U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,026.12
    -1.14 (-0.03%)
     
  • Dow Jones

    34,347.03
    +152.93 (+0.45%)
     
  • Nasdaq

    11,226.36
    -58.94 (-0.52%)
     
  • Russell 2000

    1,869.19
    +5.67 (+0.30%)
     
  • Petróleo

    76.55
    -1.39 (-1.78%)
     
  • Oro

    1,755.00
    +9.40 (+0.54%)
     
  • Plata

    21.48
    +0.11 (+0.53%)
     
  • dólar/euro

    1.0392
    -0.0021 (-0.20%)
     
  • Bono a 10 años

    3.6910
    -0.0150 (-0.40%)
     
  • dólar/libra

    1.2072
    -0.0042 (-0.34%)
     
  • yen/dólar

    139.2700
    +0.6800 (+0.49%)
     
  • BTC-USD

    16,552.84
    +62.10 (+0.38%)
     
  • CMC Crypto 200

    386.97
    +4.32 (+1.13%)
     
  • FTSE 100

    7,486.67
    +20.07 (+0.27%)
     
  • Nikkei 225

    28,283.03
    -100.07 (-0.35%)
     

Una huelga nacional altera el sector energético francés

Trabajadores del sindicato francés CGT caminan por el Paseo de los Ingleses durante una manifestación en el marco de una jornada de huelga y protestas a nivel nacional para presionar por medidas gubernamentales que aborden la inflación, los derechos de los trabajadores y las reformas de las pensiones, en Niza, Francia

PARÍS, 29 sep (Reuters) - La huelga nacional convocada el jueves en Francia por varios sindicatos de izquierda que exigen mejoras salariales provocó trastornos en el sector energético, ya que los trabajadores de la industria nuclear se sumaron al paro.

La huelga de 24 horas del sindicato de la electricidad FNME redujo la capacidad de la red eléctrica francesa, en un momento en el que Francia ya se enfrenta a un número récord de paradas de los reactores nucleares.

La huelga había reducido la generación de energía nuclear en 3,3 gigavatios (GW) a las 0720 GMT, según datos del grupo energético EDF.

La producción hidroeléctrica se redujo en 610 megavatios (MW).

La huelga, que se espera que también cause algunas interrupciones en las escuelas y el transporte, se considera una prueba de la capacidad de los sindicatos para movilizar el apoyo y un barómetro del potencial malestar social, mientras el presidente francés, Emmanuel Macron, impulsa los planes para reformar el sistema de pensiones del país, con su Gobierno redactando la legislación para Navidad.

"Para nosotros esto es un punto de partida, el inicio de un movimiento", dijo Philippe Martínez, líder del sindicato CGT que encabezó las protestas del jueves, a la cadena de televisión France 2.

El sindicato CFDT, más moderado, ha rechazado la convocatoria de huelga, pero su líder, Laurent Berger, ha prometido protestas en las calles este mismo año si el Gobierno va demasiado lejos y demasiado rápido en las reformas de las pensiones.

La crisis del coste de la vida en Europa está presionando al alza la inflación salarial, ya que las empresas privadas y públicas se enfrentan a las demandas de los trabajadores para amortiguar el impacto de la subida de precios.

"Hay que aumentar los salarios porque hay un problema de poder adquisitivo en el país", dijo Martínez de la CGT a la televisión BFM.

La CGT, cuyos miembros incluyen los sectores del transporte y la energía, apoya el aumento del salario mínimo a 2.000 euros (1.947,80 dólares) al mes, una semana de 32 horas y la jubilación a los 60 años. Martínez hizo un llamamiento a los demás sindicatos para que apoyen la huelga.

"Si queremos ganar, todos los sindicatos deben estar juntos", añadió.

Esta semana, los trabajadores de la CGT en huelga han obligado a cerrar la refinería de TotalEnergies Gonfreville y han interrumpido las entregas en otras.

En las escuelas primarias francesas, el sindicato SNUipp-FSU prevé el cierre de una de cada diez en París.

Según las previsiones de participación en la huelga, los trastornos en los servicios de trenes de cercanías de la capital y en el funcionamiento del metro no deberían ser graves. Se espera que una media de dos de cada tres autobuses funcione en París.

(1 dólar estadounidense = 1,0268 euros)

(Reporte de Caroline Pailliez y Dominique Vidalon; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)