego de increparlo, Borda lo golpeó y comenzaron los golpes a los pocos empleados que se encontraban en el lugar.

“La peor parte se la llevó una compañera de la empresa de seguridad, la empujaron y tiraron al piso y la amedrentaron”, aseguró Mariano y agregó: “No tenemos problemas con el gremio en sí, queremos seguir siendo de Camioneros y de hecho va a haber elecciones el 5 de octubre para reemplazar a este delegado que paradójicamente el gremio inscribió como candidato para el día 5 de octubre”.

El gerente explicó que si Borda iba a verificar las firmas ese día, debería haber avisado con tiempo porque primero “nadie en su sano juicio va a pensar que más de 60 personas” se deben encargar de esa tarea, y segundo, no estaban en la sede todas las personas que hicieron el petitorio.

“Nos dedicamos al transporte y la mayoría de la gente está en la calle, trabajando. Si no se nos avisa con tiempo, no podemos disponer de que el personal participe en la verificación”, argumentó.

Por otra parte, dijo que se realizó la debida denuncia y que de ahora en más apuestan a que el conflicto “se solucione con más democracia”. Así, dijo: “Los compañeros están cansados de cómo se dirimen las internas sindicales. Fueron 112 los que firmaron la petición y somos 140 trabajadores. Creemos que la candidatura del delegado en conflicto es una afrenta del sindicato”.

Ante los ataques sufridos, el gerente negó que la empresa quiera irse del país y aseguró que seguramente lo que ocurrirá es que no tome a más personal.

“Milo es una empresa pujante en el sector, siempre apuntamos para adelante. Hace tres años éramos cerca de 90 y ahora somos más de 140 empleados. No hemos cerrado en pandemia, hemos incorporado personal”, explicó. “La familia propietaria vive en el país, son de Avellaneda, y no piensan cerrar. Sí entraremos en stand by y no vamos a seguir incorporando personal a la empresa hasta que no se esclarezca cómo se van a suceder los hechos”, agregó.

Por último, dijo que esperan que el conflicto finalice pronto y por las vías democráticas. “Nosotros somos una empresa sindicalizada, no somos antigremio y creo que en realidad que hay oportunidades con otros actores, que no sean estos, que se pueda ver hacia el futuro porque creemos en el diálogo. Milo es de una familia y acá se trabaja como una familia, ningún miembro de la familia Milito estamos dispuestos a cerrar, sino a bajar el pie del acelerador, estaremos en stand by hasta que todo se esclarezca”, cerró.

La fiscal Solange Cáceres de Avellaneda investiga el hecho y tomó declaración a los heridos. La fiscalía evalúa las medidas de prueba a tomar luego de tratar de identificar a los agresores.