Anuncios

Google y su guerra contra el teletrabajo: insiste en mayor presencialidad en las oficinas

Si bien es una de las empresas que desarrolla las principales herramientas que se utilizan en el trabajo a distancia, Google es también uno de los primeros gigantes tecnológicos de Silicon Valley que se pronunció en contra del teletrabajo y exigió, mediante distintas medidas que incluyeron hasta la reducción de salario, el retorno de los empleados a la presencialidad. 

Si bien desde abril del 2022 los "googlers" se encuentran yendo regularmente a las oficinas "creativas" y con muchos amenities que fueron la disrupción que instaló la empresa en el mercado laboral, a los jefes no les alcanza con la cantidad de trabajo presencial que están realizando los equipos en la sede de Mountain View y sus oficinas satélite.

Según publicó la cadena norteanericana CNBC, la semana pasada se envió un correo a todos los empleados que apunta a incrementar la presencialidad de quienes residen cerca de las oficinas, y se avisó que los pedidos de teletrabajo se considerarán solo en casos excepcionales y con mayores restricciones. 

Google y el teletrabajo

En concreto, el mensaje fue para avisar que Google actualizó su política de trabajo híbrido, que incluye el seguimiento de la asistencia a la oficina con una tarjeta identificativa, la penalización a los trabajadores que se queden en casa y la valoración de la presencialidad en las evaluaciones de desempeño de los empleados.

PUBLICIDAD

Esto significa a la práctica que la mayoría de los empleados deben ir a la oficina correspondiente al menos tres días a la semana. Por el momento, en Estados Unidos la empresa hará un seguimiento periódico de si los empleados respetan la asistencia a la oficina utilizando datos de tarjetas de identificación.

Google controlará la presencialidad en las oficinas y se reflejará en evaluaciones de desempeño
Google controlará la presencialidad en las oficinas y se reflejará en evaluaciones de desempeño

Google controlará la presencialidad en las oficinas y se reflejará en evaluaciones de desempeño

La directora de personal de Google, Fiona Cicconi, informó en un correo electrónico a los empleados esta semana que la empresa quiere recuperar los niveles de asistencia en la oficina, argumentando que "simplemente no hay sustituto para reunirse en persona", aunque "no todo el mundo cree en las conversaciones mágicas de pasillo".

Cicconi considera que "no hay duda de que trabajar juntos en la misma sala marca una diferencia positiva" y como ejemplo pone los últimos lanzamientos de la compañía: "Muchos de los productos que dimos a conocer en I/O y Google Marketing Live el mes pasado fueron concebidos, desarrollados y construidos por equipos que trabajan codo con codo".

Para recuperar la presencialidad, Google empezará a incluir los tres días a la semana en la oficina como parte de sus revisiones de rendimiento, incluso para aquellos que por contrato sean remotos: "Esperamos que consideren cambiar a un horario de trabajo híbrido. En nuestras oficinas es donde estaréis más conectados con la comunidad de Google", señaló Cicconi.

En un sector tan dinámico de trabajo, con plena demanda de talentos y excelentes condiciones laborales, en el que el teletrabajo se está volviendo la regla, queda por verse si Google podrá retener a sus talentos de la mano de estas políticas de trabajo híbrido bajo constante vigilancia, o si terminará por perder a algunos de sus empleados clave.