U.S. markets open in 9 hours 1 minute
  • F S&P 500

    3,931.25
    -5.50 (-0.14%)
     
  • F Dow Jones

    33,596.00
    -29.00 (-0.09%)
     
  • F Nasdaq

    11,484.50
    -25.00 (-0.22%)
     
  • RTY=F

    1,806.00
    -2.00 (-0.11%)
     
  • Petróleo

    72.66
    +0.65 (+0.90%)
     
  • Oro

    1,794.50
    -3.50 (-0.19%)
     
  • Plata

    22.78
    -0.14 (-0.62%)
     
  • dólar/euro

    1.0499
    -0.0015 (-0.15%)
     
  • Bono a 10 años

    3.4080
    -3.5130 (-100.00%)
     
  • Volatilidad

    22.68
    -22.17 (-100.00%)
     
  • dólar/libra

    1.2182
    -0.0023 (-0.19%)
     
  • yen/dólar

    137.0840
    +0.5600 (+0.41%)
     
  • BTC-USD

    16,828.69
    -199.85 (-1.17%)
     
  • CMC Crypto 200

    394.76
    -7.28 (-1.81%)
     
  • FTSE 100

    7,489.19
    -32.20 (-0.43%)
     
  • Nikkei 225

    27,549.33
    -137.07 (-0.50%)
     

El huracán Ian podría dejar tanta lluvia como la que caería durante todo el verano

El huracán Ian puede dejar caer tanta lluvia en Florida Central como durante un mes típico de verano, advierte el Centro Nacional de Huracanes (CNH).

Pero el centro también cubrió su predicción: los aguaceros locales pueden ser mayores de lo esperado.

Anticipándose a un diluvio, la ciudad de Orlando dijo el lunes que drenaría hasta un pie de agua los lagos Ivanhoe, Concord, Adair, Lurna, Greenwood, Davis, Spring, Cherokee, Rabama, Eola y Lancaster.

La portavoz de la ciudad, Ashley Papagni, dijo que los niveles más bajos deberían tomar hasta dos días.

El Servicio Meteorológico Nacional pronostica que las posibilidades de lluvia aumentarán entre un 70% y un 80% al amanecer del martes y permanecerán en ese rango hasta el anochecer del jueves, cuando esas posibilidades comenzarían a disminuir.

El Distrito de Administración del Agua del Río St. Johns, una agencia estatal que monitorea y manipula las aguas en gran parte de Florida Central, informó que sus represas y controles de inundaciones en los tramos superiores del río St. Johns al sur de Orlando tienen capacidad suficiente para contener el pronóstico de precipitación de Ian.

Los pronósticos del distrito de St. Johns pronostican alrededor de 6 pulgadas de lluvia en los condados de Orange y Osceola, 8 pulgadas en el interior del condado de Volusia y en el sur del condado de Brevard, 10 pulgadas en el condado de Marion, más de 11 pulgadas en la costa del condado de Flagler y casi 10 pulgadas en el área de Gainesville.

Pero el distrito de agua también advirtió que no tiene medios para regular zanjas, canales, ríos y escorrentías en gran parte del área de Orlando. Los dueños de propiedades deben lidiar ahora con las lluvias esperadas sacando los escombros de los desagües pluviales y zanjas e informando a los gobiernos locales sobre las zanjas obstruidas, dijo la agencia.

Jeff Charles, gerente de proyectos de la división de aguas pluviales del Condado de Orange, dijo que los equipos han estado inspeccionando 95 millas de canales, 74 pozos que drenan el exceso de agua en acuíferos subterráneos y estaciones de bombeo.

“Nos estamos preparando todo el año para ser honesto contigo”, dijo Charles. “Durante todo el año, en realidad estamos haciendo mantenimiento, por lo que estamos listos para las tormentas, tan listos como podemos”, comentó.

El gobierno del condado de Seminole comenzó a distribuir bolsas de arena la semana pasada, no solo por los aguaceros que se espera deje Ian, sino también por las fuertes lluvias recientes que afectaron los sistemas de drenaje.

La ciudad de Orlando también recordó a los residentes que tengan cuidado con los cortes de energía y sus impactos en el manejo de las aguas residuales, incluidas las bombas eléctricas o las estaciones de “elevación” que obligan a las aguas residuales a través de tuberías a las plantas de tratamiento.

“Si un residente se queda sin energía, debe asumir que existe la posibilidad de que la estación de bombeo que da servicio a su residencia también se haya quedado sin energía”, dijo Papagni.

Orlando y otros gobiernos locales generalmente instan a los residentes a limitar las descargas de agua y las duchas hasta que vuelva la electricidad o hasta que sepan que su sistema de alcantarillado aún funciona.

Los gobiernos locales rutinariamente equipan muchas pero no todas las estaciones de bombeo con generadores de emergencia.

El huracán Irma en 2017 provocó cortes de energía e inundaciones en gran parte de la península de Florida. Los sistemas de alcantarillado se vieron desbordados por la pérdida de energía y por las aguas pluviales que invadieron las alcantarillas y las tuberías de alcantarillado, lo que dificulta aún más el manejo de los flujos de aguas residuales.

El Distrito de Administración del Agua del Sur de Florida, responsable de las aguas que se extienden desde el sur de Orlando, a través del condado de Osceola y hasta el área de Miami, advierte que la lluvia en el condado de Osceola podría causar la inundación del río Kissimmee.

Pero el director ejecutivo del distrito, Drew Bartlett, dijo que el personal está preparado para responder a Ian.

“Todos estamos listos para esta tormenta, todos nos estamos preparando para ella”, dijo Bartlett. “Eso es desde científicos hasta operadores de salas de control para permitir que la gente de cumplimiento vaya a los centros de operaciones de campo. Todos nos estamos uniendo para asegurarnos de que podemos manejar esta tormenta”.

Esta historia fue publicada en el Orlando Sentinel por el reportero Kevin Spear. Fue traducida por el periodista José Javier Pérez.