U.S. markets open in 7 hours 21 minutes
  • F S&P 500

    3,944.75
    -0.25 (-0.01%)
     
  • F Dow Jones

    33,632.00
    -1.00 (-0.00%)
     
  • F Nasdaq

    11,562.25
    -3.75 (-0.03%)
     
  • RTY=F

    1,813.10
    -1.00 (-0.06%)
     
  • Petróleo

    74.22
    -0.03 (-0.04%)
     
  • Oro

    1,784.10
    +1.70 (+0.10%)
     
  • Plata

    22.43
    +0.10 (+0.43%)
     
  • dólar/euro

    1.0459
    -0.0010 (-0.09%)
     
  • Bono a 10 años

    3.5130
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    22.17
    +1.42 (+6.84%)
     
  • GBP/USD

    1.2128
    -0.0005 (-0.04%)
     
  • USD/JPY

    137.5780
    +0.6180 (+0.45%)
     
  • BTC-USD

    16,943.76
    -61.48 (-0.36%)
     
  • CMC Crypto 200

    399.38
    -2.43 (-0.60%)
     
  • FTSE 100

    7,521.39
    -46.15 (-0.61%)
     
  • Nikkei 225

    27,686.40
    -199.47 (-0.72%)
     

La historia detrás de la camiseta en homenaje a la que usó Diego Maradona en el 86 y cuáles son sus llamativas diferencias con la original

Maradona alza la copa del mundo en el estadio Azteca, de México, tras ganarle la final a Alemania Federal por 3 a 2
Maradona alza la copa del mundo en el estadio Azteca, de México, tras ganarle la final a Alemania Federal por 3 a 2

A poco más de 36 años del histórico momento en el que Diego Armando Maradona levantó la Copa del Mundo en el estadio Azteca, la marca de indumentaria que vistió a aquel seleccionado argentino presentó una camiseta en homenaje a aquella gesta y al gran ídolo. Más allá de la nostalgia que genera este lanzamiento exclusivo de 1000 estuches de edición limitada, que incluye la camiseta albiceleste con el número 10 en su dorsal, la cinta azul con la C de capitán, y una ilustración especialmente creada y certificada por el artista Sebastian Domenech, la réplica difiere de la original.

Ocurre que está inspirada en aquella emblemática casaca, y el impacto visual es fuerte. Tal como se informa, “la camiseta viste los bastones celeste y blanco, con la misma medida de grosor que llevaban los de la época. Confeccionada en poliéster más elastano, brindando confort, suavidad, y mejora en proporción de movimientos”.

La original que usó Maradona en México 1986 y la reedición que sacó Le Coq
La original que usó Maradona en México 1986 y la reedición que sacó Le Coq

Sin embargo, hay tres grandes diferencias. La primera es que el logo de la marca (Le Coq Sportif) es diferente. Como ocurre con tantos otros, su logo cambió con el paso de los años. La segunda es que por una cuestión comercial con la AFA, el escudo no solo no es el que usará la selección en Qatar, sino que tampoco se asemeja al utilizado por los campeones del mundo en suelo mexicano.

Por último, y lo más llamativo, es que la camiseta tampoco cuenta con la tecnología Air-Tech, aquella acordada entonces con Le Coq, a pedido de Carlos Bilardo, para que el diseño fuera lo más liviano posible, a los efectos de que a los futbolistas no les “pesara” la casaca a medida de que el sudor iba siendo absorbido por la prenda. Los clásicos agujeritos que caracterizaron a aquella remera no aparecen esta reedición de colección, cuyo precio sugerido es de $32.999.

Según explica un comunicado de la marca, esta propuesta es la primera de varias que irán lanzando a la venta bajo la colección “Coronados de gloria”. A esta acción inicial le seguirán otras en las que aparecerán distintas camisetas que también formaron parte de todo aquel exitoso ciclo, ya sea en la antesala o durante el propio desarrollo del campeonato mundial; habrá algunas reediciones inéditas, y además se sumarán otros artículos de perfil más lifestyle.

El detalle del contenido que Le Coq Sportif sacó a la venta en homenaje a Maradona
El detalle del contenido que Le Coq Sportif sacó a la venta en homenaje a Maradona

Manto sagrado

Fue el momento sublime que terminó de coronar al rey del fútbol argentino de todos los tiempos. La final de México 86 significó para Diego Maradona la consumación de un sueño que se había truncado en España 82 y que había ido edificando en suelo azteca con los goles a Inglaterra en cuartos de final y a Bélgica en las semifinales. El partido decisivo con Alemania y la consagratoria victoria por 3 a 2 le otorgó a nuestro país la segunda Copa del Mundo, pero además sirvió para que el planeta se rindiera a los pies del número 10 argentino.

Treinta y seis años más tarde, la casaca albiceleste que usó Maradona y que en el entretiempo del partido intercambió con el alemán Lothar Matthäus volverá a nuestro país gracias al gesto del mediocampista germano. “Esta reliquia tan importante va a tener un lugar perfecto en este museo. Diego Maradona no fue solo una leyenda muy grande del fútbol, creció una amistad entre nosotros. Era único, no cabe duda, en todo el mundo es reconocido Diego como leyenda y por eso me llena de orgullo estar aquí hoy”, dijo Matthäus, que le entregó la camiseta al coleccionista argentino Marcelo Ordás, en una ceremonia realizada en Madrid, donde el anfitrión fue el embajador de nuestro país en España, Ricardo Alfonsín.

“Siempre fue un gran honor jugar contra él porque, sencillamente, era el mejor; no solo como jugador, también como ser humano fue una persona muy importante para mí. Es una pena que no esté aquí hoy, pero Diego va a estar siempre presente en nuestros corazones y ahora también en el museo”, afirmó Matthäus, de 61 años, que cultivó una muy buena amistad con Maradona, con quien no solo fueron rivales a nivel de selecciones (también se enfrentaron en la final de Italia 90, donde se impuso Alemania), sino también en la liga italiana, donde el argentino vestía la camiseta de Napoli y el germano, la de Inter.

“La camiseta va a volver a casa en un mes, cuando regrese a la Argentina”, avisó Ordás, y continuó: “Tenemos que tomar dimensión de lo que significa la recuperación de estos patrimonios culturales, nacionales... Es imposible cuando hablamos de Argentina no hablar de Diego Maradona. En Londres me preguntaban sorprendidos por qué amamos tanto a Maradona. Y yo digo que para nuestro país, la patria es la niñez, y la niñez es Maradona”.

Marcelo Ordás frente a la camiseta de Maradona
Marcelo Ordás frente a la camiseta de Maradona

El hombre que no pudo con la de “la mano de Dios”

Marcelo Ordás, dueño de la empresa Legends, es uno de los coleccionistas de fútbol más importantes del mundo. Fue noticia hace algunos meses cuando intentó comprar otra camiseta emblemática de Diego Maradona: la que intercambió con el futbolista Steve Hodge al final del legendario Argentina-Inglaterra de México 86. En medio de una subasta envuelta en polémicas, ya que la familia del astro argentino siempre negó que esa casaca fuera la que Maradona utilizó para anotar los dos emblemáticos goles con que la selección ganó el partido.

Sin embargo, a Ordás no le alcanzó. Al final de la subasta, la casa Sotheby’s anunció que la oferta ganadora fue de 7.142.500 libras esterlinas, el equivalente aproximado a 9.200.000 dólares. Y habría quedado en manos de un grupo de Abu Dhabi, cercano a la gente que maneja el Manchester City. Entre lágrimas, el coleccionista contó que hizo todo lo que pudo: “Esta armadura, esta reliquia era para ser llevada a casa y que todos los amantes del fútbol mundial la puedan apreciar. Y era la punta de lanza para que hubiera un acervo cultural de la selección argentina más importante de la historia. Pido disculpas, hicimos todo lo que estuvo a nuestro alcance”. El coleccionista les agradeció a las personas que apoyaron esta iniciativa, como el futbolista de Barcelona Gerard Piqué y el presidente de la AFA, Claudio Chiqui Tapia.

Marcelo Ordás es un reputado coleccionista. En 2018, por ejemplo, fue hasta el Vaticano donde le entregó en mano al papa Francisco -reconocido fanático de San Lorenzo- la camiseta que utilizó su ídolo René Pontoni, cuando el equipo de Boedo ganó el campeonato de 1946.

Ordás tiene piezas de colección como la casaca que usó el Tata Brown en la final contra Alemania de 1986 -aquella que rompió para poder meter el dedo y jugar sin dolor por la lesión que había sufrido en el hombro- y también la de Claudio Caniggia con la que le anotó el gol a Brasil, en los cuartos de final del Mundial Italia 90. Sobre esta última, Ordás contó que tenía 17 años y pudo acceder al vestuario tras ese partido. Allí se fundió en un abrazo con el delantero, que le obsequió la camiseta. En ese instante le surgió la idea de comenzar su colección.