U.S. Markets closed

Todo lo que deberías saber sobre la situación de Huawei

Milenka Peña

En lo que parece una montaña rusa para Huawei y su lucha por mantener su negocio a flote ante las prohibiciones por parte del gobierno de los Estados Unidos, y desacuerdos con varios gigantes de la tecnología, la situación continúa cambiando cada día, con nueva información en constante desarrollo. Esto es lo que deberías saber.

No más apps de Facebook, Instagram o Whatsapp

64330 autosave v1 2 facebook boosts mobile app with bigger photos in your news feed 33d810072a


El último golpe para el gigante tecnológico chino llega por parte de Facebook Inc., pues la compañía ya no permitirá la preinstalación de sus aplicaciones en los nuevos teléfonos de Huawei. Eso significa que estos dispositivos ya no podrán tener las apps de Instagram, WhatsApp o Facebook, las redes sociales més populares a nivel global, como parte de las opciones predeterminadas en sus teléfonos. Sin embargo, los dueños de teléfonos Huawei todavía podrán descargar y actualizar dichas aplicaciones.

Es común que proveedores de teléfonos inteligentes lleguen a acuerdos para preinstalar aplicaciones populares en sus dispositivos. Según informa Reuters, por ahora la app de Twitter todavía llega de fábrica preinstalada en los teléfonos Huawei en muchos mercados, pero no se conoce si también decidirá retirarse, y hasta el momento Twitter Inc. no quiso hacer comentarios.

Huawei retorna a la alianza Wi-Fi y la Asociación SD

Tanto la Wi-Fi Alliance como la SD Association examinaron su relación con Huawei, para garantizar el cumplimiento de la prohibición de la lista negra de entidades poco después de que se anunciara, lo que resultó en una suspensión temporal de las actividades.

El 29 de mayo, un portavoz de Huawei confirmó a Digital Trends que su membresía de Wi-Fi Alliance ha sido restablecida. La compañía no ha emitido una declaración oficial sobre el tema hasta el momento, pero se espera una en un futuro próximo, y actualizaremos esta nota con más detalles sobre esta historia en desarrollo.

En última instancia, eso significa que Huawei está autorizado para continuar utilizando la tecnología clave de Wi-Fi en sus dispositivos actuales y futuros. Sigue una acción similar de la Asociación SD, que es responsable de la tecnología de tarjetas de memoria que se usan en los teléfonos inteligentes de Huawei y otros dispositivos móviles. La membresía de Huawei también fue restablecida el 29 de mayo.

El inicio del proceso

huawei android google trump logo

El Departamento de Comercio de los Estados Unidos agregó a Huawei a su “lista negra” de entidades, prohibiendo a la compañía adquirir partes y componentes de compañías de Estados Unidos sin la aprobación del gobierno federal, que presentó cargos penales contra el gigante de las telecomunicaciones chino en enero. Los funcionarios dijeron a Reuters que la decisión dificultará, o incluso hará imposible que Huawei venda algunos productos, debido a su dependencia de los proveedores norteamericanos

A pocos días de ser incluida la lista negra comercial, Huawei perdió el acceso a las actualizaciones del sistema operativo Android y todas las aplicaciones de Google, como el navegador Chrome o el correo electrónico Gmail. Así lo informó, citando “una fuente cercana al asunto” la agencia británica Reuters, en una medida que implicaría la ausencia de todo hardware y software del gigante tecnológico estadounidense en las próximas versiones de los dispositivos de la marca china.

Mientras Google analizaba qué productos y servicios prohibirá, los abogados de la empresa asiática estudiaban qué pasos seguir tras el veto establecido por el Departamento de Comercio. Reuters detalló que Huawei conservará la actual versión de Android “disponible a través de licencias de código abierto”, pero ya no tendrá la colaboración ni el respaldo técnico por parte de Google.

Se trataría del primer efecto tangible de la orden ejecutiva firmada el miércoles último por el presidente Donald Trump, en la que prohíbe a las empresas estadounidenses adquirir tecnología de 70 compañías extranjeras, debido al riesgo de que estas incluyan métodos de espionaje, y un nuevo capítulo de la guerra comercial que protagonizan ambas potencias.

Una investigación de Bloomberg estableció a fines de 2018 que China había conseguido integrar un chip en las placas madre de los servidores fabricados por la firma Supermicro, con la que creó una puerta trasera para acceder a información confidencial de 30 empresas, entre ellas Apple y Amazon.

Junto con insistir en su inocencia, la gigante asiática aseguró que “la decisión de Estados Unidos les obligará a emplear equipos inferiores y costosos, quedándose atrás en el desarrollo de la tecnología 5G”.

“Restringir la actividad de Huawei en Estados Unidos dañará como última consecuencia a las empresas y consumidores estadounidenses”, sentenció la compañía.

El fundador de Huawei Technologies, Ren Zhengfei, aseveró que “no hemos hecho nada que infrinja la ley”, al tiempo que desdramatizó los efectos del veto. “Nos hemos estado preparando para esto durante muchos años”, complementó el también director ejecutivo.

Huawei no se echa para atrás

Por su parte, Huawei está tratando de demostrar que estas medidas no afectarán sus operaciones. Un feed de Twitter de la compañía llamado Huawei Facts citó un artículo publicado en Asia Times asegurando que las prohibiciones no demorarán a Huawei, y que, de hecho, sus operaciones están “a todo vapor”

En adición, declaraciones de Honor, la empresa hermana de Huawei, comunicaron a Digital Trends el lunes temprano por la mañana que han realizado “contribuciones sustanciales” a Android que han beneficiado a todos los usuarios, asegurando que continuarán brindando actualizaciones de seguridad y servicios de postventa a todos los productos de teléfonos inteligentes y tabletas Huawei y Honor existentes, cubriendo aquellos que se han vendido y que todavía están en stock a nivel mundial.

Huawei asegura que continuará brindando actualizaciones de seguridad y servicios de postventa a todos los productos de teléfonos inteligentes y tabletas Huawei y Honor existentes, cubriendo aquellos que se han vendido y que todavía están en stock a nivel global. “Continuaremos construyendo un ecosistema de software seguro y sostenible para proporcionar la mejor experiencia para todos los usuarios a nivel mundial”, dijo la compañía en su comunicado.

Si bien Huawei crea sus propios procesadores para sus teléfonos inteligentes, la compañía aún requiere hardware de otros fabricantes. Sin embargo, Huawei ha estado acumulando chips antes de tal resultado, y según Bloomberg, la compañía había acumulado una reserva de tres meses antes de la prohibición.

Huawei ha estado trabajando en un sistema operativo móvil alternativo, según un informe del South China Morning Post del año pasado, ya que existía la preocupación de que la compañía perdería su licencia de Android de Google. El plan fue denominado “el peor de los casos”, pero parece que Huawei podría no tener más remedio que proceder en un futuro cercano.

El gobierno de los Estados Unidos se ha comprometido previamente con acciones similares contra otras compañías chinas, especialmente en la prohibición de ZTE el año pasado. Esa prohibición finalmente fue eliminada, lo que debería darle alguna esperanza a los fanáticos de Huawei, pero no es una garantía de que esta situación se resuelva de la misma manera.

Google responde

Ante la controversia surgida después de conocer que los dispositivos de Huawei se quedarán sin Android ni Google, el popular buscador aseguró que están cumpliendo con la norma y analizando las implicaciones para los usuarios de sus servicios, diciendo que “Google Play y las medidas de seguridad de Google Play Protect continuarán funcionando en los dispositivos Huawei existentes”.

Sin embargo, siguen habiendo muchas dudas sobre cómo afectará todo esto realmente a los usuario y clientes de Huawei.

Otros fabricantes se unen a Google

Después de conocer lo de Google, Bloomberg también informa de que otros fabricantes podrían unirse a esta situación. En concreto, la publicación está hablando de Intel, Qualcomm y Broadcom, tres de los principales proveedores de chips del mundo. Pero, ¿esto qué significa? Pues que, al parecer, también estas compañías estarían cortando o cambiando su relación con Huawei y con efecto inmediato. 

Por ello, según apunta Bloomberg, Huawei se estaría preparando para una situación como ésta buscando otras alternativas a sistemas como el de Android, de Google, y el de Windows, de Microsoft. Pero no sabemos realmente cuál será la solución que se tome en último lugar y en qué medida afectará a la propia compañía y a los propietarios de dispositivos de la firma. 

*Artículo actualizado el 29 de mayo de 2019 por Milenka Peña.