U.S. markets closed
  • F S&P 500

    4,088.25
    +7.00 (+0.17%)
     
  • F Dow Jones

    34,600.00
    +1.00 (+0.00%)
     
  • F Nasdaq

    12,062.75
    +20.50 (+0.17%)
     
  • RTY=F

    1,893.90
    +6.40 (+0.34%)
     
  • Petróleo

    80.34
    -0.21 (-0.26%)
     
  • Oro

    1,790.20
    +30.30 (+1.72%)
     
  • Plata

    22.48
    +0.70 (+3.21%)
     
  • dólar/euro

    1.0445
    +0.0037 (+0.36%)
     
  • Bono a 10 años

    3.7030
    -0.0450 (-1.20%)
     
  • Volatilidad

    20.58
    -1.31 (-5.98%)
     
  • dólar/libra

    1.2103
    +0.0041 (+0.34%)
     
  • yen/dólar

    136.6530
    -1.4270 (-1.03%)
     
  • BTC-USD

    17,159.54
    +292.01 (+1.73%)
     
  • CMC Crypto 200

    406.83
    +6.13 (+1.53%)
     
  • FTSE 100

    7,573.05
    +61.05 (+0.81%)
     
  • Nikkei 225

    28,277.21
    +308.22 (+1.10%)
     

Ian deja de ser huracán y se convierte en ciclón post-tropical tras llegar a Carolina del Sur

AP - Grace Beahm Alford

Tras su paso por Florida, en el que causó graves destrozos materiales y varios fallecidos, Ian impactó en Carolina del Sur como huracán de categoría 1, aunque a las horas se convirtió en una tormenta post-tropical tras perder fuerza. La ciudad de Charleston es ahora una de las más afectadas por las inundaciones. El presidente Joe Biden aprobó una declaración de emergencia para el estado de Carolina del Sur este viernes.

Tras tocar tierra en Carolina del Sur como un huracán de categoría 1, Ian se degradó a una tormenta post-tropical tras perder fuerza al adentrarse en el continente norteamericano.

Su paso cerca de Carolina del Sur causó inundaciones y poderosas ráfagas de viento azotaron la ciudad de Charleston, dejando sus calles casi vacías ante el temor desatado tras los destrozos generados en Florida y Cuba. Los meteorólogos pronosticaron desde primera hora lluvia de hasta 20 centímetros y una marea alta.

La tormenta toma ahora dirección hacia Carolina del Norte y Virginia, donde se espera que llegue con bastante potencia. Las previsiones meteorológicas no auguran el final del frente hasta este sábado.

El Centro Nacional de Huracanes también alertó sobre una "marejada ciclónica potencialmente mortal".

“El huracán Ian se está acelerando hacia la costa de las Carolinas. El peligro de una marejada ciclónica potencialmente mortal dentro de las áreas de advertencia de marejada ciclónica llegará pronto”, escribió el NHC en su cuenta de Twitter cuando la tormenta todavía era huracán.

Más temprano, en Charleston las autoridades pidieron a los ciudadanos que salieran de las carreteras y se cerró el aeropuerto internacional de esa ciudad.

La vocera del condado de Charleston, Kelsey Barlow, aseguró que es “demasiado tarde para que la gente venga a los refugios. La tormenta está aquí. Todos deben refugiarse, mantenerse alejados de las carreteras”. La funcionaria añadió que se espera una marejada ciclónica de más de siete pies, además de la marea alta del mediodía que podría traer otros seis pies de agua, causando inundaciones masivas.

Pero Charleston no es la única ciudad en las que se han encendido las alarmas. La advertencia de huracán se extendió desde el río Savannah hasta Cape Fear, con probables inundaciones en las Carolinas y el suroeste de Virginia.

Los meteorólogos aseguran que la tormenta está en camino de golpear más tarde a Carolina del Norte, por lo que el gobernador Roy Cooper instó a los residentes a prepararse para lluvias torrenciales, fuertes vientos y posibles cortes de energía.

Charleston, en alto peligro de inundación

Antes de la llegada del ojo del huracán, Charleston ya presentaba fuertes lluvias. Usuarios en redes sociales mostraban videos de calles totalmente inundadas y carros cubiertos por la lluvia.

Según un estudio de 2020 citado por AP, Charleston está “particularmente en peligro”, el 90% de las propiedades residenciales eran “vulnerables a inundaciones por marejadas ciclónicas”.

Destrucción, muertes y desaparecidos: el epílogo de Ian en Florida

Ian golpeó especialmente fuerte al estado de Florida. Allí tocó tierra el jueves en la tarde un huracán de categoría cuatro.

El presidente Joe Biden aseguró este viernes que la destrucción en Florida por el huracán Ian probablemente sea una de las peores en la historia de Estados Unidos.

“Recién estamos comenzando a ver la escala de esa destrucción. Es probable que se encuentre entre las peores en la historia de la nación”, sentenció el mandatario. También prometió que ayudará a la reconstrucción de Florida.

Las autoridades han confirmado la muerte de al menos nueve personas en Estados Unidos, pero han asegurado que la cifra podría aumentar rápidamente a medida en que los organismos de socorro continúen con las labores de búsqueda. Florida por su parte constató la muerte de una persona.

Además, según anunció Kevin Guthrie, director de la División de Manejo de Emergencias de Florida, al menos 21 personas fallecieron en el estado, pero aseguró que algunos de estos reportes siguen siendo procesados por los médicos forenses locales que determinarán si las muertes están relacionadas o no con el desastre y por lo tanto siguen sin confirmarse.

El huracán también dejó grandes pérdidas materiales, demolió casas y negocios, arrancó casas de sus losas y demolió negocios frente al mar. El jueves, dos millones de personas se quedaron sin electricidad.

Entretanto, los equipos de rescate siguen avanzando en el rescate y búsqueda de personas. Se calcula que unas 10.000 personas están desaparecidas. Pero muchas de ellas probablemente estaban en refugios o sin electricidad, aseguró Guthrie, que agregó que esperaba que el número se redujera "orgánicamente" en los próximos días.

Por su parte, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, dio detalles sobre las labores de los socorristas. Según el funcionario ya han visitado 3.000 hogares en las áreas más afectadas.

"La respuesta fue muy, muy rápida" señaló. Y agregó: "Creo que esa respuesta marcó la diferencia".

Fort Myers, una de las áreas más afectadas tras Ian

Fort Myers quedó desolada tras el paso del huracán. Árboles caídos, muelles rotos, negocios arrasados y casas destruidas marcan el panorama.

Uno de sus habitantes, William Goodison, relató para AP cómo vivió el huracán.

“No sé cómo alguien pudo haber sobrevivido allí”, asegura observando los escombros de un parque de casas móviles en Fort Myers Beach. Vivió allí durante 11 años.

Su casa, como la de al menos 60 personas en ese sector, quedó totalmente destruída.

Los equipos de emergencia continúan buscando personas en esa ciudad, quitando árboles y escombros. Muchas personas no pudieron pedir ayuda debido a los cortes de electricidad.

Con Reuters y AP